Columnas de opinión
Actualizado hace 1 meses

1823

El debate acerca de la prolongación de las conmemoraciones del Bicentenario nos muestra como existe una intensidad variable en la forma en que ciertos momentos del pasado colectivo son públicamente celebrados y  activamente recordados dentro de un país. Mientras que en el centro de Colombia el largo y complejo proceso de independencia se centra en los acontecimientos sucedidos en Boyacá en 1819, diversas voces de los principales centros urbanos del Caribe  resaltan la fecha del 10 de octubre de 1821 como el cierre de ese periodo conmemorativo pues las tropas españolas abandonan en esa fecha   el suelo de Cartagena. Sin embargo hay muchos hechos históricos regionales que tornan problemático ese planteamiento.

La ocupación por  las tropas del corsario francés Luis Aury de la isla de Providencia en julio de 1818 puede ser el punto de partida de nuestra segunda independencia para un habitante  de San Andrés. La decisiva batalla naval de Maracaibo en 1823 puede ser el cierre de nuestro proceso conmemorativo para un habitante de La Guajira o para un miembro de la Armada Nacional. Si preguntáramos a un nariñense aportaría otras fechas y hechos dignos de conmemorar en su región acerca del proceso independista. Ello se explica por lo que el historiador YaelZerubavel ha llamado “densidad conmemorativa”  que surge cuando ciertos periodos y eventos son investidos con una mayor significancia que otros. La actividad conmemorativa se hace densa en algunas décadas  y se expresa a través de actos públicos,apertura de exposiciones, emisión de monedas y sellos postales,levantamiento de monumentos y el anuncio de obras públicas. 

Esto  surge cuando una sociedad, más allá de su real importancia histórica, considera que estos hechos constituyeron un punto de inflexión de su pasado colectivo y, en consecuencia,les dotamos de un alto valor simbólico. El año entrante por ejemplo, Riohacha, Santa Marta, Ciénaga y Barranquilla conmemorarán los sucesos ocurridos en 1820 que culminaron con el fin de la ocupación realista de dichas ciudades. Estos hechos pueden  promover la reflexión sobre el papel de diversos grupos sociales como el de los extranjeros: escoceses e irlandeses en Riohacha, el de los indígenas favorables a la causa del rey en Ciénaga y Santa Marta, y  el rol de los corsarios como Aury con su flota inactiva fondeada frente a nuestros puertos sin que la naciente República de Colombia aceptase embarcar su tropas en naves que llevaban las insignias de Santiago y Buenos Aires.

1823, es un año clave en ese periodo porque la derrota de la Armada española en Maracaibo por la escuadra republicana bajo el mando del general Padilla puso fin al peligro de la restauración monárquica en nuestro territorio. No en vano Bolívar advertía a Santander del riesgo que implicaba la presencia de esas tropas prácticamente en las goteras de Cúcuta, “sino las contiene, le escribe, espérelas usted en Santafé”. Aunque tengamos puntos de vista diversos sobre el cierre de este periodo las conmemoraciones pueden asumir la función de los mitos, según Zerubavel, pues ellas  actúan como una especie de foro mediador entre las significaciones potencialmente conflictivas que en una sociedad le otorgamos al pasado. 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de vivian.narvaez
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web