El Heraldo
Opinión

COVID-19

“Cualquier medida que se tome antes de una pandemia parecerá exagerada. Sin embargo, cualquier medida que se tome después parecerá insuficiente”.

Vivimos un momento extraño. El mundo globalizado nos demuestra que estamos atados y es difícil escapar. Nos muestra dos caras de la moneda: la oriental y la occidental.

Oriente se destaca por su disciplina y trabajo colectivo. El bien común prima sobre el bien particular. En Occidente es diferente, somos individualistas. Nos educan para competir entre nosotros. Lo individual prevalece sobre lo colectivo. Y en medio de una pandemia, la solidaridad es clave para superar la crisis.

Algunas personas afirman que son jóvenes y sanas, así que no les pasará nada. Otros aprovechan la cancelación de clases o jornadas laborales para encontrarse con familiares y amigos. Todavía insisten en que es un tema sin transcendencia y que los medios exageran. Seguimos enfocados en el individuo e ignoramos a la comunidad. Olvidamos que varios países en Occidente tienen sistemas de salud deficientes. Estamos frente a un virus que no es letal, pero que podría colapsar el sistema de salud por el alto número de contagiados. Por eso es urgente actuar al inicio del problema. Aunque varias medidas no son obligatorias, debemos ser estrictos. Es fundamental que el sistema de salud no colapse. Es necesario proteger a los más vulnerables. Cuidarnos a nosotros mismos y, sobre todo, a los demás.

Son pocos los datos que conocemos sobre el virus. Ahora, tenemos el ejemplo de varios países. China y Corea del Sur enfrentaron la situación de manera eficaz, mientras que Italia está en un punto crítico. No por el virus en sí, sino porque reaccionaron tarde y el sistema de salud colapsó por la cantidad de contagiados. Asimismo, España entra en un período complicado.

Es la oportunidad de demostrar que somos una sociedad consciente. Aplazar nuestra vida social un rato, limitar el contacto con los demás, estar en casa el mayor tiempo posible, serán acciones decisivas para las siguientes semanas y el futuro del virus en el país. Esa actitud podría hacer la diferencia y evitar que el virus se riegue rápidamente a nivel nacional. También es nuestra responsabilidad.

Me cuido no sólo por mí, lo hago por las personas mayores que están en riesgo. Me cuido no sólo por mí, lo hago por las personas que padecen otras patologías y el virus los afecta más que a la mayoría. Me cuido no sólo por mí, lo hago para que el sistema de salud no colapse y nos puedan atender a todos con eficiencia. Me cuido no sólo por mí, lo hago para que el virus se propague de forma lenta. Me cuido no sólo por mí, lo hago por el bienestar colectivo.

Seguir el ejemplo de Oriente para avanzar sin complicaciones. Aprender de su disciplina y colectividad. Las vidas que se irán, las pérdidas económicas y las cicatrices que dejará la pandemia serán inevitables, pero el entendimiento de la circunstancia nos hará una sociedad más digna y fuerte. Es hora de modificar el sistema de salud, de comprender que es un derecho y no un negocio. De trabajar como colectivo y no sólo como individuos.

Un virus, no letal, desestabilizó al planeta en cuestión de semanas. El mundo globalizado nos envía un mensaje claro: la realidad actual no está funcionando. La transformación social, económica y ambiental es una urgencia. La vida es prioridad, debe cuidarse y protegerse.

@MariaMatusV

maria.matus.v0@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Remberto Burgos

¡Infames!

En el momento de escribir estas líneas Colombia batió récord en la pandemia; 31.65 6casos/día y 573 fallecimientos. Pero el enajenamiento social nos tiene indolentes: ya no importan estas cifras y la soñada inmunidad de rebaño será estampid

Leer
El Heraldo
José Consuegra

Nefasta polarización

Como columnista he experimentado en carne propia la grave y compleja situación de polarización que vive el país. Cuando escribo de temas como la pobreza y la necesidad de equidad me clasifican en la izquierda y cuando me refiero a la creación

Leer
El Heraldo
José Félix Lafaurie

Paro homicida

Los 550 colombianos que murieron de la covid-19 el 9 de junio no eran una cifra, sino víctimas de un “paro homicida”, que mata el empleo y la subsistencia de los más necesitados, y también a quienes caen, por desgracia, en la cadena de cont

Leer
El Heraldo
Fernando Giraldo

Miedo y esperanza

Un amigo, a propósito de una anterior columna, dijo que me estaba convirtiendo en “activista”. Le respondo que sueño con un mundo libre y justo, en el cual no se utilice la democracia contra ella misma. La democracia perece cuando es menosca

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.