El Heraldo
Salud Hernández-Mora luego de su liberación. Efe
Colombia

“Esto fue un secuestro”, dice Salud Hernández

La periodista confirmó que estuvo en manos de la guerrilla del ELN • Horas después de la liberación de la colombo-española fueron dejados en libertad los periodistas Diego D'Pablos y Carlos Melo.

“Estaba secuestrada”. Así lo declaró la periodista colombo-española Salud Hernández-Mora, al ser liberada la tarde ayer tras permanecer seis días  en poder de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
La comunicadora habló desde la zona del Catatumbo, en zona rural, cerca del municipio de Ocaña, en el Norte de Santander, agradeció a la iglesia Católica y a la Defensoría del Pueblo de Ocaña por la gestión que logró su liberación.

“Muchísimas gracias a la Iglesia Católica que es la responsable de todo esto, de la manera más discreta (…) gracias a Defensoría del Pueblo de Ocaña”, expresó en diálogo con Noticias Caracol.

Hernández indicó que no estaba haciendo un trabajo periodístico con el grupo armado y aseguró: “Yo por mi voluntad no tengo a mi familia sufriendo seis días, ni haciendo este show”. En este sentido, comentó que ella “puede tener un incidente” o un problema puntual con el teléfono o la cobertura, pero no estar tanto tiempo incomunicada.

Según dijo, no tiene “ningún problema” y aseguró que “la iglesia católica es la responsable de todo esto (la liberación)”.

La periodista, que fue retenida por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) el pasado sábado en la convulsa región del Catatumbo, en el noreste de país, indicó que demoró en volver a la libertad porque “las carreteras de esta Colombia rural son un desastre”.

El anuncio de liberación

Monseñor Gabriel Ángel Villa, obispo de Ocaña, fue quien confirmó en la tarde de ayer la liberación de la periodista.

“Está un poco agotada y necesitaba algo de tranquilidad”, dijo Villa a Blu Radio tras conversar con la periodista, quien le confirmó que el ELN la había tenido en cautiverio.

“Tengo que agradecer al Ejército Nacional, se la han jugado por mí. La presencia del Ejército fue intensa desde el martes”, agregó.

Hernández-Mora se encontraba desaparecida desde el pasado sábado 21 de mayo, fue liberada entre los municipios de San Calixto y Teorama, en la zona del Catatumbo, hasta donde había viajado para realizar trabajos periodísticos.

El secuestro

Durante una rueda de prensa que brindó la comunicadora, en el municipio de Ocaña en el Norte de Santander, tras ser liberada, narró que el pasado sábado se encontraba en una calle del municipio de El Tarra cuando miembros del ELN se acercaron y la despojaron de su equipo periodístico.

“Me subí a una moto. Yo he sido siempre imprudente. Un reportero tiene que ser imprudente, pero una imprudencia relativa. Seguí y me llevó a Buenos Aires, una vereda (caserío) que hay antes de llegar a Filogringo. Cambiamos de moto varias veces buscando a la guerrilla”, sostuvo.

Finalmente, aclaró, que la guerrilla apareció. “Me dijeron se va a quedar con nosotros unos días y se llevaron todas mis cosas. Fuimos cambiando de sitio varias veces”, precisó.

Durante los seis días que permaneció en manos del ELN la periodista estuvo en cinco sitios diferentes, según relató a los periodistas.

“En uno dormí dos noches. Muchas veces esperabas todo el día sin hacer nada. Te ibas al siguiente, te entregaban a otro grupo y así”, contó.

D'Pablos y Melo, libres

En las horas de la noche fueron dejados en libertad los otros dos periodistas que permanecían en cautiverio desde el pasado lunes, Diego  D'Pablos y Carlos Melo.

 Carlos Melo y Diego D'Pablos luego de ser liberados.

Los comunicadores del canal RCN se habían trasladado hasta la zona del Catatumbo para investigar la desaparición de Hernández-Mora, cuando fueron retenidos por guerrilleros del ELN.

“Estamos bien de salud, es lo que puedo decir”, declaró en comunicación telefónica D'Pablos a RCN, y confirmó que fueron liberados cerca a la población de El Tarra.

D'Pablos y Melo estaban desde el lunes pasado en poder del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la zona de El Tarra, población a la que se desplazaron para informar sobre la situación de Salud Hernández, quien había sido secuestrada por esa guerrilla dos días antes en la misma región.

El periodista agradeció la gestión de la iglesia católica, del alcalde de El Tarra, Juan de Dios Toro; y a “todas las personas que intervinieron” para permitir que recobraran su libertad, al tiempo que señaló que “están tranquilos”.

D'Pablos comentó que les “hicieron un recorrido bastante largo”, y calificó como “duras” las condiciones que enfrentaron en la selva tropical del Catatumbo, donde operan, además del ELN, las Farc, un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), y bandas criminales.

“Es algo que nunca habíamos vivido, caminamos mucho, nos esforzamos mucho también”, sostuvo.

Melo señaló, por su parte, que la presión de la sociedad sirvió para lograr su liberación y que pudieron “sobrellevar esto de la mejor manera”.

El camarógrafo indicó que irá a revisión médica, ya que tienen “algunas picaduras de insectos insignificantes”.

Poco antes, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, había anunciado, durante un consejo de seguridad en la localidad de Tibú, también en el Catatumbo, que estaba dispuesto a facilitar las “condiciones de seguridad necesarias” para una operación humanitaria de entrega de los periodistas.

“Celebramos liberación de Diego D'Pablos y Carlos Melo. Esperamos que se reúnan con sus familias. Gracias a Iglesia y Defensoría”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter.

Santos reiteró hoy que no se activará “ninguna mesa de conversaciones” de paz con el ELN mientras no libere “a todos los secuestrados y renuncie definitivamente a este crimen de lesa humanidad”.

Después de liberada Hernández, el presidente emitió un pronunciamiento en el que reiteró que el ELN debe liberar a todos los secuestrados en su poder si quiere que se inicien formalmente las conversaciones de paz.

Además, le exigió al grupo guerrillero la liberación “inmediata” de Melo y D´Pablos, que se concretó en menos de tres horas después de las palabras de Santos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.