El Heraldo
Opinión

Con Petro, ¿nos irá mejor?

Si en el interior hoy se construyen autopistas, túneles y muy elevados viaductos mediante el sistema de APP, en el que los constructores financian esas costosas obras, y con los peajes recuperan la inversión y obtienen su utilidad al cabo de determinado plazo estipulado, entonces la muy transitada y peligrosa carreterita a Ciénaga, de una sola calzada y con dos costosos peajes, construida hace 65 años, debe haberse pagado 10, 15, o más veces, pero hoy ni siquiera conocemos unos planos de cómo sería esa autopista. 

Resulta innegable la buena gestión de nuestros actuales mandatarios, alcalde y gobernadora, así como la de los anteriores, porque los positivos cambios que se aprecian tanto en Barranquilla como en el Atlántico, comparados con los del resto de la Costa, así lo demuestran. Pero es que cuando se analiza el desequilibrio con el que se trata desde el Gobierno nacional a esta región no es posible compararnos con los logros que dependen de recursos de la Nación en las ciudades y en los departamentos más favorecidos de la Colombia andina. ¿Cómo comparar la ampliación de la Circunvalación, de la calle 30 o de la Cordialidad, hechas a pulso, con un par de líneas de Metro con el 70 % de la Nación? ¿Cómo la construcción de la vía Circunvalación – Platanal – Virgencita, o una carretera de Sta. Lucía a Las Compuertas, con recursos de la Gobernación, comparadas con tremendas autopistas, túneles y viaductos nacionales en Antioquia, Eje Cafetero, Cundinamarca, etc.? Esos desequilibrios tienen que ser frustrantes para Pumarejo y para Elsita. Repetir acerca del porcentaje de responsabilidad de nuestros congresistas en esa odiosa discriminación es llover sobre mojado. 

Esta es mi primera columna en la era de Petro, y tocará arrancar de nuevo, insistiendo para que desde el palacio de Nariño se haga justicia con nuestra ciudad, departamento y región. ¿Qué tal que este nuevo gobierno sí nos cumpliera, que Petro sí hubiera analizado la manera tan injusta como hemos sido tratados, y se decidiera a pagar esa deuda con una ciudad y departamento que votaron masivamente por él? Cualquiera que utilice el sentido común tiene que aceptar que si en el interior hoy se construyen autopistas, túneles y muy elevados viaductos mediante el sistema de APP, en el que los constructores financian esas costosas obras, y con los peajes recuperan la inversión y obtienen su utilidad al cabo de determinado plazo estipulado, entonces la muy transitada y peligrosa carreterita a Ciénaga, de una sola calzada y con dos costosos peajes, construida hace 65 años, debe haberse pagado 10, 15, o más veces, pero hoy ni siquiera conocemos unos planos de cómo sería esa autopista. ¿Nos van a tratar de convencer a los barranquilleros de que no ha habido manera legal y económica para que desde hace 20 años ya esa vía fuera de doble calzada? Muchos son los que necesariamente se han beneficiado a costa de nuestra tolerancia, y en el caso de nuestros congresistas y de la Ministra de Transporte, obligados a defender los intereses de su región ante el gobierno central, nadie les acepta el concepto de tolerantes, porque entonces además de pasivos seríamos unos perfectos pendejos. Lo mismo sucede con la autopista a Cartagena, que aunque no cuente con el tráfico pesado de la vía a Ciénaga, es clave para el desarrollo inmobiliario y turístico de ese importante corredor, luego alguna fórmula financiera se pudo haber logrado para que esta fuera una realidad, porque ¿cómo es que el gobierno central sí tiene recursos para tremendas obras en una topografía tan agreste como la Andina, pero no los tiene para nuestra vía plana? ¡Nuestra ministra nos falló!

Lo cierto es que si durante su período Petro lograra destrabar lo que ha impedido que ese par de obras sean una realidad y las construyera se ganaría nuestro respeto. Pero más, si bien asesorado lograra la estabilidad de nuestro canal navegable y la navegabilidad del Magdalena hasta el interior del país, porque así quedaría demostrado que hasta “el cuento del gallo capón” puede tener un final.

nicoreno@ambbio.com.co 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

Delanteros que arman

Media punta fue, y es, una denominación futbolera que intenta definir a aquel jugador que juega unos metros atrás del delantero en punta. 

Pero no es solo geográfica la referencia porque hay, además, algunas peculiaridades técn

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

#Fórmula1

Muy pronto se confirmará a Barranquilla como sede de la Fórmula 1 con El “Gran Premio del Caribe”, y, no nos digamos mentiras, es muy merecido.

La Fórmula 1 se caracteriza, entre otras cosas por tener cada equipo dos vehículos y

Leer
El Heraldo
Rafael L. de Fex A.

Economía Circular

La Economía Circular está relacionada con la recuperación económica de algunos tipos de basuras y residuos y es una nueva práctica ambiental permanente que utilizan y aprovechan hasta los muchachos pobres y algunos adultos (hombres y mujeres)

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Hacer pistola, hacer el cajón

¿Cuál es el origen de la señal con la mano del dedo medio para denotar insulto u ofensa? Mario Rodríguez Senior, B/quilla

El origen se pierde en la noche de los tiempos. Ya en Las nubes (420 a. C.), obra del comediante griego Aristó

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.