El Heraldo
Opinión

La polarización no es nueva

Debemos dejar el miedo a ser tachados de estar en un bando o en el otro, porque pareciera que eso se ha vuelto un pecado.

Hace un tiempo, de hecho, bastantes años ya, venimos escuchando y leyendo que la nueva ola de populismo nos ha dejado más polarizados que nunca. Pero… ¿es eso cierto?, plantearé a continuación, una breve reflexión. Pensemos ¿éramos los seres humanos en nuestra esfera política más matizados antes?, yo me atrevería a asegurar que no. Desde Roma, desde Atenas, ya había sectores políticos radicales que se enfrentaban en la lucha por el poder político.

Yo misma hago un mea culpa, pues me cuento entre las analistas que varias veces ha señalado la polarización como parte de las causas de nuestra debilidad democrática. Y es que es normal que uno encuentre en esa ruda pelea de bandos una de las explicaciones a por qué estamos como estamos. En la mañana, basta con abrir Twitter para evidenciar los radicalismos. Desde la lucha palestinos vs israelíes, pasando por los demócratas vs republicanos, llegando a Colombia con los uribistas vs petristas; es entonces cuando los más racionales coincidimos en que ningún extremo en exceso hace bien y que se necesitan puentes de diálogo entre ambos.

Pero si nos detenemos a pensar, realmente esto no es un fenómeno nuevo, ni nada que se le parezca, por el contrario, exacerbar los sentimientos y emociones del “ellos” vs el “nosotros” es tan antiguo como la lucha política. Un gran teórico al respecto fue Carl Schmitt, filósofo alemán, polémico conservador, de corte realista, que creía que solo agudizando los extremos se podría infundir un miedo tal en contra de todo lo diferente, de lo externo, que entonces se generaría movilización por parte de las masas en aras de defender lo “propio”. Entre más le decimos a alguien que de afuera vienen a quitarle lo suyo, pues más logramos que se radicalice para defenderlo; incluso en el mismo Maquiavelo podemos encontrar teorización similar.

Así que no, la polarización no es nueva. Y es por eso por lo que estamos viendo a un Perú divido, a una Colombia partida en dos, o a un Chile rasgado; por solo hablar del vecindario latinoamericano. Y diré algo que puede ser tal vez políticamente incorrecto: eso no nos debe preocupar. Ya que de la lucha de visiones opuestas es que surgen los grandes cambios. O móntense en la maquina del tiempo y pregúntenselo a los Jacobinos y Girondinos de la revolución francesa. 

Debemos dejar el miedo a ser tachados de estar en un bando o en el otro, porque pareciera que eso se ha vuelto un pecado, cuando no lo es, ya que resulta completamente normal tener x o y posición política, sin recatos, sin sonrojarse por ello. Yo misma, que creo tener suficientes pergaminos para defender mi propia ideología, a veces me autocensuro por miedo a ser tildada de neoliberal, libertaria sin corazón, o de derecha extrema. Empezando porque no soy nada de lo anterior, pero en un país como el nuestro resulta complicado explicarlo. Así que me he dado a la tarea este año de no vetar mis propios pensamientos, expresarlos sin miedo, y comprender que todo quien considere incompresible mi visión política, tiene derecho a criticarla, así como yo de exponerla.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

La mentira de Instagram

Aunque para muchos resulte obvio que Instagram afecta la salud mental de sus usuarios, los resultados de un estudio realizado por Facebook y dado a conocer esta semana por The Wall Street Journal muestran los graves efectos de esta red social sobr

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Por una Colombia sin crimen

La seguridad se está deteriorando a pasos agigantados. No es un problema de percepción. Las cifras lo demuestran: el delito común está tornándose más violento; asesinan un promedio de dos miembros de la fuerza pública por día; a junio llev

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Desconéctate para conectar contigo

La tecnología ha sido nuestra gran aliada para facilitarnos la vida, de eso no cabe la menor duda. Sin embargo, es normal que, ante el uso y abuso constante de cualquier artefacto conectado a internet, nos sintamos tan agotados que nuestro cuerpo

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Amor eterno

Parece que fue ayer cuando se dijo : “Almas y corazones con dolor, salud en su señor que es el Amor”. Pero no fue ayer. Hace siglos que Dante Alighieri lo cantó. Esta semana que termina, el mundo entero conmemoró los 700 años de la muerte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.