El Heraldo
Opinión

Colombia y USA a prueba de todo

La agenda entre las embajadas gringa y colombiana son narcotráfico, seguridad hemisférica (Venezuela) y tratado de comercio.

Las relaciones entre Colombia y Estados Unidos no las cambia una elección presidencial de allá ni de acá. Ni siquiera lo lograron cuando miembros de los sectores políticos y empresariales adversos a Ernesto Samper y miembros del congreso y funcionarios diplomáticos de ese país conformaron una “tenaza” para amurallar a Colombia en materia de relaciones bilaterales por los hechos ilegales de la financiación a la campaña del Partido Liberal de 1994. (Entre otras cosas, siempre he pensado que ahí a Samper también le pasaron la cuenta de cobro por haber defendido, desde los años 70, la legalización de la marihuana).  Hoy cuando tanto agorero arenga nubarrones porque unos políticos radicales colombianos apoyan abiertamente la aspiración de Donald Trump a ser reelegido como presidente, les recuerdo que ellos nos necesitan y nosotros aún más.

La histórica y mutua dependencia entre ambos nos indica que ese camino recorrido no va a terminar por las legales, aunque no nos gusten, frases de respaldo que congresistas colombianos le hagan al controvertido Trump. ¡Quién ha dicho que un actor proselitista debe cerrar la boca cuando de conseguir votos se trate! ¿Acaso la cantidad de senadores, agentes estatales y mandatarios de ese país no han manifestado públicamente quién es o no conveniente para la “prosperidad democrática de América Latina”?

La agenda entre las embajadas gringa y colombiana son narcotráfico, seguridad hemisférica (Venezuela) y tratado de comercio. Los dos primeros son vitales con muchos subcapítulos que nos hacen dependientes y el tercero es una mesa desigual de seguimiento a una necesidad comercial, pero con amplio favorecimiento a la potencia mundial. El que se sienta a negociar con el “dueño del balón” sabe que tendrá que ceder más y en ese proceso, obtener un “aguacate Hass de ventaja” de cuando en cuando. Este tipo de fórmulas económicas, que fueron novedosas en el siglo pasado, hoy acusan un desgaste y muchos de los que fueron ejemplo en esta materia se han visto en la necesidad de renegociarse y actualizarse.

Vale la pena recordar que el Congreso del norte nunca pierde su inmenso y consuetudinario poder. Es donde se consolida el valor de la representación de ese pueblo. Por ese estamento pasan todas las grandes decisiones sin preponderancia o injerencia de la Casa Blanca. Sus miembros pueden ser Secretarios de Estado, la política internacional la examina el ojo robusto de una comisión de relaciones exteriores con mucha autoridad, los embajadores designados en misión a cualquier país del mundo deben pasar un escrutinio draconiano promovido por el bipartidismo norteamericano. En otras palabras, ese legislativo ejerce, no se inclina o disminuye como ocurre con nuestro cada día más débil parlamento. 

Por eso lo que se necesita es más realismo político. Menos mojigatería democrática para que los que están de un lado lo digan abiertamente y cuando salga el ganador de los escrutinios, quien gane, brinde garantías en materia internacional (como lo han hecho con Colombia hasta hoy) y los que pierdan intenten de nuevo meternos miedo con una relación inconclusa.

@pedroviverost

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Orlando Caballero Diaz

Vergüenza nacional

¿Cómo voto?  Preguntó Anatolio Hernández Lozano, representante a la cámara por el Departamento de Guainía, curul que coronó en representación del Partido de la U, con 2.338  votos.  Rauda la presidente de la corporación Jen

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

¡Al fin un godo!

El Partido Conservador mantuvo siempre su vocación de poder y defendió su doctrina. Así, terminado el Frente Nacional en 1974 con el mandato de Misael Pastrana, transcurrieron sólo dos períodos para retomar la presidencia con Belisario Betanc

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Desde Rusia, con amor

No se trata de la famosa película acerca del Agente 007 enfrentando el complot armado por Smersh, la agencia del contraespionaje soviético, para matarlo con apoyo de Spektor, la temible máquina decodificadora codiciada por el MI6 de Londres. La

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

Brujeres

Las mujeres a lo largo de la historia hemos tenido que soportar la adjudicación de diversos apelativos, como brujas, perras, zorras, lobas o bagres; todos ellos enmarcados en estereotipos de género que develan fácilmente su estructura machista,

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.