¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Esquizofrenia nacional

Aparentemente, en nuestra realidad colombiana pareciera que existiesen diversos “mundos”.

Tal pareciera  que nuestro país, entre sus múltiples achaques, estuviera  padeciendo de una especie de “Esquizofrenia Nacional”.

En Psiquiatría, la esquizofrenia es una afección en que uno de sus síntomas principales es que la psiquis  se divide en múltiples partes o identidades cada una funcionando de manera inconexa y descoordinada. El paciente “salta” en múltiples mundos desconociendo la existencia de las otras facetas de su personalidad.

Aparentemente, en nuestra realidad colombiana pareciera que existiesen diversos “mundos” cada cual percibiendo la realidad dentro de su “burbuja” ó “mundo virtual”, actuando disociadamente y convencidos de su verdad. 

Lo negativo de esto es que de esa forma se pierde  la necesaria  identidad única requerida  para la saludable existencia de una personalidad o de todo conglomerado social, familiar  o empresarial  (“Pensamiento Sistémico” de Peter Senge).

Por un lado, algunos gobernantes y políticos con su lema “¡Todo se puede!”, están convencidos de que todo lo que existe en el país es la región de la que proceden, mientras uno que otro de ellos, sin límites éticos o legales, persiguen a toda costa la realización de sus mezquinos propósitos.

Los gremios de empresarios y comerciantes (abanderando  su sempiterna actitud optimista del “¡Sí se puede!!” ),  pareciera que en su burbuja publicitaria, no se percatasen de la miseria social que amenaza su patrimonio económico y continúan exprimiendo la naranja.

Las altas cortes proclamando el “¡No se debe!” ó “¡No todo se puede!”, en un mundo más aterrizado con la realidad, intentan  defender lo poco que queda  de justicia. La acompañan la academia y los profesionales  aterrorizados y agazapados en su esquina, procurando darle algún sentido lógico a lo que acontece. 

Siguen los militares, en el pedazo de mundo que les atañe, defendiendo  las instituciones y las decisiones de los gobernantes en turno, llevando la pancarta “¡Hacemos lo que se debe!.

El sórdido sub-mundo delincuencial, por su parte,  pregona la consigna: “¡Con las armas todo se puede!” produciendo  zozobra y  altísimo número de damnificados sociales.

Por último, en nuestra locura nacional, diciendo  “¡No  podemos  más!” está la mayoría, es decir la minoría: el grueso del pueblo  viviendo la cruda  realidad económica producto de las decisiones y actuaciones de los otros “mundos”.  Ellos en su mayoría experimentan  una mezcla  entre  tristeza y desesperación que descargan en violentas conductas escapistas (agresiones familiares, suicidios, drogas, etc.), truculentamente relatadas por ese otro mundo  llamado “medios de comunicación”.

Es por todo este caos en que se ha convertido nuestra  identidad nacional, que cabe cada vez más la necesidad de encontrar líderes que aglutinen e interconecten sincronizadamente  las diferentes identidades regionales del país respetando la diversidad de idiosincrasias culturales. Que construyan más puentes y menos muros y que nos lleven a desterrar las nefastas costumbres individualistas que históricamente han llevado al país a padecer esta preocupante Esquizofrenia Nacional.   

roquehmichel@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

William Mebarak

Necesitamos caminos

Una nube gris pasa por nuestro país en los últimos días, una atmósfera pesada y oscura en donde abunda la sensación real de incertidumbre que crece y crece. En plena pandemia del Covid -19, la crisis económica que aún no ha tocado fondo, la

Leer
Álvaro Villanueva

Covid-19 y la tercera edad

Si la mayor mortalidad por la Covid-19, está en las personas de la tercera edad, esto no es menos cierto para la población que no tiene Covid.  No hay una evidencia, que muestre la debilidad de los mayores al virus, de otra parte hemos vist

Leer
María Isabel Ferro

Providencia, la nuestra

Providencia, la conocida Old Providence, fue devastada por el huracán Iota. La población de unas seis mil personas quedó completamente aislada por una semana. ¡Nuestros compatriotas resistieron sin recibir ninguna voz de aliento! Solo hasta el

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web