El Heraldo
Opinión

La represa del ranchería, un inaudito elefante blanco

Impulsar la terminación de esta gran obra por parte del gobierno nacional permitirá crear condiciones para generar riqueza, empleo y oportunidades.

Aunque en nuestro país es popular la expresión “elefante blanco”, por la existencia de muchas obras públicas que cumplen con esa definición, el hecho de que el proyecto de la represa del rio Ranchería también lo sea no nos deja de producir cada día más asombro y extrañeza. Por sus características e importancia estratégica para La Guajira, la región y el país, este proyecto merecía ser el foco de la gestión de los gobiernos, tanto nacional como departamental, para terminarlo dentro del cronograma establecido y para que inmediatamente comenzara a generar sus enormes beneficios, pero desafortunadamente no ha ocurrido así. Sigue paralizado, sin que se conozcan las razones claras o coherentes de parte de las entidades responsables de su ejecución.

Este proyecto multipropósito fue concebido en forma acertada, con una innegable importancia estratégica, tal como quedó consignado en el documento Conpes 3362 del 14 de julio de 2005. Sus principales beneficios potenciales se resumen en: Contribuye a la creación de un polo de desarrollo agroindustrial, creando condiciones para generar ingresos para los habitantes del territorio; tiene enorme impacto en la productividad y sostenibilidad agropecuaria en una zona geográfica donde esta actividad económica es la más importante, contribuyendo con ello a la seguridad alimentaria; facilita el mejoramiento de la calidad y cobertura del servicio de acueducto para 9 municipios, beneficiando a más de 400,000 habitantes; permite regular el caudal del rio y facilita el montaje de una micro central hidroeléctrica.

Con tantos beneficios potenciales es difícil entender cómo un proyecto de estas características, en el que se ha invertido ya una enorme suma de dinero, sólo se haya terminado en su la primera fase, representada en un embalse con 198 millones de metros cúbicos de agua almacenada que no se está utilizando para el propósito con el que fue concebido, en una región habitada por comunidades sedientas de agua, y continúe en una larga e indolente parálisis desde el 2010. Actualmente sólo cumple con la regulación del caudal del rio para control de inundaciones o para mantener el flujo de agua en épocas de sequía. Por otro lado, mediante un sistema provisional no tecnificado, sólo se riegan entre 5 y 6 mil hectáreas utilizadas para ganadería y el cultivo de arroz, palma, maíz y otros cultivos de pancoger.

Ha habido una notoria falta de compromiso en nuestros gobernantes y líderes regionales para hacer seguimiento y presionar las gestiones necesarias para que esta obra no continúe inconclusa. Hace menos de tres años la Contraloría General de la República determinó la existencia de un presunto detrimento patrimonial por $637.000 millones de pesos debido a la deficiente gestión del proyecto. Hasta ahora no se conocen las consecuencias de este pronunciamiento de la Contraloría.

Impulsar la terminación de esta gran obra por parte del gobierno nacional permitirá crear las condiciones para generar riqueza, empleo y oportunidades de ingreso para muchos habitantes de La Guajira. Mucho más necesario y urgente ahora que la actividad minera ha entrado en claro declive.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Álvaro Villanueva

Irrespeto a una pandemia

El respeto, una condición soberana de la especie humana, está perdiéndose  cada día mas, otros animales de mucho menos categoría podrían darnos definitivas lecciones que colocarían el comportamiento de nuestra especie en un nivel de mu

Leer
El Heraldo
Oriana Álvarez Vos

¿Cómo ayudar a los jóvenes?

Una de las características de los mercados de trabajo de América Latina, y Colombia no es la excepción, es la falta de inserción laboral de la juventud, reflejada en las altas tasas de desempleo y la precariedad en el empleo juvenil. Los recie

Leer
El Heraldo
Weildler Guerra C.

¿Son ciudadanos los indígenas?

En días pasados el noticiero de una cadena de televisión informó en su franja nocturna que ciudadanos e indígenas se enfrentaron en la ciudad de Cali. De inmediato millones de televidentes se preguntaron: ¿son ciudadanos los indígenas? Aunqu

Leer
El Heraldo
Orlando Araújo Fontalvo

El nuevo coraje

Una mañana, en los albores del siglo XIX, una minoría acaudalada se despertó de un sueño agitado y decidió que ya no le gustaba el orden que un remotísimo trono le había impuesto por la fuerza de la cruz y de la espada. Luego de varias esca

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.