El Heraldo
Cortesía Bilena Molina.
Sin photoshop

“No hay que tenerle miedo a los cuidados paliativos”: Bilena Molina

Lograr que sus pacientes tengan una vida digna y disminuyan su sufrimiento es lo más importante para la especialista en Dolor.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Aliviar el dolor y ayudar a los pacientes a que acepten su propia muerte es el día a día de la médico y especialista en Dolor y Cuidados Paliativos, Bilena Molina Arteta.  Su vocación por servir la llevó a estudiar Medicina en la Universidad Metropolitana de Barranquilla para luego continuar una especialidad en Anestesiología en la que se “enamoró” de los cuidados paliativos, gracias a un profesor de su primera especialidad.

En la actualidad, la barranquillera trabaja en el Instituto de Cancerología de Bogotá, es docente universitaria y además es la líder científica del programa ‘Contigo’ de cuidados paliativos en su ciudad natal.

Desde el 2009 Bilena está enfocada en el bienestar de sus pacientes que afrontan enfermedades terminales o degenerativas. Afirma que para ella lo más importante es que quienes acuden a estos cuidados logren tener una vida digna y dejen a un lado la concepción de que este tipo de tratamientos es sinónimo de muerte.

Para la profesional de la salud conmemorar este sábado el Día Mundial de los Hospicios y los Cuidados Paliativos es una manera de darle esperanza aquellos enfermos que necesitan aliviar su sufrimiento físico, psicológico, social y espiritual.

“Soy médica de vocación. Nunca me he arrepentido de escoger esta carrera con la que he podido ayudar a tantas personas.  Estoy feliz de poder venir cada 15 días a Barranquilla para brindar este apoyo que tantos pacientes necesitan. Hoy más que nunca debemos conocer de los cuidados paliativos y aceptar que son una vía para ayudar a un enfermo a aliviar su dolor y a tener una mejor vida”.

P.

¿Qué son los cuidados paliativos?

R.

Es el cuidado activo de los pacientes portadores de enfermedades que no responden a un tratamiento curativo. Con ello le ofrecemos a los pacientes un apoyo interdisciplinario para que vivan lo más activamente posible hasta llegar a la muerte. Con los cuidados paliativos no solo se apoya al paciente, sino también a los familiares durante la enfermedad y el duelo.

P.

¿Cuál es el objetivo de los cuidados paliativos?

R.

Principalmente aliviar el dolor y los otros síntomas molestos de los pacientes, pero también atender psicológica y espiritualmente a los enfermos terminales para que puedan aceptar su propia muerte y prepararse para ella en la forma más completa posible. Con estos cuidados se busca ofrecer un sistema de apoyo que ayude a los pacientes a promover su autonomía y autoestima. Desde los cuidados paliativos, también se busca brindar un sistema de apoyo a las familias para que puedan afrontar la enfermedad del paciente y sobrellevar el período de duelo. 

P.

¿Quiénes pueden acudir a este tipo de tratamientos?

R.

Aquellos pacientes que sufren de enfermedades terminales o graves, ya sean oncológicas o no. Niños, adultos, ancianos y mujeres embarazadas pueden acceder a estos tratamientos, aunque algunas veces toca desembarazarlas. Esto es una cobertura universal, aunque todavía hay un poco de miedo. 

P.

¿Las EPS en Colombia brindan a los pacientes este tipo de tratamientos?

R.

Es obligatorio que tengan cuidados paliativos como una alternativa. Deben tener personas entrenadas y que tengan compasión por los pacientes. La idea es que los pacientes conozcan de estos servicios y que obliguen a sus EPS a que les den estos cuidados para modular los síntomas que cada uno tiene y les altera su calidad de vida. Aquí está la ley Consuelo Devis Saavedra, que fue constituida para que todos tengamos el derecho a tener cuidados paliativos. Cada vez son más las entidades de salud que cumplen con esto y en la Costa Caribe se ve mucho el crecimiento.

Bilena es madre de dos niñas, Marianella y Antonella, quienes son para ella su motor para salir adelante. Cortesía Bilena Molina.
P.

¿Desde su especialidad se opone a la eutanasia?

R.

La medicina paliativa se opone firmemente a la eutanasia. Nosotros no hacemos eutanasia porque la idea y base de nuestros cuidados es que el paciente tenga alivio y no llegue a la determinación de pedir este procedimiento. La eutanasia aquí en Colombia solo la pide una población menor. La medicina y los cuidados paliativos afirman la vida y reconocen que el morir es un proceso normal.

P.

¿Sus emociones se han visto tocadas por su profesión?

R.

Tuve una paciente menor de 30 años que tocó mucho mi corazón. Hice todo el abordaje con ella para su buen morir. Fue muy difícil el proceso con su familia y con sus hijos porque ella tenía muchas ganas de vivir pero llegó el momento en que dejó de responder a la quimio y a la radioterapia. Hicimos los cuidados paliativos y ella tuvo un buen morir en su casa. Siempre fue una mujer que aceptó de la mejor manera este tratamiento. A ella siempre la voy a recordar con mucho cariño. 

P.

¿Qué le ha enseñado a enfrentarse a experiencias tan duras con sus pacientes?

R.

El dolor es una especialidad que requiere vocación, amor y compasión por los demás. Siento que los cuidados paliativos me han hecho ser mejor persona, veo la vida como el hoy, no la veo como el voy a llegar a viejita. Siempre trato de sonreír y dar lo mejor de mí, es hoy y no mañana porque aquí no sabemos cuánto vamos  a durar. Los cuidados paliativos me han enseñado a aprovechar cada momento para ser feliz.

P.

Hoy se conmemora el Día Mundial de los Hospicios y Cuidados Paliativos, ¿qué mensaje le dejaría a los lectores sobre este tema?

R.

Quiero que sepan que los cuidados paliativos son tratamientos seguros que nos van ayudar a mejorar nuestra calidad de vida. No hay que tenerle miedo a los cuidados paliativos porque son un abordaje multidisciplinario en el que se acompaña a los pacientes para que no sufran, porque cuando nosotros sufrimos morimos más rápido. La invitación es a que trabajemos juntos para eliminar las barreras y que cada vez sea más el acceso y la equidad a este derecho humano.

Bilena Molina vivió su niñez entre Juan de Acosta y Baranoa, Atlántico. Cortesía Bilena Molina
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.