Sin photoshop

“Yo estoy para las que sea por Colombia y Venezuela”: Luciano D'Alessandro

El actor cuenta cómo ha sido su proceso en la campaña de integración Somos Panas Colombia y de su lucha contra la xenofobia. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

A orillas del río Magdalena, colorado por los rayos del sol pero con una sonrisa enorme en su rostro, Luciano D'Alessandro recibió su nombramiento como el primer colaborador de alto perfil de La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Colombia.

Desde la ‘Puerta de Oro’, ciudad que afirma le encanta, el actor colombo-venezolano le contó a la Revista Gente Caribe su pasión y su labor por promover la inclusión y luchar contra la xenofobia a través de la campaña Somos Panas Colombia, y de la ilusión, el compromiso y la responsabilidad que tiene al dar el primer paso para iniciar su carrera de voluntariado y convertirse en embajador de buena voluntad de la Acnur.

Luciendo un nuevo estilo, el artista también habló de sus nuevos proyectos profesionales, sus miedos, su sueño de volver a una nueva Venezuela y de lo enamorado que hoy está al lado de su novia María Alejandra Requena.

Luciano D'Alessandro, considerado uno de los galanes de telenovela más emblemáticos, definitivamente no solo cautiva con sus raíces y físico italiano, sino también con su sentido de pertenencia y conciencia social que hoy lo han hecho ganarse el corazón y el respeto de millones de colombianos y venezolanos por los que ha luchado y trabajado por más de tres años.

P.

¿Cómo llegó a Somos Pana Colombia?

R.

 Siempre había trabajado con otras organizaciones para tratar de unir todo lo que es Venezuela y Colombia, pero llegué a Somos Panas Colombia de una manera muy bonita, a través de la actriz colombiana Yesenia Valencia. Ella maneja Smartfilms, me llama y me dice, “estoy viendo mucha xenofobia en Colombia, tenemos que hacer algo” y me pareció bonito que una colombiana tuviera esa iniciativa y le dije —te lo agradezco en el alma, hagamos algo—.Se asoció con Somos Pana, iniciamos una relación contando historias con la Acnur y ha sido maravilloso.

P.

¿Cuál es su mensaje de lucha contra la xenofobia?

R.

La xenofobia es sinónimo de miedo y yo invito a toda la población de aquí, de todos lados a que no tengan miedo. Simplemente pónganse en los zapatos de la otra persona, en esos zapatos que han tenido que caminar kilómetros para llegar a un lugar donde encontrar algo de estabilidad y estoy seguro que cuando lo hagan el corazón se les va arrugar un poquito y se van a identificar, eso es lo que yo pido. Nada de esto se trata de plata porque muchos no tienen pero con respetarnos y no rechazar estamos colaborando mucho con esa gente que ha tenido que dejar todo para empezar de cero. 

P.

¿Cómo ha sido esa labor de llevar el mensaje de inclusión?

R.

 Es una labor titánica porque estamos claros que son casi dos millones de venezolanos que han venido a Colombia que también tiene sus problemas como cualquier otro país de Sudamérica y eso es más responsabilidad, pero así le llegue el mensaje de la inclusión, del no rechazo, del respeto, a una sola persona, a dos o a 100, ya se hizo el trabajo. La idea es que esto sea masivo, que el rechazo cada vez se vea menos.

P.

Con más de tres años en Somos Pana Colombia, ¿cómo ha visto el proceso de inclusión entre venezolanos y colombianos?

R.

Yo lo que veo normalmente es a ese colombiano solidario, a ese que da la mano y eso es lo que hay que mostrar para que se contagien los demás. Entiendo perfectamente que puedan tener recelos o un poco de rechazo porque también se sienten inseguros por el hecho de creer que les pueden quitar cosas, pero yo los invito a que sean más abiertos. Creo que dándole la mano al otro es más factible que los dos se puedan nutrir, sacar provecho de buena manera y tener una vida más digna.

P.

¿Qué opina de que se haya conmemorado el Día Mundial del Refugiado en Barranquilla?

R.

Que La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (Acnur) para los Refugiados haya escogido a Barraquilla, a Colombia, para conmemorar el Día Mundial del Refugiado es maravilloso. Es un mensaje contundente para toda la población y la muestra de que este es el camino. El camino es ayudar, ser solidarios y estar unidos.  

El actor presentó el conversatorio y concierto ‘Así Suena la Integración’ para conmemorar el Día Mundial del Refugiado en el Gran Malecón. Lo acompañó la banda Monsieur Periné, la directora de EL HERALDO, Erika Fontalvo y el alto comisionado Filippo Grandi, entre otros. Orlando Amador
P.

¿Qué significa su nombramiento como el primer colaborador de alto perfil de Acnur en Colombia?

R.

Este nombramiento es una maravilla. El señor Filippo Grandi, que es el alto comisionado, me dice: “quiero pedirte que seas” y yo le dije — no, no me tiene que pedir nada, eso es un honor, ¿qué hay que hacer?—. Yo estoy para las que sea por Colombia y Venezuela. Es más responsabilidad pero conmigo cuentan siempre con o sin nombramiento. Siempre diré que si todos remamos para el mismo lado, los resultados serán más positivos, por eso cualquier cosa que pueda realizar para que los colombianos y los venezolanos se tomen de la mano, ahí estaré.

P.

¿Le gustaría volver a Venezuela?

R.

 Siempre a uno le hace falta la tierrita, sobre todo mi pueblo donde nací, El Tigre, allá vive mi papá y mi mamá, en Maracay, entonces para mí regresar es una cosa de ver a mi gente, a mis seres amados y a mis hermanos de la vida que son amigos de 30 años. Regresar a la tierrita siempre es bonito y espero que en algún momento que diga —me voy a vivir a Venezuela—también lo puedan hacer todos aquellos que desean regresar y que sea porque haya un cambio en el país y las cosas estén mejor. Ojalá todos podamos volver en algún momento.

P.

Qué mensaje le deja a los refugiados?

R.

Hay un miedo que yo siempre he tenido y es el de caerme y no saber si me puedo levantar, pero siempre hay una oportunidad para levantarse. Las veces que  me he caído la vida me ha dado una nueva oportunidad. No tengan miedo, la vida en algún momento les da un huequito de luz para brillar y seguir adelante sin mirar atrás. En estos tiempos hay que tener fuerza y resistencia.  

P.

¿Qué viene profesionalmente?

R.

Tengo un mes grabando en RCN pero todavía no puedo decir qué es, pero pronto sabrán. Es un proyecto increíble, un personaje chévere y por eso tengo este look de pelos parados y un poco pintados que estoy disfrutando un montón. Pronto me van a ver al aire si Dios quiere.

P.

¿Su corazón?

R.

Bien, enamorado con mi amada María Alejandra, vamos muy bien.

P.

¿Le gusta Barranquilla?

R.

Me encanta, me encanta el Caribe colombiano en especial Barranquilla, me parece muy cercana porque yo vengo del Caribe, casi toda Venezuela lo es, entonces me siento como en casa y la gente con ese calor humano es increíble. Tengo mucha gente querida acá y siempre hay una bonita excusa para quedarse en Barranquilla.

Luciano D'Alessandro posó para la Revista Gente Caribe desde el Gran Malecón del Río. Orlando Amador
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.