El Heraldo
Orlando Amador
Qué ha pasado con

“La gente conmigo ha sido tremendamente generosa”: Ismael Barrios

El actor cartagenero está feliz con su participación en ‘El hijo del Cacique’. Su deseo es que la gente le siga dando su cariño y apoyo en sus producciones.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Antes de empezar la sesión fotográfica para Gente Caribe, Ismael Barrios se tomó un café y se fumó un cigarrillo, como acostumbra a hacerlo después de almorzar. Con la jocosidad y profesionalismo que lo acompañan, el actor rememoró diferentes anécdotas de producciones en las que ha participado, entre las que están: Guajira, Alejo, la búsqueda del amor, Rafael Orozco, el ídolo, entre otras.

Con 36 años en la industria del entretenimiento y después de experimentar en diferentes campos artísticos como la música, la presentación, la producción y la actuación, el cartagenero explora una nueva faceta en la creación de contenidos humorísticos en las redes sociales, un proyecto que nació en pandemia y que asegura ha sido un “éxito total”.

Ismael, además de personificar al malicioso Santander en El hijo del Cacique, acaba de terminar una película que se rodó en Barranquilla, al igual que una serie grabada en Valledupar que pronto se estará estrenando por el canal regional Telecaribe.

Entre sus planes está la creación de un estudio de grabación en la capital del Atlántico, que ya está en curso y lanzar junto a unos amigos un sencillo musical en el género de la salsa.

A continuación, apartes del diálogo sostenido con este talentoso actor cartagenero.

P.

¿Cuéntenos de esa faceta como creador de contenido?

R.

Ese es un tema de pandemia. Estamos creando contenidos para redes y gracias a Dios ha tenido muy buena acogida. Esto fue algo que debatimos durante mucho tiempo con un grupo de trabajo de cómo mover mis redes que estaban totalmente quietas porque el trabajo a veces no te permite hacerlo. Decidimos explorar este mundo, que para mí era totalmente desconocido y el primer obstáculo fue crear contenido de 30 segundos, eso es tremendamente difícil, pero fue un reto entretenido. Escogimos el tema de la familia, nos fuera bien o mal, y ha funcionado perfectamente.

P.

¿Cómo fue crear el personaje de Santander en ‘El hijo del Cacique’?

R.

Fue un personaje que construimos entre todos, nunca existió, así que es totalmente ficción. Construirlo y adentrarse en la historia con él fue un trabajo más en equipo para aprender cómo actuaba y qué quería. Yo me fui por el lado de los managers, pero uno diferente al que vemos normalmente rumbero, este emborrachaba a todo el mundo, mientras estaba maquinando qué hacer. Gracias a mi Dios bendito ha sido un personaje que ha funcionado y estamos muy contentos con eso.

P.

¿Cómo se siente de hacer parte de esta producción?

R.

Yo conocí a Martín, a su hermano Rafa, a su papá y a varios de ellos. Nunca pensé que me iba a tocar hacer una novela de la muerte de Martín, cuando me hablaron del proyecto quisimos entender que este era un homenaje que se le había hecho a un muchacho grande que había vivido muy poco tiempo, pero que había hecho demasiado. Esta novela de Martín no tiene mayores pretensiones, aquí lo que se quiere mostrar es lo familiar que él era, lo buen amigo, buen hijo y el excelente padre que fue.

P.

‘El hijo del Cacique’ ha recibido varias críticas negativas, ¿qué opina de esto?

R.

Hay gente que critica la novela y están en todo el derecho porque para eso están hechas las novelas, para gente que le guste y otras que no. Aquí en Colombia es normal que esas críticas ocurran porque aquí conocimos la historia o decimos conocerla, pero la novela se vendió en 27 países donde ni siquiera sabían quién era Martín y ahora lo están queriendo. Ya hay varios países en los que se está negociando la segunda temporada y eso es lo lindo de esto, que se interesen por la historia de Martín, no por si gusta o no. Esto es una historia en tono de ficción y no es otra cosa que un homenaje.

Ismael, como lo muestra en esta galería de imágenes, pocas veces deja de actuar. Orlando Amador
P.

