El Heraldo
Opinión

Me niego

Es necesario ser humildes, reconocer al otro con sus opciones y posibilidades, aceptar que puede tener razón.

Uno de los personajes del relato de Hechos de los Apóstoles que más me gusta es Bernabé. Un apodo que significa “el que da consolación”. Creo que eso debieran decir de todos nosotros: que somos capaces de brindar consuelo a los que sufren y padecen las inclemencias de esta pandemia que les ha quitado seres amados, los ha hecho sufrir físicamente y les ha metido en las peores situaciones económicas. Su compromiso con la comunidad es total, tanto que entrega lo suyo para el bien de todos: “José, un levita nacido en Chipre, a quien los apóstoles llamaban Bernabé, que significa el que da consuelo, tenía un campo, lo vendió, trajo el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles” (Hechos 4,36-37). Él funciona como embajador, ya que va enviado por la comunidad a conocer las experiencias de otros lugares (Hechos 11,22-24) y lo hace siempre desde esa bondad que todos le reconocen.

También me gusta por sus acciones frente al tema de la inclusión de Pablo en la comunidad cristiana del momento. Después de la experiencia mística que le permitió a Saulo encontrarse con el Resucitado, regresa a Jerusalén y los hermanos de la comunidad lo rechazan porque no  creen en su cambio y le tienen miedo por todo lo que hizo contra ellos (Hechos 9,26-31). Bernabé sirve de puente para que la comunidad acepte a Pablo, a partir de dar testimonio de su auténtico cambio. Es decir, se comporta como un ser-puente. Como uno capaz de unir, de generar consensos. Creo que Bernabé lo puede hacer porque es un ser humano de fe, es decir, alguien capaz de mirar lo bueno de la vida, de creer en los otros y descubrir en ellos la bondad y los valores que le impulsan; porque es alguien que ha entendido que la comunión no es uniformidad, que necesitamos relacionarnos desde las diferencias para construir a favor de la consecución de los objetivos fundamentales que se tienen.

Cuando veo todo lo que pasa en Colombia, pienso en la necesidad de esos seres-puentes. Esos que son capaces de salvar abismos para seguir construyendo condiciones equitativas y justas que permitan a todos realizar sus proyectos personales de vida. No se trata de eliminar al otro y negar sus intereses anticipadamente, sino de propiciar diálogos verdaderos que generen posibles sinergias, porque inexorablemente somos un ‘nosotros’ obligados a entendernos, a solucionar conflictos, a abrir puertas hacia un mejor futuro y a permitirnos realizarnos desde nuestras características personales y opciones de vida.

Entiendo que es más fácil dinamitar, destruir e incitar a que nos enfrentemos, con el resultado paradójico que terminamos consiguiendo lo que queríamos evitar. Por eso, esa no es la mejor opción. Si todo lo decidimos desde la superioridad moral e intelectual que creemos tener sobre los otros, no solucionaremos nada. Es necesario ser humildes, reconocer al otro con sus opciones y posibilidades, aceptar que puede tener razón, y desde la argumentación, encontrar consensos que nos permitan ser con los demás. A veces pienso que entendernos con los otros es un acto de egoísmo, porque solo entendiéndonos cada uno puede estar bien.

Sé que hoy son más apetecidas las invitaciones a las disputas, a la violencia –de todo tipo-, a desconocer y deslegitimar las búsquedas de los otros, pero, por opción de vida, me niego a que ese sea el camino y por eso te invito a ser puente. Un ser humano puente.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Nueva política de seguridad

Dos hechos recientes demuestran, como si hicieran falta más pruebas, la necesidad de reformular la estrategia de seguridad que viene implementándose desde Santos y que, con mínimos ajustes, se ha  ejecutado también en este gobierno. En ma

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Agua vs. Coca-Cola

Hace mucho que el criterio propio dejó de importar. Al menos eso es lo que esboza la gran polémica que ha despertado en el planeta entero el que Cristiano Ronaldo hiciera a un lado dos botellas de Coca-Cola antes de comenzar una rueda de prensa

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Emprender: Una montaña rusa de emociones

Si eres emprendedor seguramente alguna vez te has sentido en un parque de diversiones a lo largo de la historia de tu negocio. 

Todo comienza con nuestro deseo de subir a esa “atracción” y la expectativa por lo que vendrá. Lue

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Educar para convivir

A unos estudiantes de bachillerato, el profesor les puso a escribir sobre el manejo que el Gobierno ha dado a las manifestaciones que ha habido en el país durante más de cuarenta y cinco días. Lo malo fue que el profesor había tirado línea an

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.