San Andrés | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El 11,75% de las víctimas registradas en el país hacen parte de las comunidades afrodescendientes.
San Andrés

Una guerra que no cesa: la verdad del pueblo negro

Llaman a superar la exclusión, el racismo y la discriminación que han intensificado la violencia en su contra.

Quiero contarle, mi hermano, un pedacito de la historia negra, de la historia nuestra, caballero. Y dice así...”.

Nadie habría podido retratar los dolorosos sucesos históricos en los que se forjó la cultura afrodescendiente en Colombia mejor que el Joe Arroyo. Él entendió la historia, la cantó y la volvió protagonista en la pista de todo bailador. Sin embargo, el pueblo negro aún no tiene garantías de no repetición y por los flagelos del conflicto armado en el país aún se les escucha gritar: “¡Oye, man!, no le pegue a la negra”.

La verdad del pueblo negro se puede retratar en una realidad: según cifras del Registro Único de Víctimas, el número total de víctimas negras, raizales y palenqueras llega a 1.035.086, lo que corresponde al 11,75% del total de 8.803.836 de víctimas registradas. Siendo así, un 38,38% del total de la población negra en Colombia se reconoce como víctima del conflicto armado.

“Yo creo que lo que me pasó fue porque soy negra”, es la conclusión a la que llegó una mujer víctima en María La Baja, Bolívar, que prefirió no revelar su identidad, ella narró cómo fue violada, ultrajada, usada y marcada “como si fuera ganado” por un bloque paramilitar en el año 2000.

“El día que lo conocí me dijo ‘yo soy paraco’, yo le pregunté ‘eso qué es’, y su respuesta fue: ‘de los que mochan cabeza’. Ese día me obligó a desfilarle a todos los hombres que estaban ahí y me dijo ‘para que no te olvides de mí, te voy a marcar’. Y lo hizo, me marcó como si fuera un ganado y solo recuerdo haberme desmayado del dolor”, contó la mujer, en el marco del evento La verdad del pueblo negro, afrocolombiano, palenquero y raizal, promovido por la Comisión de la Verdad.

“Es una herida que nunca va a sanar, porque yo sigo con mi marca, lo que las mujeres de María La Baja vivimos fue revivir la esclavitud negra. Nosotras teníamos que cocinarles, lavarles, y favorecerlos sexualmente a las autodefensas, porque como ellos eran blancos y nosotras negra, podían hacer todo eso”, afirma la víctima.

“Los negros, brutalmente, han sido mantenidos por el estado como colombianos de segunda categoría”.
Las mujeres cuentan su historia y su dolor a través del baile y el son de los tambores.

En diálogo con EL HERALDO el comisionado de la Verdad Leyner Palacios afirmó que es común escuchar a las víctimas de las comunidades negras considerar que esos sucesos les ocurren por “ser negros/as”. “Nosotros desde el trabajo de esclarecimiento de la verdad encontramos que hay un racismo y una tendencia al genocidio sistemática. Cuando uno mira el mapa del conflicto armado, con todas sus degradaciones, se da cuenta que en su mayoría se da en las comunidades afro. Las peores masacres, los peores asesinatos, desplazamientos, las situaciones de despojo más terrible, se dan en esos territorios”.

Agrega el comisionado que “esa violencia ejercida a las comunidades negras, no ha sido lo suficientemente rechazada.  Incluso hasta tolerancia ha habido por el Estado colombiano, porque el Gobierno ha conocido las tragedias, pero poco ha actuado en su deber de proteger a las comunidades. Esa omisión también es un tipo de violencia”.

En la región Caribe e insular hay dos casos en específico que preocupan. Sin desconocer la violencia ejercida en otras poblaciones de la Región, la Comisión de la Verdad tiene la alerta con la situación de San Andrés y Providencia y San Basilio de Palenque en Bolívar.

“Hay una invisibilidad de parte de los colombianos con respecto a lo que ha pasado en San Andrés. La isla ha sido concebida como un paraíso terrenal, y es un territorio que no es solo turístico. Por ejemplo, las familias de La Loma y San Luis están siendo afectadas por el conflicto armado, allá padecen el reclutamiento de jóvenes, quienes tienen una habilidad natural para estar en el mar, eso los convierte en un instrumento de la guerra y los desaparecen”, aseguró a EL HERALDO Danny Ramírez, encargada de la Dirección de Pueblos Negros y Raizales.

A corte del 31 de octubre de este año, según cifras del Registro Único de Víctimas, en San Andrés y Providencia el 32% de los raizales han sido desplazados de sus territorios y el 12% han sido asesinados en el marco del conflicto armado.

Asimismo, el mismo informe muestra que el 98% de la población de San Basilio de Palenque, el primer pueblo libre de América, ha sufrido desplazamiento forzado.

“A pesar de la constitución que dice que todos somos iguales, sabemos que es mentira. Hay ciudadanos de primera y segunda. Los negros, brutalmente, han sido mantenidos como colombianos de segunda”, afirmó Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

En esa misma intervención, actores como Salvatore Mancuso, Pastor Alape y Timochenko pidieron a las víctimas perdón, asegurando que “cometieron errores con la comunidad negra, por no entender los factores diferenciales del conflicto”. Asegurando, además, que son cargas que pesaran toda la vida, a pesar de la generosidad con la que han sido tratados por las víctimas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • afrodescendientes
  • Pobreza región Caribe
  • Providencia
  • Region Caribe
  • San Andrés
  • Violencia
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web