¿Qué pensó de compartir set con un elenco tan nuevo?

R.

Es cierto, hay mucho actor nuevo tratando de encontrar un camino dentro de la actuación y yo creo que en la novela se nota eso, pero para mí fue un honor y una sorpresa estar en este elenco que vi tan nuevo, que pensé más en que yo empecé igual, así que creo que el país debe darle la oportunidad a todos estos jóvenes a que encuentren su camino, porque nosotros estamos casi que de salida en la televisión colombiana y de cualquier forma así empezamos.

P.

Sus papales se han caracterizado por ser ‘maldadosos’, pero a la vez saca algo gracioso, ¿cómo logra ese híbrido?

R.

Yo no creo en el malo, malo, malo pero tampoco en el bueno, bueno, bueno. Yo creo que el Papa en medio de esa gran bondad en algún momento ha tenido que sentir lo que sentimos los seres humanos, que es de pronto un poquito de envidia (risas). ¿El malo a alguien tiene que amar? y yo me he encargado de hacer malos creíbles, que la gente crea que verdaderamente lo es porque tiene en su interior esa jocosidad que tenemos aquí en la Costa, independientemente de que tan buenos o malos seamos. Decía mi mamá que —no hay hombre más serio que un mentiroso— y cuando la gente logra ver ese tipo de contradicciones no ve a alguien malo o bueno, sino real. Yo no creo en la maldad absoluta.

P.

Uno de sus papeles más populares fue el de Antonio Salinas en ‘Alejo, la búsqueda del amor’, ¿recuerda alguna anécdota?

R.

Yo soy una persona que procura gozarse todo lo que hace y como amo lo que hago, lo disfruto mucho. En producción lo que trato es de crear un buen ambiente y hay infinitas anécdotas. En Alejo puedo decir que Moisés Ángulo es el mejor imitador que yo he visto en mi vida de mí y de quien sea. Él se la pasaba imitando a todo el mundo y yo llegaba a grabar y sentía que todo el mundo se reía, y preguntaba ¿de qué ríen?, y me decían — es que Moisés acaba de entrar igualito a ti, así como tú saludas— (risas). Tenemos mil anécdotas y grandes compañeros

P.

¿Cómo recuerda a su fallecido amigo y también actor, Herbert King?

R.

Herbert fue un gran amigo, un extraordinario actor y compañero de trabajo. Lo recordamos mucho porque también hay muchas anécdotas con él. Él era todo grandote, serio y nosotros le hacíamos muchas maldades precisamente porque era así. La gente no tiene ni idea de cuánto extrañamos a Herbert en la televisión. A veces yo hago una novela y digo: —ese personaje hubiese sido para Herbert—. Yuldor Gutiérrez y yo nos hablamos por teléfono cuando lo vemos en pantalla y todavía lo sentimos muy cerca, en el corazón (voz entrecortada). La última producción que hicimos juntos fue Pescaíto y nunca pensamos que iba a ser la última vez que lo veríamos.

P.

Con 36 años de carrera artística, ¿cómo lo sigue recibiendo la gente?

R.

 La gente me aprecia y me quiere muchísimo, es algo que le debo a Dios y al talento que me ha dado. La gente conmigo ha sido tremendamente generosa, sobre todo cuando hablan de mis personajes. Humildemente puedo decir que a la gente le gusta el trabajo que yo hago y no tengo más que agradecerles. Lo único que yo le pido a Dios es que la gente me siga dando su cariño, a mí y a mi familia.

P.

¿Cómo se entretiene en su tiempo libre?

R.

Recientemente abrimos un Spa con mi esposa que es cosmiatra y me entretengo mucho allá. Yo soy una persona de cambios: hice música, actuación, soy productor y me encanta. Yo siempre me estoy buscando y esto es algo que jamás había hecho y estoy aprendiendo muchas cosas bonitas. Cuando no estoy ocupado me voy para allá, hay una terraza y allí me divierto con mis amigos.

El actor encarna a Santander en la novela ‘El hijo del Cacique’. Orlando Amador
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.