El Heraldo
Opinión

El derecho a la felicidad

Por estos días, anda en candelero la celebración de la existencia de uno de los legados de la solidaridad humana que más implica el cuidado imprescindible de la infancia.  La etapa determinante de la sobrevivencia de la vida, valga la redundancia, para que el mundo no desaparezca. Y es esta contribución la que nos da nuestro aprobado, raso a veces, y hasta inmerecido, la mayoría, pero imprescindible para alimentar el ego que nos ensalza. Aunque, afortunadamente, cada día más, la ola de la solidaridad nos inunda el alma. Es el caso de la institución que más acerca el corazón de las personas, la UNICEF, que con una administración, dechado de generosidad y honradez, viene alrededor del mundo envolviéndolo con su generosidad y eficiencia, manteniendo un patrimonio humano y espiritual que envuelve al mundo de la niñez, llenándolo de lo que tendría que ser connatural a la infancia: la risa, el símbolo de la solidaridad, la alegría del disfrute de las mismas oportunidades a todos los niños al margen de la vulnerabilidad.

UNICEF recibe donaciones desde todas las partes del mundo y ver sus siglas, “UNICEF”, despiertan la solidaridad y la honradez que significan y dan la confianza, y es por ello, que transcribimos para un mayor reconocimiento, su mensaje solidario: “Tenemos un tiempo limitado en esta vida. Ni más ni menos. Que hacer conciencia de esta realidad sea la oportunidad para conectarnos mucho más con la vida y la obligación que nos da nuestra situación privilegiada para abrir el corazón y compartir lo que consideramos una obra misericordiosa, pero que es una obligación moral: contribuir a que los niños del mundo sean tratados contra la desnutrición y sean vacunados contra las principales enfermedades que serían evitables si pudieran disponer ellos y sus familias al acceso de agua potable. Durante el 2018 y, ojalá estos datos nos sirvieran para seguir aumentando nuestra solidaridad en el presente año, millones de niños han sido tratados para reponerlos de la desnutrición aguda que padecían y según las estadísticas, uno de cada dos niños, gracias a la solidaridad de UNICEF han sido vacunados contra las principales enfermedades y se ha logrado para sus familias el acceso al agua potable. Según datos de UNICEF más de mil personas en el mundo han colaborado y dejado su legado solidario”.

Solemos guiarnos por las ayudas que, en la mayoría de los casos corren a cargo de los más poderosos. Sin embargo, existe una gran mayoría silenciosa que, con su buena voluntad y su vocación de servicio, contribuye al gran espacio social y ambiental que necesitan los niños más vulnerables. Y tal vez habría más esperanza de justicia social en el mundo si todos nos implicáramos más, en la tarea imprescindible de alimentarlos, educarlos y promover su derecho a disfrutar de una infancia feliz con juego y juguetes que, pensamos que no son tan necesarios para ellos, cuando en realidad, son imprescindibles para su alegría de vivir y su derecho a ser felices, en el presente y en su futuro.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Horacio Brieva

La confusa señalización de la Oriental

Realicé en Semana Santa una visita a San Jacinto. La tierra de mis ancestros paternos, del bisabuelo abogado del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario y del tío-abuelo fundador del Instituto Rodríguez, el otrora emblemático colegio de l

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Turismo, agro y emprendimiento

Los actos, actitudes humanas, decisiones, programas, política individuales o del estado, todo ello si es bueno, edificante, constructivo, si favorece a la comunidades, debe ser suficientemente divulgado. Muchas veces por modestia, por h

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Cultura y memoria

Con general beneplácito el sector cultural recibió el anuncio del presidente electo sobre la designación de Patricia Ariza como ministra del ramo a partir del 7 de agosto. Pocas gestoras tienen el recorrido que la poeta, dramaturga, escritora y

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Ecopetrol

La historia se repite. La crisis energética global que se precipitó con la invasión rusa a Ucrania y la respuesta de los países que integran la OTAN, guarda mucha similitud con la crisis energética en 1973, la cual tuvo como detonante la guer

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.