¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo

Cuña e intrusión salina

A la sequía que sigue azotando la Región Caribe debido a la falta de lluvias, originada por el fenómeno de El Niño, más la deforestación, la falta de cuidado de las fuentes de agua, etc., se le suman ahora los efectos de la cuña y la intrusión salina en los cuerpos de agua dulce.

La cuña salina surge cuando el agua dulce entra en contacto con el agua salada del mar y la primera fluye sobre la segunda debido a la diferencia de densidades. Es decir, el agua salada,  que es más densa o pesada, penetra por debajo de la dulce y la desplaza por causa de la morfología del cauce de un río, del caudal circulante, del nivel del mar, de los vientos persistentes, etc. Hoy parece que todo esto se hubiera alineado para originar la cuña salina que está presente en la desembocadura del río Magdalena y el canal del Dique.

Por su parte, la intrusión salina se origina cuando el agua salada se introduce desde el mar hacia los acuíferos costeros debido a la reducción del nivel freático del agua dulce, a la sobreexplotación de los acuíferos costeros o por la elevación del nivel medio del mar. Gran parte de lo anterior está presente hoy en la Región Caribe, sobre todo en zonas que ya no tienen fuentes de agua dulce superficiales –o están muy cerca de la orilla del mar– y que para poder satisfacer sus necesidades requieren pozos de agua dulce, cuyo contenido en estos momentos tienen unos niveles de salinidad superiores a los permitidos, tal como está sucediendo en La Guajira.

La presencia de la cuña salina ya está en Barranquilla y llega hasta las instalaciones de Rivert Port en el río Magdalena, y como este siga disminuyendo su caudal debido a la falta de lluvias podríamos estar muy cerca de situaciones –guardadas las proporciones– como las que vivimos en la década de los 80, cuando alguien afirmó que le había salido una sardina por la pluma del agua.

En el barrio Las Flores, en situaciones normales el agua dulce del río tiene un porcentaje de salinidad de 0,001%. Hoy estamos en niveles de 0,15% y eso obliga a que la Triple A, con los mayores costos que esto genera, tenga que bombear agua de Barranquilla a Puerto Colombia, a fin de lograr una mezcla que la haga apta para el consumo humano.

Ante estas circunstancias, las empresas que legalmente captan agua del río también incurren en esos mayores costos en contra de su competitividad, porque se ven obligadas a contratar más suministro de agua con la Triple A, o plantas desalinizadoras, a fin de tratar el agua que necesitan para sus procesos industriales. Y mayores costos también tendría Triple A –que no los recupera por vía tarifa–, si la cuña llega más allá del puente Pumarejo.
Igual sucede con el Canal del Dique: mientras la bahía de Cartagena recupera su belleza natural, la cuña salina afecta a varias poblaciones de Bolívar y Sucre. La Guajira igual tiene pozos con agua salada.

De manera que seguimos dependiendo de la naturaleza y nuestra indiferencia frente a ella tiene costos infinitos.

@clorduy
clorduym@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Rafael Nieto

Revocatoria de mandato

Quintero alcanzó la alcaldía porque, en contra de los acuerdos que se habían alcanzado, uno de los candidatos que iba muy atrás en las encuestas no se retiró de la contienda y se dividieron los votos que le habrían dado el triunfo a Alfredo

Leer
Catalina Rojano

El virus más virulento

La historia no se erige sola entre nosotros, cada habitante de este convulsionado hogar llamado Tierra es el encargado de escribirla, con sus mejores aciertos y sus más crasos errores. Desde hace más de un año nos enfrentamos a una entidad micr

Leer
Ismael Cala

WhatsApp y el poder del propósito

Por ejemplo, un cambio de políticas ha puesto en alarma a WhatsApp, la aplicación más popular de mensajería. En solo tres días, 25 millones de personas descargaron Telegram, su competencia directa. ¿Consideran los usuarios que se ha distorsi

Leer
Jesús Ferro Bayona

Adiós a Ramón Bacca

El fin de semana pasado murió el escritor Ramón Illán Bacca, a quien conocí en el ámbito académico que compartimos. Admiré su trabajo creativo como narrador, investigador literario y columnista de prensa, de cuyos comentarios ingeniosos y a

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web