El Heraldo
Opinión

¿Cocaína oficial?

La cocaína nacional será la más cara del mundo, y desaparecerá el negocio.

¡No más glifosato! Sería la política y la lucha, ya no de los narcoizquierdosos y narcorevoltosos colombianos, sino del propio gobierno nacional, si el Proyecto  aprobado  inicialmente por la Comisión Primera del Senado completa su trámite y se convierte el Ley de la República. Presentado por la Alianza Verde y el MAIS, partidos declaradamente izquierdosos y de mala conducta, no se sabe si por razones societarias o de adicción pretenden legalizar la cocaína, o si se voltearon y de puro altruistas lo que buscan es acabar definitivamente con el negocio.

¿Imaginan? plantear que el gobierno  pague el salario a los cultivadores y a los “raspachines”, se encargue de la transformación de la hoja de coca en la pasta base del producto, y después lo pulverice, empaque, y distribuya, es acabar con todo el aparato. Veamos: Tendría el gobierno que empezar creando un Instituto que se encargue de manejar el tema, y vendría la primera discusión sobre si se adscribe al Ministerio de justicia, de Comercio,  de Salud, o al de Hacienda, tremendo choque de poderes. Luego los arreglos a ver a cuál partido se le entrega el nuevo instituto, otra pugna que finalmente se resolvería con una nómina gorda con salarios cuantiosos donde se pueda complacer a dos o tres.

Resuelto el problema habría que comenzar suspendiendo la  fumigación aérea, pues no tendría sentido fumigarse sus propios cultivos. Vaya y venga, el negocio aguanta la cortada económica de los apoyos gringos. Pero suspender también la erradicación manual trae sus problemas, aparecerán Petro la Cut y Fecode organizando paros y protestas, pues los erradicadores no pueden quedarse sin ingresos, así que el gobierno debe considerar darles un subsidio de supervivencia, lo que se añadiría a los costos. Para la distribución, los aspirantes deberán inscribirse diligenciando varios formularios con su información, para después participar en la licitación que escoja a quienes ofrezcan más plata. Y comenzará el desastre, permisos, licencias, papeleos, platilleos, trámites, impuestos, tasas, se volverá la cosa tal como cotidianamente funcionan aquí las empresas, y terminará todo en un hueco presupuestal, la cocaína nacional será la más cara del mundo, y desaparecerá el negocio. Y como los autores del proyecto no son propiamente altruistas, la cosa, entonces, no tiene razón de ser distinta a la vocación de los izquierdosos: perturbar!

Coletilla: Esto se escribe el día anterior al paro programado por los perturbadores de oficio. Pero este no tendía a perturbar  al gobierno, sino vidas. Hasta Claudia López estaba  en contra de tal desvarío. Lo peor, el gobierno, en plena pandemia, y en plena emergencia sanitaria, pidió “respetuosamente” a los promotores que lo posterguen y, en caso de hacerlo, les ofreció seguridad. ¿Respetuosamente? ¿es que tal atentado merece respeto? ¿seguridad? Son los almacenes tiendas y transeúntes los que requieren seguridad ante los vándalos que siempre participan. ¿Un derecho? ¿a atentar contra la vida? No. Por eso estamos como estamos.

rzabarainm@hotmail.com   

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Remberto Burgos

¡Infames!

En el momento de escribir estas líneas Colombia batió récord en la pandemia; 31.65 6casos/día y 573 fallecimientos. Pero el enajenamiento social nos tiene indolentes: ya no importan estas cifras y la soñada inmunidad de rebaño será estampid

Leer
El Heraldo
José Consuegra

Nefasta polarización

Como columnista he experimentado en carne propia la grave y compleja situación de polarización que vive el país. Cuando escribo de temas como la pobreza y la necesidad de equidad me clasifican en la izquierda y cuando me refiero a la creación

Leer
El Heraldo
José Félix Lafaurie

Paro homicida

Los 550 colombianos que murieron de la covid-19 el 9 de junio no eran una cifra, sino víctimas de un “paro homicida”, que mata el empleo y la subsistencia de los más necesitados, y también a quienes caen, por desgracia, en la cadena de cont

Leer
El Heraldo
Fernando Giraldo

Miedo y esperanza

Un amigo, a propósito de una anterior columna, dijo que me estaba convirtiendo en “activista”. Le respondo que sueño con un mundo libre y justo, en el cual no se utilice la democracia contra ella misma. La democracia perece cuando es menosca

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.