"La llegada de ‘Isaac’ ha dejado grandes inundaciones debido a las torrenciales lluvias que se presentan en EU. s

Isaac, que se transformó ayer de huracán a tormenta tropical, desató su furia sobre el sureste de Luisiana y el sur de Misisipi con torrenciales lluvias y peligrosas marejadas cuando se conmemora el séptimo aniversario de la embestida del huracán Katrina a la costa norte del Golfo de México.

Isaac, que tocó tierra el martes en la noche en el sureste de Nueva Orleans (Luisiana) como huracán categoría 1, ha estado castigando esa zona con intentas precipitaciones que ya han ocasionado inundaciones severas.

Aún cuando se pronostica que se debilitará más, la principal preocupación de los meteorólogos y los funcionarios es el daño que puede causar al permanecer más tiempo en la zona por su lento paso.

“El centro de Isaac está sobre Luisiana y aunque los vientos no son fuertes, es de gran tamaño y va acompañada de lluvias torrenciales y fuertes marejadas.

La fuerte marejada ciclónica impulsada por los vientos puede elevar el nivel del agua hasta un máximo de 3 metros en Misisipi y el sureste de Luisiana, según las proyecciones del CNH.

En Plaquemines (Luisiana) las inundaciones son severas y el presidente de ese distrito, Billy Nungesser, dijo que tienen reportes de personas que se encuentran en los techos y áticos de sus casas en zonas con 3 y 4 metros de agua.

Isaac golpea la zona el mismo día en que se cumplen 7 años del paso del letal huracán Katrina por la costa norte del Golfo de México.

Ese huracán ocupa la primera posición en la lista de los ciclones más costosos y la tercera en la categoría de los más letales en Estados Unidos.

El CNH informó que sigue activo un aviso de tormenta tropical para Luisiana y la frontera entre Alabama y Florida.

Las autoridades de la ciudad han declarado un toque de queda y estudian la posibilidad de romper uno de los diques de una zona de las afueras de la ciudad, para aliviar la presión sobre el sistema y evitar su ruptura. Efe

180.000 hogares sin electricidad

Alrededor de 180.000 hogares y negocios se quedaron sin electricidad ayer en el sureste del estado de Luisiana, después de que el huracán ‘Isaac’ tocara tierra. El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, ordenó la evacuación obligatoria de unas 3.000 personas de la margen occidental de río Misisipi ante la posibilidad de un desbordamiento de las aguas. El alcalde de Nueva Orleans, Mitchell Landrieu, aseguró que “El sistema federal de diques funciona bien”, pero que aún se mantienen las alertas antes las torrenciales lluvias.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.