El Heraldo
Opinión

El papayazo de Bolívar

Durante las recientes protestas el senador Bolívar reconoció que financió a grupos de la denominada ‘primera línea’ con recursos y dotación para enfrentar el control de la Policía. Algunos de sus contradictores consideran, con razón, que la Corte Suprema debe investigar su actuación frente a las marchas y bloqueos, dada su condición de congresista.

Lo ocurrido el 20 de julio pasado, durante la elección de la nueva mesa directiva del Senado, después de la instalación del Congreso de la Republica, fue la materialización del viejo refrán popular que dice “papaya puesta, papaya partida”.

Ese día el senador Gustavo Bolívar, perteneciente al sector político de izquierda llamado la Colombia Humana, quien a pesar de despotricar permanentemente por los medios y redes sociales contra la coalición de gobierno y contra los otros miembros del Senado que no pertenecen al denominado Pacto histórico, se había postulado para conformar la mesa directiva de esa institución. Ocurrió lo que tenía que ocurrir: Sufrió una humillante derrota en su aspiración a ser segundo vicepresidente del senado, ocasionada por el voto en blanco de las mayorías, generando un hecho político sin precedentes conocidos en la historia del Congreso de Colombia.

Es conocido que este senador ha tenido una forma muy particular de hacer política, que por supuesto ha incomodado a muchos, no solo en los partidos tradicionales sino también en algunos partidos de la oposición, lo que se refleja en la dinámica del Congreso. Asistió al Congreso junto a otros congresistas de partidos de oposición, con casco de minero o de constructor -similares a los que usan algunos en los bloqueos- y ondeando la bandera de Colombia al revés, en un claro irrespeto a las instituciones; aun así se enfureció porque no lo eligieron vicepresidente del senado del país cuyos símbolos desprecia.

Durante las recientes protestas el senador Bolívar reconoció que financió a grupos de la denominada ‘primera línea’ con recursos y dotación para enfrentar el control de la Policía. Algunos de sus contradictores consideran, con razón, que la Corte Suprema debe investigar su actuación frente a las marchas y bloqueos, dada su condición de congresista.

Finalmente, luego de que el partido de la Colombia Humana no quiso postular un nuevo candidato para una nueva votación, como lo exigía el reglamento del Congreso, las minorías de la oposición, con un representante del partido Alianza Verde, obtuvieron esa dignidad.

En un intento por lavar su imagen el senador Bolívar salió a decir que él no se había postulado, sino que lo habían postulado los partidos de la oposición, como producto de acuerdos políticos en los que él no participó pero que los otros incumplieron, llegando a acusar de traición, con la reafirmación de su jefe político, al partido Alianza Verde, a pesar de las evidencias de que este partido había votado por él.

Lo que si ha quedado confirmado es la profunda división que existe entre las dos opciones de gobierno que ofrece la oposición, que solo se resolverá en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 2022. Por otra parte, hasta ahora, todo indica que los partidos de derecha y centroderecha que apoyan al gobierno también van a llegar a la primera vuelta con dos o tres candidatos.

Es un síntoma de sana democracia; aunque con tantas opciones, sin que se visualice un candidato fuerte y con un programa de gobierno bien estructurado y atractivo, que cubra los temas clave y fundamentales del país, parece casi imposible que haya un ganador en la primera vuelta.

Se avecinan meses en los que habrá que afinar las estrategias para facilitarle a los candidatos con más opciones posicionarse favorablemente para obtener el triunfo final en la segunda vuelta presidencial. O para seguir dando papaya.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿El barco se está hundiendo?

Cada día que pasa Colombia se parece más a Venezuela, en cuanto a su pobreza, sin que se haya producido un cambio en la dirección política del Estado, pues todo sigue en manos de quienes han manejado el poder en estos 200 años de independenci

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

Cuando todo es histórico

Cuando todo lo que se hace es histórico la simple lógica demuestra que nada es histórico. Es tan elemental esta afirmación que debería ser innecesario recordarla, pero las circunstancias obligan. Esto es exactamente lo que le está sucediendo

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

Salvar a Monómeros

La de Monómeros Colombo Venezolanos S.A. es una de esas historias que son bellísimas en sus comienzos, cuando de pronto se atraviesa una desgracia y acaba con el encanto para terminar en desastre.

Desastre que tiene nombre propio. Empr

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.