Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Cultura

Un hombre en apuros

Esta película es una fuente de inspiración y concientización.

Un Hombre en apuros es una comedia ligera inspirada en un drama profundo de la vida real. El protagonista, Alain (Fabrice Luchini), es el típico ejecutivo exitoso cuyas prioridades están marcadas por el trabajo mas que por su familia. La situación la conocemos, y podría decirse que es una condición de la sociedad contemporánea, centrada cada vez más en los bienes materiales y la ansiedad por el éxito.

A pesar de que su esposa ha fallecido, Alain no tiene tiempo para dedicarle a su hija, y no tiene muchas relaciones ni tacto social, a menos que se trate de algo relacionado con los negocios.

Estando en la cumbre de su carrera, y planeando el lanzamiento de un nuevo modelo de carro eléctrico en el cual están centradas todas sus aspiraciones, empieza a presentar repentinos episodios de mareos y desmayos, que trata de pasar por alto porque no hay tiempo para la salud. Sin embargo, cuando el conductor lo lleva al hospital en un momento en que la situación se agrava, se descubre que ha sufrido un derrame cerebral.

Cuando despierta del episodio después de unos días, aunque aparenta estar bien, en realidad no puede pronunciar correctamente las palabras, cambiando el sentido de lo que expresa. Pronto se hace evidente que ha quedado con problemas de memoria y del habla. Esta inesperada realidad le pone un freno a su agitada rutina, y lo confronta con sus valores.

En el hospital, Alain conoce a una a una joven e inteligente terapeuta, Jeanne (Leila Bekhti), quien debe enseñarle nuevamente a hablar como si fuese un niño.

Inspirada en la historia de Christian Streiff, director del grupo automovilístico PSA Peugeout Citroën en 2008 llamada Yo era un hombre en apuros, esta película es una fuente de inspiración y concientización para tantas personas que viven el agitado ritmo de la vida moderna, que conlleva mayores exigencias de lo que jóvenes ejecutivos pueden dar.

El guion fue escrito por Hervé Mimran, también director, con la colaboración de Hèléne Fillères, logrando una composición mas humorística que dramática, no siempre eficiente pero convincente en el mensaje.

La película nos hace valorar aquellas facultades que muchas veces consideramos garantizadas, sin explorar el privilegiado de tenerlas en nuestro diario acontecer. Desafortunadamente solo en su carencia reconocemos su importancia.

Las actuaciones de los ganadores del César, Fabrice Luchini (La alta sociedad) y Leïla Bekhti (Hombres al agua), son excelentes, y cuenta además con Rebecca Marder (La redada), Igor Gotesman (Five), Micha Lescot (Mal genio) e Yves Jacques (Grandes familias).

La música juega papel importante, aunque las selecciones funcionarían mas con el drama que con la comedia. Por último, hay que tener en cuenta que esta es una de las películas que juega con el lenguaje, y resulta difícil lograr el mismo efecto con la traducción. Por eso hay que verla con esta salvedad, o tratar de reconocer la sutileza que puede representar una palabra tergiversada o mal pronunciada.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Tatiana Dangond

Mala oposición a la JEP

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha sido objeto de una campaña de desprestigio tanto a nivel institucional como en las redes sociales; una estrategia que busca deslegitimar los procesos que se adelantan ante la justicia transicional co

Leer
Rafael Nieto

Para salir de la crisis

Pero se atravesaron los confinamientos y la economía se desbarrancó. El Gobierno, en el nuevo Marco Fiscal de Mediano Plazo, asume que la economía caerá un 5.5%, el peor año desde que tengamos datos ciertos.

Como resultado se dispar

Leer
Alberto Linero

Modelo de incoherencia

La señora con actitud de dueña de la verdad dice con tono agudo: - “es que tienen que enseñarles ética”, y en un momento recordé todos los “ladrilludos” discursos que he leído y escuchado sobre la filosofía de la acción en tantas a

Leer
Abelardo De La Espriella

Sin derecho al honor

Muchas veces el único patrimonio de un hombre es su actuar y modo de proceder en la vida. Esa herencia de principios es, sin duda, un legado de mayor importancia que el dinero y las posesiones materiales.

Nuestra legislación tiene una

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web