El Heraldo

Garantías de toda clase en las reparaciones del taller

Cuando uno piensa en la garantía que tienen todos los productos nuevos contra defectos de calidad o de idoneidad, casi siempre evoca la imagen de un vehículo, un televisor o  un celular, y por lo general no piensa en los servicios que contratamos, que también tienen garantía. 

Si alguien contrata por fuera de la garantía de fábrica del vehículo un servicio de reparación, instalación de accesorios o alineación y balanceo de llantas, los trabajos están amparados por la garantía que da el propietario del taller, la Serviteca  o el Almacén de Autoperiquitos   contra los defectos  del servicio prestado, que si no cumple los estándares de calidad ofrecidos se debe repetir sin costo para el cliente por mano de obra o repuestos 
Dicha garantía debe constar en un “certificado de garantía de reparación/instalación de accesorios” o en la factura de venta del servicio, por el tiempo o kilometraje que quien lo suministra considere apropiados, para lo cual  no existen mayores requisitos, salvo el de hacer bien la tarea.

Si la persona que contrata el servicio no recibe una garantía por escrito, en idioma castellano y letras bien legibles, o sea que no sabe por cuánto tiempo o kilometraje se obliga el prestador del servicio a responderle por la reparación o la instalación de los accesorios, tendrá la tranquilidad de saber que por mandato legal goza de una garantía de un (1) año contado a partir de la entrega de la labor contratada, porque la ley quiere que todo servicio o producto nuevo tenga su garantía

Si la tarea contratada es muy compleja  y de incierto resultado,  la reparación se entiende como de “medio” y no de resultado, y el prestador solo  se obliga a intentarla utilizando su experiencia y los recursos de la técnica a su disposición. La garantía está dada, no por el resultado, sino por las condiciones de calidad en la prestación del servicio, dice la ley del consumidor.

Incluso, si el taller considera que ni utilizando sus mejores recursos puede garantizar que el vehículo estrellado no quede ‘jalando para el monte’ como ciertas cabras, o que el tono de la pintura reparada será igual al del resto de la pintura medio tostada por el sol, podrá contratar con el cliente el servicio sin garantía, obteniendo su autorización y aprobación por escrito, pues la ley no obliga a nadie a lo imposible.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

De vuelta la interinidad de la CREG

La Comisión de Regulación de energía y gas (CREG) ha venido dando tumbos, zarandeada por decisiones desatinadas que han venido prolongando su interinidad, entorpeciendo su normal funcionamiento. Como se recordará el Presidente Petro intentó,

Leer
El Heraldo
Johanna Zuccardi

Mi niño tiene obesidad ¿Qué hago?

La obesidad infantil puede generar graves consecuencias para la salud a corto y largo plazo, Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para prevenir y combatir este problema desde temprana edad.

Se que lo que arriba menciono no es un se

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.