Últimas noticias

13:17

EL HERALDO conversó con vecinos de la alma mater de los...

Ernesto Araújo.
13:16

En el encuentro se discuten alternativas para la crisis...

Lenín Moreno.
12:01

Lenín Moreno señaló, a través...

Carro recolectando agua.
11:53

La Guajira, es el departamento en donde más se está...

El joven estaba desaparecido desde el 12 de enero.
11:45

Policía Judicial cree que pudo sufrir algún tipo de tortura...

11:36

El crecimiento de la carga fue de 18,1% frente al 2017.

Niñas dando mensajes de apoyo por el niño atrapado.
11:30

El menor se encuetra dentro del hueco desde el pasado...

11:30

Ocho personas fueron trasladadas al Hospital El Tunal; tres...

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda.
11:13

 El Estado está contemplando la transacción ...

11:10

Así lo informó el ente acusador a trav...

El titulo es:Las estrellas fugaces que deja el fútbol

Las estrellas fugaces que deja el fútbol

Futbolistas que no aprovecharon el talento innato que la vida les dio y terminaron en el baúl del olvido Montaño y Pino, dos casos recordados.

Archivo
Archivo
Juan Pablo Pino llegó con 19 años al AS Mónaco, pero su aventura no fue como lo soñó. El cartagenero, ya con 31 años de edad, se encuentra en el Cúcuta Deportivo. Archivo
Por: William González Badillo @wigoSports

Futbolistas que no aprovecharon el talento innato que la vida les dio y terminaron en el baúl del olvido Montaño y Pino, dos casos recordados.

No siempre el talento es la llave segura al éxito. Las cualidades innatas que brinda la vida hay que pulirlas y desarrollarlas, no solo en lo físico, también en lo mental. Ejemplos de jugadores colombianos talentosos que se quedaron en promesas hay por doquier, pero los que más lamento producen son aquellos que estaban llamados a ser estrellas mundiales y, por malas decisiones, desviaron su camino para terminar refundidos en el olvido.

Dos casos del pasado, Johnnier Montaño y Juan Pablo Pino. Uno del presente —aún con tiempo de reconducir su camino—, Marlos Moreno. Los tres salieron muy rápido del ‘cascarón’ para deslumbrar al mundo, pero por diferentes motivos ninguno, a pesar de sus grandes cualidades, terminó marcando diferencia en el plano internacional.

Montaño se refugió, desde hace años, en el fútbol peruano, donde aún sigue dando ‘lidia’ (en la Academia Cantolao), luego de su paso fugaz por el Parma, donde llegó procedente del América de Cali. A los 16 años, debutó con gol en la Selección Colombia, en una Copa América. El volante vallecaucano estaba destinado a ser la nueva joya del fútbol colombiano, despertando el interés de los grandes clubes del mundo, pero así como la espuma, su fama se desvaneció de un momento a otro. El licor y la rumba acabaron con la carrera de uno de los jugadores con mayor proyección en la historia del fútbol de nuestro país.

Marlos Moreno cuando fue presentado por el City.
Marlos Moreno cuando fue presentado por el City.

Un caso parecido vivió Juan Pablo Pino. A los 19 años, tras un Sudamericano de ensueño en el que deslumbró al mundo, el cartagenero cambió las montañas de Medellín por el Principado de Mónaco. Pero el cuento de hadas duró muy poco. Los desórdenes constantes en su vida también le jugaron en contra. Desaprovechó el inmenso talento que tenía y la oportunidad deportiva de su vida. A partir de ahí, se convirtió en un nómada del fútbol, pasando por Francia, Bélgica, Turquía, Arabia Saudita, Grecia, Perú e Indonesia, pero sin engranar en ningún lado. Hoy lanza sus restos futbolísticos en el Cúcuta Deportivo, club en el que se encuentra haciendo la pretemporada de cara al primer semestre de 2019.

El caso Marlos Moreno es un poco diferente hasta ahora. Al delantero antioqueño no se le conocen excesos en su vida privada, pero al igual que Montaño y Pino, su talento no ha terminado de explotar. En 10 meses la vida le sonrió con el título de Liga y el de la Copa Libertadores con Atlético Nacional. Fue vendido al Manchester City y a partir de ahí acumula tres años de frustraciones. ¿Qué le pasó? Aún no se sabe. Lo último que se conoció de él fue su salida del Flamengo, otro club en el que fracasó, como también lo hizo en el Deportivo La Coruña y el Girona.

La causa

Hoy que en día, que ha surgido una joya para el fútbol colombiano como Luis Díaz, que ha recibido varias ofertas de clubes del exterior, entre ellos River Plate de Buenos Aires, los expertos ven positivo que un jugador como estos, con un talento especial y con mucho aún por explotar, haga un último curso intensivo en un país como Argentina, luego de haber triunfado en el plano local, para que no se repita con él la historia de Montaño, Pino y, quizá, Marlos. 

Estos tres casos tienen un punto de inflexión particular, todos dieron el salto muy rápido a Europa. Los especialistas en formación hablan que muchos futbolistas colombianos no terminan su proceso de formación cuando ya son comprados por clubes del Viejo Continente. Ni futbolística ni mentalmente están preparados para un cambio tan drástico y es ahí cuando vienen los problemas.

