El Heraldo
Opinión

Una tarea bien hecha

Primero fueron los megacolegios y la modernización de 154 instituciones educativas, que resolvieron el problema de cobertura.

Después, el programa de alimentación escolar que entregó 110.000 raciones diarias a niños y jovenes de escasos recursos para combatir la deserción por causas no académicas.

La universalización de la educación requería otro componente: la primera infancia. Los estudiantes estaban llegando a los colegios sin el desarrollo de motricidades finas y gruesas. Por ejemplo. Más de 1.400 hogares comunitarios y 140 Centros de Desarrollo Infantil, se encargaron de remediarlo.

En la apuesta seguía la calidad. Con nuevas pedagogías, planes de estudio, educadores con estudios de alta formación, la capital del Atlántico debía convertirse en la ciudad más educada de Colombia. Hoy tiene el mayor número de colegios oficiales de excelencia académica del país. 

A esas instituciones llegó, en esa senda, lo impensable: la segunda lengua.Esta fue la primera ciudad de Colombia en tener un colegio público y un centro de desarrollo infantil totalmente bilingues.
Mientras tanto se iba cocinando el gran sueño superior. 

Aquí hubo un doble propósito: primero, garantizar la formación de los muchachos para que pudieran acceder a las becas otorgadas por el Estado nacional y, segundo, construir una oferta propia de carreras profesionales. 

Barranquilla fue, así, una de las ciudades del país que más estudiantes puso en los programas nacionales Ser Pilo Paga y Generación E. Las estadísticas dicen que por cada 48 estudiantes de la capital del Atlántico, sale un “pilo”. 

Por su parte la universidad distrital, que en sus comienzos logró formar a más de 15.000 estudiantes en 33 carreras técnicas y tecnológicas para el trabajo, empezó a tener un impulso definitivo con la transformación del Instituto Técnico de Soledad.

Si a ello se le suman las doce nuevas sedes del Sena, que en cuatro años cuadruplicaron la oferta que mantuvo la institución durante 70 años en la ciudad, unos 140.000 jóvenes que antes únicamente podían pensar en el ocio improductivo o el empleo informal, tendrán asegurado su proyecto de vida profesional. Eso es cuatro veces el número de egresados que cada año salen de las universidades de la ciudad.

Lo que Char hizo fue impulsar la inversión social más rentable que puede ejecutar un gobierno, pues la educación, según han dicho el Banco Mundial y el BID, garantiza la mayor tasa de retorno para las familias y la sociedad en su conjunto.

A la hora de los balances, pues, no quiero ponderar ni la canalización de los arroyos, ni la solidez financiera del Distrito, ni los modernos escenarios deportivos, ni el gran malecón que andan de boca en boca: hoy escribo para agradecer al señor alcalde Alejandro Char por esa visión de estadista que convirtió a los barranquilleros en el mejor producto de Barranquilla. 

albertomartinezmonterrosa@gmail.com
@AlbertoMtinezM

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
William Mebarak

Frases desconectadas

Para mí, es una pieza magistral de expresión de amor, engendrada en el costumbrismo.

Otras vienen de grandes protagonistas de la humanidad y quedan para siempre en la historia. “Las mentes que buscan venganza destruyen los estados, m

Leer
El Heraldo
Yamid Amat Serna

La espalda del barrio…

La cita es de Eduardo Galeano, una de las plumas más reconocidas de América Latina, uruguayo, escritor, periodista y amante del fútbol, dejó un legado literario enorme y de frases y textos que mantendrán vigencia siempre y que describen, de m

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

La nueva APP del río Magdalena

Este nuevo proceso nació de las cenizas de la frustrada y escandalosa APP con Navelena. Y, exactamente, en este momento está en fase de aprobación en el Ministerio de Hacienda y en Planeación Nacional. Luego de que se cumplan los trámites&nbs

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

¿Quién es un policía?

Al día de escribir esta columna va normalizándose la situación del país y el vandalismo minúsculamente persistente se va controlando porque sencillamente Colombia no quiere violencia. Estamos hartos, hasta la coronilla como se dice popularmen

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.