El Heraldo
Opinión

Pasión por emprender

Ejemplo a distinguir es el diseñador industrial Omar Abril Howard, creador del vehículo submarino no tripulado Sepia Rov, que permite explorar profundidades del mar. Logró consolidar este emprendimiento tecnológico con el apoyo del Centro de Innovación MacondoLab, de la Universidad Simón Bolívar, y reconoce que no ha sido fácil pues asegura que en nuestra sociedad se desconfía de la capacidad innovadora local

La Cuarta Revolución Industrial, como se denomina a esta época por la automatización de la manufactura y la integración de la tecnología a la mayoría de los procesos cotidianos, tiene un gran impacto transformador en las organizaciones, los individuos y en el entorno. A la Industria 4.0  la caracterizan cuatro aspectos preponderantes: la velocidad del cambio tecnológico, una sociedad hiperconectada, modelos de negocio innovadores y mayor cultura de emprendimiento e innovación. Esta última es vital para la transformación productiva, la democratización tecnológica, el desarrollo empresarial, el crecimiento económico, la movilidad social, en fin, el desarrollo social. 

Siempre he valorado en grado sumo la historia de vida de quienes, de manera apasionada, fungen como emprendedores e innovadores aún en circunstancias no propicias, sorteando dificultades para realizar sus sueños de promover empresas, fomentar empleo, desarrollar emprendimientos sociales, crear ONG, etc.

Buen ejemplo de un emprendedor innato es el médico Iván Reátiga Hernández, fundador de una red de clínicas en el país. Por su amor a la naturaleza y a los niños emprendió el proyecto de parque temático Ranch Texas, en Baranoa, siendo hoy el más importante centro de recreación campestre del departamento. Allí ha desplegado otra pasión: los caballos, con shows y ferias equinas que él mismo lidera. 

Hasta hoy ha logrado crear 71 empresas, todas exitosas, y da empleo a 2808 personas. Para este emprendedor, si la vida fuera una zona de confort permanente no habría innovación, por ello considera que esa inconformidad natural es la que lleva a emprender un nuevo camino productivo. “La pandemia nos arrinconó y atropelló, pero también nos motivó a innovar y desarrollar ciencia y tecnología en tiempo récord. Asimismo, nos hizo entender la importancia del autocuidado y la trascendencia de la solidaridad y el amor”, menciona atinadamente. 

Otro ejemplo a distinguir es el diseñador industrial Omar Abril Howard, creador del vehículo submarino no tripulado Sepia Rov, que permite explorar profundidades del mar. Logró consolidar este emprendimiento tecnológico con el apoyo del Centro de Innovación MacondoLab, de la Universidad Simón Bolívar, y reconoce que no ha sido fácil pues asegura que en nuestra sociedad se desconfía de la capacidad innovadora local. Sin embargo está firmemente convencido de que si un emprendedor “sigue lo que le dice su corazón”, superará todo obstáculo, para lo cual recomienda fijar metas específicas, maximizar los esfuerzos y comprometer todas las capacidades porque estima que “si tú no crees en ti, nadie más lo hará ni invertirá en tu idea”. 

No es requisito ser innovador para lograr un buen emprendimiento, pero la fusión de ambos conceptos sí es determinante para el éxito, mucho más en el mundo 4.0. Estos dos emprendedores son la muestra de que innovar y emprender, sin desistir, será siempre el mejor camino para alcanzar el éxito profesional y la movilidad social y, simultáneamente, promover el bienestar de la sociedad.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Manuel Moreno Slagter

El turismo

Uno de los pactos de productividad que propone el gobierno de turno es el «turismo en armonía con la vida». En ese sentido, se proyectan aumentos significativos en el número de visitantes a nuestro país, pasando de los cinco millones al año

Leer
El Heraldo
Orlando Caballero Diaz

No le pegue a la negra

“… Quiero contarle mi hermano un pedacito de la historia negra… De la historia nuestra, caballero.. Y dice así… En los años 1.600, cuando el tirano mandó, las calles de Cartagena, aquella historia vivió… Cuando aquí llegaban esos ne

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Diciembre agridulce

Llegó diciembre, mes de las alegrías. El calendario vuela, y se siente ya la temporada de año nuevo, época de esperanza pese a que son muchos los problemas, no sólo en términos políticos sino también locativos y geológicos. Lo agrio es qu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.