¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

División vs. sensatez

En Colombia, 3 de cada 10 personas tienen pensión y 3 dependen de terceros. Existe un desempleo de 22%, incluidos 6 millones de nuevos desempleados. 55% se mantiene en la informalidad. Y por causa de la pandemia y la desorientación política para superarla, vastos sectores medios están descendiendo a niveles de pobreza. Sectores pobres aceleran su caída a la pobreza extrema. 

Más de 8 millones de personas descenderían socialmente y ninguna ascendería en los próximos años. No todo se debe a la pandemia. Se desnudó una triste y tozuda realidad estructural: inequidad y desigualdad social.

Esta situación crea opiniones diferentes a las oficiales. Frente a ello el gobierno vuelve y pide unión en torno a su difuso y supuesto interés común; y que la única fórmula válida para no dividir a la sociedad es acatarlo, obedecerlo y someterse a su incompetencia y tendencia a favorecer a los más fuertes. Este gobierno no une, divide y no goza de claridad para dirigir el país. No entiende que lo político es construir una sociedad con progreso para todos. Para expiar sus limitaciones, cuando encuentra reacción y críticas, descalifica y acusa a sus gestores de dividir a los colombianos. El malestar frente al gobierno es asumido por él retando a no pensar en transformaciones sociales, sino a la resignación. El discurso oficial resucita el castrochavismo reeditando el ambiente electoral de 2018. Se mantiene a la sociedad en un conflicto sin fin, con enemigos fantasma y una polarización y fragmentación social. Pero el problema es la pandemia y la pobreza.

Parte de la élite especulativa, atada a la concentración de la tierra, capital financiero, comercio y negocios improductivos, ha dividido desde siempre a los colombianos. El gobierno para salir de esta crisis y retomar las actividades económicas apoya más a los que tienen más y menos a los que tienen menos. Hay quienes creen que cuando alguien es pobre no puede consumir más y necesita y merece menos. Con esa visión estrecha algunos definen lo que es y no necesario para los pobres; y piensan que ayudar a una familia pobre la convierte en atenida y perezosa. Todos los días escuchamos que distribuyen mercados, cuando en realidad se trata de una bolsa con alimentos, una bolsa de comida, para 3 o 4 días. No es más que eso. Si fuese para sectores medios o ricos, no lo llamarían mercado. Cuando distribuyen esos “mercados”, pensamos que los más desprotegidos no aspiran a más. Hay quienes definen que los derechos de los pobres se reducen a una bolsa plástica con una libra de arroz, un litro de suero de leche y dos enlatados. En la Vicepresidencia pensarían que esa bolsa hace atenido a quien la recibe; y que las centenas de billones de pesos que les entregan a los bancos no los vuelve estafadores legitimados. Desde antes de la pandemia, la comida distribuida en restaurantes escolares era de cuestionada calidad, reflejo perfecto de la premisa de que esos niños no podrían aspirar a una comida mejor que la recibida.

El gobierno está perdiendo el control del país. Y piensa que hay colombianos malos que solo buscan el conflicto y la división, pero no se considera involucrado o agente promotor de esa situación. La única salida es la sensatez.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

María Isabel Ferro

“Entrar” al colegio

La pandemia se volvió un desafío para el sistema educativo. Cerca de 1.500 millones de niños y jóvenes de 191 países han sido afectados. Un resultado inmediato es que dependeremos de la tecnología para continuar con los estudios. El pasado l

Leer
Hernando Baquero Latorre

Ley de residentes

Tal vez una de las preguntas que más genera angustia en un estudiante de Medicina que cursa sus últimos semestres es la que le formulan amigos y familiares acerca de si ya sabe en qué se va a especializar. Para dar respuesta a la inquietante pr

Leer
Kelina Puche

Dos años de Duque

Han pasado dos años desde que el actual gobierno nacional, en cabeza de Iván Duque tomó posesión de la Casa de Nariño, tras ocho años de mandato de Juan Manuel Santos. Dos años que han pasado sin mucho ruido en lo que refiere a los logros a

Leer
Néstor Rosanía

#21AñosdeImpunidad - Jaime Garzón

Ayer conmemoramos 21 años del vil asesinato de uno de los hombres más brillantes que ha tenido Colombia: Jaime Garzón. Uno podría escribir libros enteros sobre Jaime, pero en esta breve columna me limitaré a plantear 4 reflexiones.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web