El Heraldo
Organizaciones Provida y Proaborto participan activamente de estas discusiones que tienen lugar en el alto tribunal.
Archivo particular
Mujer e Igualdad

Despenalizar el aborto en Colombia: ¿qué dicen las voces a favor y en contra?

Este lunes se conmemoran 15 años de la Sentencia C-355 que permite el aborto bajo tres causales.  

En uno de los despachos de la Corte Constitucional reposa la demanda interpuesta por el movimiento Causa Justa, sobre la propuesta de despenalizar el aborto, que es considerado un delito fuera de tres excepciones.

 La base de su petición se fundamenta en que las mujeres se enfrentan a distintas barreras administrativas, institucionales y sociales para acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Además está de por medio cómo el personal de salud sigue siendo criminalizado y estigmatizado, lo que aumenta el riesgo de abortos inseguros en las mujeres de los sectores más vulnerables.

De esta manera lo explica Natalia Díaz, miembro activo de la organización Médicos Sin Fronteras que apoya a Causa Justa. Esta entra como un actor dentro de la demanda interpuesta por el movimiento como testigo de la realidad de las mujeres en los territorios a la hora de proceder a la interrupción de un embarazo. Por lo cual no se están “respetando a plenitud” los derechos sexuales y reproductivos de la mujer.

“En los últimos meses, el tema de la despenalización del aborto ha estado en movimiento por diferentes canales. No se ha cerrado la posibilidad dentro del Código Penal. El proceso sigue adelante. Estamos en la parte en la que la Corte solicita quién quiere dar su testimonio”. Médicos Sin Fronteras hace su aporte presentando las historias de vida de las mujeres que han atendido.

En cuanto a la atención médica, Díaz como profesional de la salud, recuerda que hay una objeción de consciencia que es un proceso legal que da al médico el derecho a no cumplir una norma u orden, en este caso el aborto, que violente las convicciones íntimas de esa persona.

 Además puede representar un riesgo jurídico para este si lo hace fuera de las tres causales. Con esto de por medio, la institución que presta el servicio debe tener presente que entre sus profesionales debe haber alguno que garantice el procedimiento.

Natalia Díaz manifiesta preocupación frente a la penalización vigente en el país. “En territorios vulnerables en algunas ocasiones son criminalizadas y han sido procesadas aun cuando están en las causales (…) La idea es que al sacar el aborte del Código Penal como un delito, se vuelva más fácil el acceso para las mujeres”.

Panorama jurídico

Más de 45 organizaciones sociales de derechos humanos, de mujeres, feministas y alrededor de 60 activistas, prestadoras y prestadores de servicios de salud, integrantes de la academia y centros de investigación de toda Colombia, se suman a Causa Justa con el objetivo de lograr la eliminación del delito de aborto del Código Penal.

En Colombia existe la sentencia C-355 de 2006, que este lunes conmemora sus 15 años, mediante la cual se permiten tres excepciones para la interrupción del embarazo en mujeres, niñas y adolescentes.

Es permitido en las causales de: riesgo para la salud mental o física de la mujer, grave malformación del feto, o si el embarazo es producto de una violación o incesto.

Sin embargo, según el Código Penal es considerado como un delito fuera de esas razones. Así lo reza el artículo 112, mismo establece penas entre uno y tres años para las mujeres que causen su aborto o permitan que otro se lo practique, ya que atenta contra los derechos que la Constitución Nacional contempla.

De acuerdo con el abogado constitucionalista Eduardo Palencia quienes le darán el tratamiento a esta demanda deberán ser rigurosos y analizar con lupa cada punto, ya que este tema es delicado, y a su vez “controversial”.

Las causales han generado que grupos de mujeres, considerando que aún se les continúa vulnerando la libre disposición de su cuerpo, quieran que el aborto sea legal.

El jurista trae a colación claros ejemplos de países latinoamericanos como Argentina y Uruguay, donde esta práctica es legal.

Hay distintas consideraciones de por medio. Una de las ellas es que las mujeres no tengan que recurrir a sitios clandestinos y poco seguros con “condiciones de higiene paupérrimas” para realizar el procedimiento de alto riesgo para la gestante.

De esta manera, Palencia apunta que con esta demanda se busca que también el aborto se tome como “un asunto de salud pública”.

Otro punto a resaltar es que los grupos opositores de la despenalización del aborto se ciñen a la Constitución, defendiendo el derecho a la vida. 

“En el caso jurídico, hay un choque de principios por los cuales los jueces hacen una ponderación de derechos, donde choca la vida con la libertad (…) La Corte estudia si la norma que se demanda es exequible o inexequible”, aclara Palencia.

Por otro lado, desde la creación de la sentencia C-355 en 2006 el alto tribunal nunca fijó un límite de edad gestacional, y conforme ha evolucionado la jurisprudencia y los lineamientos que este ha establecido en esos últimos 15 años, tampoco lo ha hecho. “Esto se debe a que la Corte también ha identificado muchas barreras en el acceso a la prestación de los servicios de salud. Sin embargo, la mayoría de abortos que se practican en el país se encuentran dentro de las primeras 15 semanas de gestación”, así lo expresa Aura Cuasapud, Asesora jurídica y de incidencia de la ONG Católicas por el Derecho a Decidir.

La otra cara de la moneda

40 Días por la Vida es un movimiento ecuménico en el que se aceptan todos los credos, y tiene como principios la oración, el ayuno y el alcance comunitario.

Tulia Beltrán es líder del movimiento a nivel regional. Como portavoz de la organización Provida precisa estar en contra de la despenalización del aborto. “Pensamos que la vida es un don preciado que se debe preservar por encima de cualquier cosa. Nosotros no somos nadie para decidir sobre la vida de otro ser humano”, asegura.

Según la perspectiva de la líder, no debería despenalizarse el aborto, “porque se practicarían muchos más abortos de lo que ya se realizan”.

Como un ejemplo, y a propósito de la pandemia, Beltrán considera “contradictorio” que las personas estén cuidando su salud para evitar el contagio y la propagación de la covid-19, y aun así estén de acuerdo con esta práctica en la que se “termina con la vida de un ser humano”, dice.

“Estamos luchando para que no se despenalice (…) Creemos que ni siquiera esas tres causales son suficientes para acabar con una vida. Para nosotros sería ideal que estas ni siquiera existieran”, afirma Beltrán en representación del movimiento.

También manifiesta la necesidad de hacer un cambio de consciencia y de mentalidad, haciendo especial énfasis en que las mujeres tengan otras opciones en sus manos, para que el aborto no sea una de ellas. Por otra parte detalla que “el aborto deja una huella muy fuerte en la mujer, psicológica y emocionalmente”.

Cabe destacar que el pasado 24 de abril se celebró una audiencia pública en Comisión Primera de la Cámara de Representantes, en cabeza de Ángela María Robledo sobre el aborto. En esta participaron representantes de 22 organizaciones a favor de la legalización del aborto y 15 grupos de mujeres que están en contra. Por ahora, el debate sigue sobre la mesa y se espera la fecha para una nueva discusión.

Sentencia C-355

-Cuando existe grave malformación del feto que haga inviable su vida.

-Cuando esté en riesgo la salud física o mental de la madre.

-Cuando el embarazo es resultado de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas.

Decreta ART. 122.

Aborto.

“La mujer que causare su aborto o permitiere que otro se lo cause, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años. A la misma sanción estará sujeto quien, con el consentimiento de la mujer, realice la conducta prevista en el inciso anterior”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Aborto
  • Aborto legal
  • Colombia
  • ley
  • corte
  • Embarazo
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.