El Heraldo
Opinión

La anhelada “bala de plata”

Esperemos que estos adelantos científicos sean una realidad muy pronto y, lo más importante, que lleguen a toda la humanidad, con la prioridad que deben tener los niños, los adultos mayores, las poblaciones con mayor riesgo por ser portadoras de comorbilidades, y el personal de los servicios de salud. Además, es necesario que su acceso y distribución estén por encima de intereses nacionalistas, políticos y económicos.

Casi seis meses después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la COVID-19 como pandemia, su director Tedros A. Ghebreyesus usó la metáfora de que aún no existía una “bala de plata” para frenar el virus, en alusión al instrumento con el que, según la leyenda, era posible matar al hombre lobo, para indicar que esta nefasta situación sanitaria no tiene una solución única e inmediata, y reiteró la necesidad de mantener medidas de salud pública para minimizar los contagios, los rebrotes y las muertes, mientras se desarrollan vacunas y protocolos de tratamientos más efectivos contra la enfermedad. También será indispensable que se les defina como bien público, de uso común, sin restricciones para ningún país ni ser humano.

Desde la publicación del genoma del virus Sars-CoV-2, se inició en el mundo  una intensa actividad de investigación científica y desarrollo tecnológico para obtener un medio de inmunización seguro y eficaz. A la fecha, hay 139 prospectos de vacunas en evaluación preclínica y 26 en evaluación clínica, cuyos primeros resultados de eficacia se estarían publicando en 1 o 2 meses. Simultáneamente a estas pruebas clínicas, se están produciendo las vacunas. Las más avanzadas son:

1) La vacuna inactivada desarrollada por Wuhan Institute of Biological Products, Beijing Institute of Biothecnology y Sinopharm, en China. Este biológico se produce inactivando el virus mediante calor o productos químicos, destruyendo la capacidad del patógeno para reproducirse.

2) La vacuna inactivada adyuvada con aluminio, desarrollada por Sinovac, Butantan Institute, de Brasil; esta se combina con un potenciador para hacer más fuerte la protección en los individuos.

3) La ChAdOx1-S, en alianza entre Universidad de Oxford y AstraZeneca, en el Reino Unido. Es de tipo vector viral no replicante, se utiliza como vehículo para genes que pueden producir las proteínas del virus para estimular al sistema inmune, pero no se pueden reproducir y, de esta forma, evita que se produzca la enfermedad. Ha demostrado ser segura e induce la producción de anticuerpos contra este virus, así como células T protectoras. La vacuna contra el ébola fue desarrollada con la misma plataforma tecnológica.

4) La mRNA-1273, de la farmacéutica Moderna y el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. Esta vacuna es del tipo RNA mensajero encapsulado y consiste en usar la plantilla o molde de la proteína S del virus, la cual sobresale de la estructura de este y la emplea para detectar las células que potencialmente infectará. Ya han comprobado que promueve la generación de anticuerpos contra la COVID-19.

Esperemos que estos adelantos científicos sean una realidad muy pronto y, lo más importante, que lleguen a toda la humanidad, con la prioridad que deben tener los niños, los adultos mayores, las poblaciones con mayor riesgo por ser portadoras de comorbilidades, y el personal de los servicios de salud. Además, es necesario que su acceso y distribución estén por encima de intereses nacionalistas, políticos y económicos.

rector@unisimonbolivar.edu.co

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
El Heraldo
José M Restrepo

Sin inversión privada no hay paraiso

Tres son las preguntas que se hace el ciudadano de a pie en relación con la economía colombiana al cierre del año pasado. La primera es, ¿cómo llegamos al nivel de estancamiento del 2023 cuando crecimos al paupérrimo 0,6%, luego de haber ten

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.