El Heraldo
Cada ‘me gusta’ le permite al algoritmo perfilar a cada usuario.
Sociedad

Dime qué visitas y te venderé lo que necesitas

Los algoritmos en la red cambiaron la vida de la humanidad con su capacidad de predecir comportamientos individuales basados en modelos matemáticos.

Mucho se ha dicho sobre la capacidad que tienen las plataformas digitales y las redes sociales para mostrarle a los usuarios imágenes, videos y anuncios relacionados a sus gustos. Esto en el lenguaje psicológico se conoce como “arquetipos”.

Carl Jung fue el primero en acuñar dicho término como una manera de “entender las motivaciones de la personalidad humana”.

Luisa Betancourt, docente de la especialización en Investigación de mercados y del consumo de la Universidad El Bosque y especialista en Psicología del Consumidor, explica que los algoritmos son una secuencia lógica de pasos, un conjunto de instrucciones y reglas, que se da de manera ordenada y que solucionan un problema o conducen al logro de un objetivo determinado.

“Somos únicos como especie en desarrollar instrucciones secuenciales y lógicas con base en el pensamiento, por lo que efectivamente los algoritmos hacen parte de nuestro repertorio conductual, de nuestra cotidianidad y nuestras rutinas”.

Betancourt explica que los algoritmos se basan en la observación repetida de la conducta ya emitida por los consumidores: el tiempo que permanecen en plataformas y en sus interacciones, lo que permite identificar, sus hábitos, gustos y preferencias para así establecer patrones.

La especialista afirma que la red tiene una gran ventaja por ser un ambiente más controlado, donde el manejo de data es evidente.

“En ambiente tradicional muchas veces perdemos de vista esas interacciones; pero en la red está todo dado para ser medido y usado para crear estrategias cada vez más personalizadas, lo que hace que se tenga más control de la conducta y por lo tanto sean los algoritmos convencionales los que determinan los comportamientos del consumidor”, afirma.

Entre más tiempo de permanencia tenga el consumidor en la red mostrando sus comportamientos naturales, su manera de pensar, sentir y actuar, más rápido será identificado a través de los algoritmos, teniendo estos la capacidad de predecir cómo puede comportarse a futuro.

Sadoth Giraldo Acosta, profesional en Mercadeo y Publicidad con especialización en Psicología del Consumidor, añade que el comportamiento del usuario al ser repetitivo facilita la identificación y permite anticiparse de forma predictiva combinando lo que se conoce como la big data (datos masivos), análisis de datos, inteligencia artificial, entre otros.

Por dicho motivo, según Acosta, es muy complicado “librarse de los algoritmos” puesto que en el contexto digital y desde cualquier dispositivo electrónico, ya hay una base de seguimiento y registro.

“Tal vez no somos conscientes de que hemos autorizado en los términos y condiciones del correo electrónico, de alguna red social que tengamos, de un sitio adonde entramos a ver o a comprar, la posibilidad de compartir datos e información sin restricción”, dice.

Conductas determinantes

La psicóloga clínica, Johanna Díaz, reafirma que efectivamente estas “operaciones matemáticas” hacen juego con la psicología del consumidor y sus procesos cognitivos para llevar al individuo a tomar decisiones basadas en sus “necesidades”, pero respondiendo a la vez los intereses de las empresas.

Para Díaz es muy difícil, por más que se quiera, escapar de alguna manera de los algoritmos, precisamente porque en la actualidad “están inmersos en nuestra vida cotidiana en todos los patrones de la tecnología”. Dicha tendencia en el comportamiento, agrega, viene en aumento con el paso de los años.

Los procesos rutinarios que realizan las personas en su diario vivir son los que ayudan a la inteligencia artificial a “descifrar” sus formas de pensar, sentir y actuar.

En la actualidad existen aplicaciones para casi todos los procesos rutinarios como ir de fiesta, encontrar pareja, ir a restaurantes, tomar fotos, etc.

Precisamente la manera como interactúa el individuo con las aplicaciones le da la mano al marketing para que este trabaje sus estrategias.

El experto en marketing digital Alan Piña dice que gracias a los algoritmos se cambió la manera de hacer publicidad. En pocas palabras “ellos saben exactamente quienes somos”.

Esto es lo que permite que las publicidades lleguen directamente a las personas que podrían adquirir un producto o servicio, incluso podrían llegar a influir en la decisión de votos de un individuo cuando se celebra una elección.

Piña recuerda que hace muchos años las marcas solo ponían una valla publicitaria y con eso “aparentemente llegaban a diferentes públicos”. Adultos, niños y ancianos podían ver la misma publicidad sin que esta necesariamente fuese dirigida a alguno de ellos.

Consumidor - producto

De acuerdo con Luisa Betancourt estamos en una época en la que el centro del marketing es el consumidor, por lo que cada vez se le da más relevancia a lo que este haga o deje de hacer en los ecosistemas digitales.

Ante esto, Sadoth Giraldo concluye que cada persona se ha convertido casi que en un solo segmento, por dicha razón “segmentar adecuadamente”, más allá de variables demográficas, considerando otros ítems como tipo psicográfico (rasgos psicológicos de los consumidores, estilo de vida, sentimientos, intereses, y deseos) junto a variables culturales ayudarán a que sean reconocidas las personas por sus propias condiciones, lo que permite diseñar y configurar productos y servicios a la medida, orientados al gusto particular y no el masivo. También a hablar de forma única a cada usuario, así el mensaje le llegue a muchos individuos.

Disputa

Facebook y Apple se han visto inmiscuidos en una pelea desde que Apple anunció que en su actualización del sistema operativo para teléfonos iPhone iOS 14 requerirá que los usuarios concedan permiso explícito para que las aplicaciones puedan acceder a su perfil digital. Este perfil, llamado IDFA, identifica a cada usuario basado en actividades y consultas previas, lo que permite a los anunciantes “seguir” y dirigir campañas publicitarias adaptadas a sus intereses.

Facebook, cuyo negocio depende fundamentalmente de la publicidad ‘online’, se opone a la medida, y sostiene que con su implementación, los desarrolladores de aplicaciones podrían perder el 50 % o más de sus ingresos publicitarios.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • digital
  • Internet
  • marketing digital
  • Redes Sociales.
  • Ventas
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.