El Heraldo
EFE
Mundo

El apoyo a Bolsonaro se cae y Lula se asoma para las elecciones de 2022

La popularidad del presidente brasileño ha caído al 30 %, y su posibilidad de ser reelegido en 2022 parece ponerse cuesta arriba.

El apoyo al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha caído al 30 %, y su posibilidad de ser reelegido en 2022 parece ponerse cuesta arriba, según recientes encuestas que además reflejan el potencial político de Luiz Inácio Lula da Silva.

Le puede interesar: Guaidó anuncia acuerdo para financiar el acceso a vacunas en Venezuela

Aunque todavía falta un año y medio para que los brasileños vuelvan a las urnas, los movimientos en la política comienzan a ser orientados por las elecciones de octubre de 2022, aún con el país convertido en el gran epicentro global de la pandemia de covid-19.

Sin embargo, la errática gestión de una crisis sanitaria que ya deja cerca de 290.000 muertos en Brasil comienza a pasarle factura a Bolsonaro, cuya popularidad ha caído al 30 %, con una pérdida de unos 10 puntos desde diciembre, de acuerdo a sondeos publicados esta semana por las firmas Datafolha y XP/Ipespe.

Lea aquí: Más de 14 mil menores inmigrantes están bajo custodia del Gobierno en EE. UU.

El rechazo a su gestión llega casi al 50 %, datos que llevan al mandatario a refugiarse en un tercio del electorado que conforma la base conservadora en la que se apoyó para llegar al poder, aunque encarnando a una ultraderecha minoritaria aún dentro de esos grupos.

El último movimiento de Bolsonaro en favor de esos sectores más conservadores, como son las iglesias evangelistas, fue un perdón de unas deudas tributarias multimillonarias acumuladas por pastores pentecostales y rechazado por su ministro de Economía, Paulo Guedes, un liberal convencido que busca cerrar una enorme brecha fiscal.

Esa decisión se sumó a presiones sobre la estatal Petrobras para reducir el precio de los combustibles -y con ello ingresos fiscales- que llevaron a Bolsonaro a nombrar para la presidencia de la empresa a un general y complacer así a gremios conservadores de camioneros que amenazaban con distanciarse del Gobierno e ir a una huelga.

Lea también: El actor porno Nacho Vidal es procesado por homicidio imprudente

Esas concesiones provocaron sacudidas en el mercado financiero, que apostó por la economía liberal y de "Estado mínimo" que prometió Bolsonaro y empieza a decepcionarse, según el sondeo de XP/Ipespe, que detectó una creciente desconfianza de los sectores acomodados de la sociedad en el Gobierno.

Según analistas políticos, esos gestos "populistas" de Bolsonaro intentan mantener unida a una base conservadora pero que, hasta hace poco más de una década, estaba en el Gobierno con Luiz Inácio Lula da Silva, quien ahora empieza a librarse de sus problemas judiciales y vuelve al ruedo como posible candidato presidencial en 2022.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Jair Bolsonaro
  • Luiz Inácio Lula da Silva
  • campaña
  • Brasil
  • elecciones presidenciales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.