¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

El malecón: bonito, pero…

Hace poco, un personaje de la ciudad que admiro y respeto muchísimo, cuyo nombre prefiero mantener en reserva, decía que a Barranquilla hay que llenarla de ‘peros’. Y eso explica columnas como la de hoy. 

Estamos construyendo una obra costosísima que nos ha vuelto a conectar con el Río Magdalena, y que pretende acercarnos al estatus de las ciudades que han convertido sus ríos en un encantador espectáculo turístico. Mis referentes más altos y exigentes son los paseos en barco en los ríos de Shanghái y Guangzhou, y las caminatas por Puerto Madero, en Buenos Aires. Barranquilla está muy lejos de estas metrópolis, sobre todo de las chinas. Pero tenemos un gigantesco potencial en el río y la dinámica que traemos no puede frenarse.

He ido dos o tres veces al malecón. Y aparte de la censurable escasez de vegetación, el otro desagrado que he experimentado ha sido el de las ráfagas de olores putrefactos del río. Grave, además, para alguien como yo que nunca lleva pañuelo.

En días pasados, unos ambientalistas hablaron de los motivos de esa fetidez insoportable. Afirmaron que el río recibe más de 2 metros cúbicos de aguas residuales por segundo a la altura de la calle 79 con Vía 40, y que esas aguas podrían poner en riesgo la estabilidad de las estructuras del ‘Gran Malecón del Río’, al que acuden miles de personas, especialmente cuando se realizan eventos como el bello homenaje brindado al Joe Arroyo.

Lo que está ocurriendo, dicen los ambientalistas, es que desde el nororiente de la ciudad están haciendo descargas de aguas con altas concentraciones de materia orgánica. 

En Barranquilla, no es la primera vez que se hacen las cosas sin seguir una ruta lógica. Hace años, cuando ya se sabía que el Transmetro iría por la Murillo, pavimentamos la vía sin las especificaciones técnicas que luego exigiría el transporte masivo. Después tuvimos que reventarla y hacerla de nuevo. Perdió la ciudad; ganaron los contratistas. En el caso del malecón, “se debió primero intervenir el sistema sanitario”, sostiene Víctor Téllez, un experimentado ingeniero civil especialista en hidrología. 

Hay que ser más apegados a la planeación. Si  el crecimiento de la ciudad ha generado más casas, más edificios (y más inodoros como decía un día graciosamente el magistrado Luis Felipe Colmenares), era claro que la prelación debía corresponder, como dice el doctor Téllez, al sistema sanitario. Y ello implicaba la priorización política de una agenda ambiental. En su lugar, ha dominado la ‘dialéctica del cemento’. Como dice el profesor Jairo Parada. 

Tenemos un bonito tramo del malecón que ha significado una magnífica alternativa turística, pero cada vez que vamos allá sufren nuestras neuronas sensoriales olfativas. Bacano sacar pecho por esa obra, pero barro tener que taparnos las fosas nasales. A la ciudad hay que llenarla de ‘peros’. Definitivamente.   

@HoracioBrieva

Más Columnas de Opinión

Weildler Guerra C.

Cien años de Obregón

Afirma la crítica de arte Linda D’Ambrosio en un breve ensayo llamado Lo latinoamericano en Alejandro Obregón que la producción pictórica de este gigante de las artes siempre alude a la realidad circundante y por tanto “la naturaleza es un

Leer
Eduardo Verano

Ley de Regiones, primer año

El próximo 29 de junio celebraremos el primer año de la Ley de Regiones con un foro virtual que constituirá una gran red de redes con grupos académicos, políticos, universitarios, Regiones Administrativas y de Planificación (RAP), la  A

Leer
Lucero Martínez

No puedo respirar

 A pocas horas del lanzamiento del cohete Crew Dragón por SpaceX, el que produjo una gran emoción a su dueño Elon Musk por convertirse en la primera empresa privada en enviar pasajeros al espacio, un ser humano en Estados Unidos suplicaba

Leer
Roberto Zabarain

Yankees welcome home

Las contratadas redes y algunos sesgados medios los llamaron “grupo élite”, y los mostraron en formación de combate bajando de un avión en sus camuflados,  armados hasta los dientes con modernos fusiles y todo el equipamiento que utili

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web