El Heraldo
Gente Caribe

‘True Mothers’: Selección Oficial del Festival de Cannes 2021

La maternidad ha sido tratada de distintas formas tanto en el cine como en las artes en general, resultando difícil no caer en el melodrama por lo delicado y sensible del tema. Pero en True Mothers, de la directora japonesa Naomi Kawase (Sweet Bean, Radiance), con la elegancia y estilo que la caracterizan, toma su ritmo propio, lento pero absorbente, capturando la atención del espectador a todo momento.

Adaptada del libro de Mizuki Tsujimura, la historia se centra en la vida de una pareja joven, Satoko (Hiromi Nagasaku) y Kiyokazu (Arata Iura), quienes tienen un niño adoptado, Asato (Reo Sato), próximo a ingresar en la escuela primaria. 

Cuando Asato tiene un problema en el jardín con un compañero, las dudas respecto a su educación y crianza empiezan a surgir, y son inevitables los cuestionamientos que se derivan de la adopción. Esto da lugar a que, a través de flash backs, nos enteremos del pasado de la pareja.

De forma paralela, se muestra también la vida de la madre biológica, Katakura (Aju Makita), una adolescente que estando todavía en el colegio, queda embarazada de su novio. Mientras éste se desentiende del hecho, los padres buscan cómo deshacerse del bebé, que consideran destruirá el futuro de su hija, y será motivo de vergüenza para la familia.

Si bien la presentación se da en un contexto muy íntimo, los determinantes sociales se hacen evidentes. En ambos casos las normas establecidas pesan mas que el deseo de la mujer y la posibilidad de decidir sobre su propio cuerpo, y nos preguntamos cómo en pleno siglo 21 el arraigo cultural y los prejuicios puedan ser aún tan fuertes.  

La familia de Katakura no la considera como persona en ningún momento, y es forzada a entregar a su hijo en condiciones secretas. En la pareja de casados no se contemplan otras opciones de concepción, y la propuesta es el divorcio o la adopción, dado que la infertilidad viene del hombre.  

Las vivencias que experimentan ambas madres son muy diferentes, y se muestran de una manera realista y humana, que nos permite compartir con ellas la alegría y el dolor propios de la maternidad. Las tomas fotográficas de la naturaleza, características de Kawase, sirven de metáfora para ese concepto, mostrándonos la fuerza inherente de ese destino biológico que, como mujeres, nos liga a la descendencia, sea o no de carácter consanguíneo.

Mientras las dos historias se entrelazan de manera conmovedora, una tercera se hace presente a través de la persona que maneja el centro de adopción donde adolescentes como Katakura se esconden, preparándose a entregar sus hijos a ansiosos padres adoptivos.

Sin tomar partido, Kawase muestra una situación muy universal, con un excelente desarrollo de caracteres, buenas actuaciones y un sorpresivo desenlace. 

 Además de haber sido seleccionada en el festival de Cannes que siempre ha reconocido a esta directora, la cinta representa a Japón en los Premios Oscar de este año, y está disponible en Amazon.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Catalina Rojano

Violencia simbólica

En vísperas de estas elecciones presidenciales se ha visto de todo. Un presidente que hace campaña contra el candidato que menos le gusta; una procuradora general que suspende a un alcalde por intervenir en política electoral, como el president

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Renovación democrática

La izquierda viene creciendo: 1. Los jóvenes no conocen la historia, no vivieron o no recuerdan el país asediado por la izquierda revolucionaria y el esfuerzo titánico que se hizo para rescatarlo. 2. Santos, en su esfuerzo de conseguir su reele

Leer
El Heraldo
Juan Carlos Echeverry

Votar o saltar al vacío

“Llevamos décadas manejados por los mismos, sin ningún avance”, es un mantra de los progresistas. Aprovechan la coyuntura más difícil de la economía colombiana en medio siglo, derivada de las crisis del Covid en 2020 y del precio del petr

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Votar con sensatez

En una de los videos históricos que se conservan de Hitler antes de subir al poder, se le ve vociferando, –que era lo normal en él-, ante una multitud enardecida con sus palabras que lo aclama con furor. El Führer, como quedó su nombre para

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.