El titulo es:Español constitucional

Últimas noticias

El alcalde Alejandro Char recorre los puestos que funcionan en el Malecón.
00:45

El alcalde de Barranquilla dice que medidas como las...

Hinestroza (izquierda) y Ruiz serán titulares ante el Tolima.
00:45

Después de disputar el título de la Superliga, Junior y...

Las cocineras preparan la tradicional arepa e' huevo de Luruaco.
00:40

Los comerciantes piden a la Policía revisar el Código....

Buque fondeado en uno de los muelles de la zona portuaria de Barranquilla.
00:40

Cormagdalena indicó que avanza, junto con la Financiera de...

Fachada del Hospital Universitario Cari E.S.E.
00:35

Iván González estará hoy en la institución hospitalaria....

El último cumpleaños de Brenda Pájaro junto a su hija Gisella y sus nietos.
00:30

‘Tu cumpleaños’ era el tema infaltable en este día para la...

00:30

“El Kaiser” de la industria de la moda falleció el martes a...

Fachada de la sede administrativa de la EPS Comfacor, ubicada en la capital de Córdoba.
00:30

Según Supersalud, las cifras desviadas, también para...

00:30

Informe de Fundesarrollo y la Cámara de Comercio destaca...

Jennifer Rodríguez dice estar más fuerte.
00:25

La boxeadora le aprendió a tomar amor al boxeo, es la...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 años

Español constitucional

Es cierto que la opinión pública tiene una imagen de la honorable Corte Constitucional, que no es mucho mejor que la que tiene de las Farc, pero debiera reconocerle, al menos, que trabaja mucho. Además del tiempo y del esfuerzo que le dedican a su incesante tarea de reformar continuamente la Constitución, de acuerdo con sus gustos y preferencias ideológicas, sus magistrados se sacrifican aplicando sus luces a otros frentes de gran trascendencia para la Nación. Entre estos brilla con singular fulgor la depuración que han acometido desde hace varios lustros del idioma español. Algo así como una Urbanidad de Carreño judicial que establece las expresiones que nos permitirán usar a los colombianos.

Recientemente, la Corte dio otro paso en este tema de tan trascendental importancia para la administración de justicia en Colombia, al establecer en reciente sentencia el lenguaje que deberán usar los colombianos en sus riñas entre vecinos. Informa la prensa que, en su sabiduría, la Corte “decidió ordenarles a los habitantes de un conjunto residencial dejar de usar las palabras ‘marica’, ‘mariquita’ y ‘maricada’ para aludir a un vecino”. 

Aunque la noticia no fue completamente clara, parece que la prohibición se limita a las peleas de vecindario. Sin embargo, harían bien los juristas en estudiar el caso, pues de ser general la prohibición podrían llegar a tener muchos clientes, dado el uso cada vez más extendido de esos términos en diversos segmentos de la población, particularmente los más jóvenes.

Ha sido más clara la Corte en cuanto a la forma de referirnos a quienes, lamentablemente, sufren algún grado de incapacidad permanente. Al ordenar no usar el término “discapacitado”, considerándolo peyorativo, la Corte ha aceptado que se sustituya por la expresión “persona en condición de discapacidad”. Escapa al entendimiento de la gran mayoría de los colombianos por qué es peyorativo el término y, además, cuál es la gran diferencia entre las dos expresiones. Sin duda esto es fruto de no poseer la sutileza de los magistrados que han tomado tan trascendental decisión y, sobre todo, de no entender –como lo hace la Corte– la gran importancia de decisiones como esta en la lucha contra el crimen.

Muchas otras palabras han ocupado la atención de la Corte. Al analizar alguna norma, ella ha considerado indignos términos como “alcoholizados crónicos, idiotas, cretinos o baldados”. Ha objetado la palabra “transferencia” en los traslados de un futbolista de un equipo a otro, y, gracias a su diligencia, en Colombia ya no hay “criados” ni “mentecatos”. Hoy, para ajustarse a la época, está estudiando si permite conservar la palabra “trabajador” en el léxico colombiano. En esto último, es posible que les siga el paso a esas empresas en las que ya no hay trabajadores ni empleados, sino “colaboradores”. Aparentemente, aquí la gente ya no trabaja sino que colabora.

En suma, el futuro del país es brillante, pues su Corte Constituyente no cejará en el empeño de enseñarnos a hablar. Aunque las cosas ya no podrán ser llamadas por sus nombres, ella, en su sabiduría, o el común de la gente, en su ignorancia, les darán unos nuevos. Solo queda una pregunta, una vez esos nuevos nombres estén en uso, ¿volverá la Corte a cambiarlos cuando a alguien, particularmente algún magistrado, no le gusten, habida cuenta de que lo que cambió fue el nombre, pero no lo nombrado?

Imagen de said.sarquis

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1