Agustín Garizábalo, veedor del Deportivo Cali, es un convencido de que nuestros jugadores deben pasar primero por Argentina o Brasil para sí, después de ese escalón, subir a la élite mundial.

“En la prisa por vender al jugador, los muchachos saltan a un fútbol al que todavía no están preparados. En mi opinión es preferible que el jugador pase primero por Argentina o por Brasil, que es un fútbol que se asemeja un poco más al europeo. Esos pelaos se perdieron fue por eso, salieron muy temprano, sin estar preparados. Son muchachos que no los profesionalizaron, es el caso de Montaño, Pino y el más reciente, Marlos Moreno. Le pasó también a Rafael Santos Borré cuando se fue al Atlético y luego al Villarreal. Ahora vino al fútbol argentino y está haciendo el proceso que tuvo que haber hecho antes de dar el salto. Ahora es posible que si regresa al fútbol europeo, se consolide”, expresó Garizábalo.

El cazatalentos soledeño da más ejemplos y explica el por qué jugadores como Juan Guillermo Cuadrado y Carlos Bacca son excepciones de la norma. “Mira el caso Muriel, le ha dado duro, no se ha consolidado por eso. Igual le pasó a Michael Ortega. Muriel llegó allá, compró dos carros, andaba a toda velocidad, tuvo problemas de peso, ¿por qué pasó por todo eso? Porque no era un profesional todavía. Aún sigue dando tumbos, que a veces sí, que a veces no. Él, como muchos otros, no tuvo un proceso de formación ideal. Como quien dice, pasó de la primaria a la Universidad, se voló el bachillerato, y así es muy jodido”, expresa.

“El caso de Cuadrado y de Bacca es distinto, ellos no se fueron jóvenes, ellos dieron el salto más maduros, con muchos partidos encima, incluso, en el caso de Bacca, con títulos y trofeos de goleador en Colombia. Siempre hay excepciones a la norma, como todo, pero lo mejor es que el jugador dé ese paso por Argentina y Brasil, porque allá adquieren fortaleza mental. El jugador colombiano tiene las condiciones técnicas y físicas, pero allá aprende a cuidarse, a organizarse, a ser más profesional”.

Freddy Adu, el norteamericano que fue apodado el nuevo Pelé y se quedó en promesa.
Freddy Adu, el norteamericano que fue apodado el nuevo Pelé y se quedó en promesa.

Más acompañamiento

Fernel Díaz, director de las divisiones menores del Junior, se va más allá de lo futbolístico. El formador considera que el bajón pasa, primero, por lo mental, y, segundo, por el mal o escaso acompañamiento en muchos de los casos.

“Son muchos factores. Por ejemplo, cuando un jugador joven es la estrella del equipo y gana mucho dinero, comienza a conformase y cree que ya consiguió todo, porque creen que el principal objetivo es el dinero. Pierden esa motivación, ese interés por conseguir más cosas, hay mucho conformismo hoy en día”, asegura.

“Nuestro jugadores, cuando logran estas cosas importantes, necesitan un buen acompañamiento, más que todo familiar, que los guíe de buena manera. Yo te doy un ejemplo, el caso Bacca, que anduvo, en sus inicios, con problemas de indisciplina. Hoy vemos a un Carlos con una estabilidad emocional y económica fascinante y con una carrera profesional envidiable. Para eso tuvo que ver mucho su familia, especialmente su esposa, que es una mujer preparada, que lo guió bien y él se dejó guiar. Ese acompañamiento es clave. Bacca lo tuvo y por eso logró desarrollar todo su potencial en Europa, sin la necesidad de pasar por Argentina o Brasil. En ese Bacca es en el que se deben ver reflejados todos los muchachos con condiciones para lograr dejar huella en el fútbol. Que sepan que solo con el talento no alcanza”, concluyó Fernel.

En el mundo del fútbol hay muchos casos de estrellas fugaces. Está el de Freddy Adu, quien fue apodado en su momento el nuevo ‘Pelé’ y no pasó absolutamente nada, a pesar de las grandes condiciones que mostró en sus inicios. Otro fue el de Kerlon, que brilló en un Sudamericano con Brasil, institucionalizando una jugada mágica que bautizó como la ‘foquinha’, para luego firmar por el Inter de Milán. Tampoco llegó a explotar las virtudes que lo catapultaron a la cima en su momento.

Kerlon Moura, una de las tantas promesas del fútbol del Brasil que no logró llegar más alto.
Kerlon Moura, una de las tantas promesas del fútbol del Brasil que no logró llegar más alto.

En el fútbol y en cualquier otro deporte está demostrado que el talento es fundamental, pero más importante es el desarrollo de esa cualidad, la disciplina y profesionalismo. Unos logran llegar su punto máximo, otros se quedan en el vagón del olvido desechando esa virtud que le regala la vida.

Johnnier Montaño (izq.) en su paso fugaz por el Parma.
Johnnier Montaño (izq.) en su paso fugaz por el Parma.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
¡GANA un viaje a Punta Cana todo pago con tu persona favorita! Clic aquí y entérate cómo participar.
Regresa a clases con EL HERALDO ¡Compra maletín + lonchera térmica + cartuchera a precio de locura!