El Heraldo
Cortesía
Libros

“La literatura debe ser libre para que muestre nuestros males”: Vargas Llosa

El Nobel de Literatura interactuó a través de la virtualidad. La Uninorte lo invitó a realizar un análisis de su libro ‘La llamada de la tribu’.

En este tiempo de pandemia la virtualidad ha logrado que destacados personajes de gran prestigio internacional, que jamás han visitado la capital atlanticense, interactúen por primera vez con los barranquilleros. Ejemplo de ello fue lo ocurrido este martes con el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien se unió a ‘El Poder de la Lectura’, un programa de la Universidad del Norte que promueve la lectura de obras y autores destacados.

A las 11:30 a. m. era la cita virtual con el ganador del premio Nobel de Literatura en 2010, quien aceptó la invitación de Adolfo Meisel Roca. En su presentación, el economista y rector del alma mater lo consideró “el escritor actual más importante de la lengua castellana”.

‘El Poder de la Lectura’ surgió en el segundo semestre de 2018 y desde entonces invita a la comunidad estudiantil a explorar diversos textos de gran significado social. En su sexta edición el libro objeto de estudio es La llamada de la tribu, que en palabras del peruano Vargas Llosa busca aportar un granito de arena en la indispensable tarea de comprender la doctrina liberal y lo que ha representado para el desarrollo de la democracia moderna.

Se trata de su “autobiografía intelectual” en la que repasa a siete de los principales autores liberales que fueron de gran influencia en su pensamiento: Adam Smith, José Ortega y Gasset, Friedrich von Hayek, Karl Popper, Raymond Aron, Isaiah Berlin y Jean- Francois Revel.

Aun no iniciaba la videoconferencia y el canal de YouTube ‘Uninorte Académico’ ya estaba bastante movido, debido a que las cerca de 400 personas que estaban conectadas tenían listas sus preguntas  con la ilusión que el Nobel las respondiera. Al final solo cuatro fueron los afortunados, pero el resto pudo conocer de cerca la faceta política de este literato de 84 años.

El historiador barranquillero Eduardo Posada Carbó, director del Centro de Estudio Latinoamericano de la Universidad de Oxford, fue el encargado de moderar el evento con el ilustre personaje del mundo de las letras.

En la pantalla apareció con una camisa a cuadros color azul, una chaqueta negra sin mangas, audífonos blancos y utilizó como fondo su biblioteca.

Con un ritmo pausado y tono fuerte, lo primero que hizo fue agradecer la invitación de la Universidad del Norte por conectarlo con la comunidad académica barranquillera.

“Creo que animar a la lectura, las humanidades y especialmente a la política es una buena cosa para los estudiantes, sobre todo en este tiempo en el que la Universidad en vez de recomendar la literatura, parece desviarnos de ella. La lectura es un patrimonio para los estudiantes ya que ellos están en formación intelectual. A través de ella pueden tener distintas visiones de la sociedad y escoger aquella con la que  sientan mayor afinidad”.

Para adentrarse en el análisis de los autores liberales, lo primero que advierte es que La llamada de la tribu es una obra bastante autobiográfica y que quedaron por fuera muchos pensadores liberales.

“El liberalismo estando íntimamente ligado a la democracia ha sido el factor intelectual que ha motivado las mayores reformas y que ha ido acercando más la democracia a la verdadera igualdad de oportunidades”, fue la conclusión a la que llegó tras años intensos de lectura.

Este fue el libro objeto de análisis en Uninorte.
Su giro en la política

El creador de obras como Las mil y una noches, La casa verde, La ciudad y los perros, Pantaleón y las visitadoras, reconoce que en su época juvenil comulgó con la izquierda, especialmente cuando vivió en París (entre 1959 a 1966), ciudad en la que por ese entonces “reinaba el marxismo”.

En ese contexto, dijo, comenzó a sentirse atraído por los textos periodísticos de Raymond Aron, que tenía una columna semanal en Le Figaro, periódico prohibido para los militantes de izquierda, pero que Vargas Llosa adquiría  a escondidas.

“Me parecía un hombre muy inteligente y valiente, porque en esa época la vida intelectual en Francia estaba enfocada en la izquierda, así que él era una peste, un liberal que se enfrentaba sistemáticamente a la izquierda, y lo hacía en solitario. Creo que leyendo sus ensayos a favor de la libertad, comencé a tener una cierta distancia crítica con el marxismo. La libertad fue esa palabra clave para cambiar mi pensamiento político”.

Desde entonces se interesó por estudiar a profundidad a los pensadores liberales, esencialmente a Adam Smith, considerado el fundador del liberalismo. “Él descubre que en la sociedad, defendiendo sus propios intereses, todos contribuimos a la marcha y al progreso de la misma. Creo que esa fue la contribución más importante de este autor al pensamiento liberal. Él explicó muy bien cómo la sociedad funciona a través del mercado, hay una competencia entre los distintos proveedores, algunos con éxito, otros con menor éxito y el mercado los castiga. Eso permite en última instancia esa igualdad de oportunidades, que es uno de los caballos de batalla del pensamiento liberal”.

Sostiene que desde el punto de vista literario se sentía más identificado con Aron, pero al que le veía el talante liberal y se preocupaba por analizar todas las opiniones era sin duda Smith.

“Una de las máximas del pensamiento liberal es pensar que uno puede estar en el error y el rival en el acierto. Esto de paso desmiente las caricaturas que ha hecho la extrema izquierda”, afirmó.

A medida que transcurría su intervención, que duró una hora y cinco minutos, los rayos del sol comenzaron a ingresar por su ventana y reposaban en su rostro, lo cual lo llevó a tomar un vaso de cristal y beber agua para refrescarse.

Los otros autores

De Ortega y Gasset, resaltó su tolerancia sobre sus adversarios; de Karl Popper su optimismo, de Isaiah Berlin su calidad literaria y de Jean- Francois Revel su eterna defensa por la libertad.

“Este último no fue profesor ni dirigente político, sino alguien que vino del campo, él fue un periodista toda su vida. En Francia, sobre todo, existe la idea que los grandes pensadores debieron ir a la universidad y ser docentes, pero él fue fundamentalmente un periodista y lo llevó a unos niveles de excelencia. Su caso es un poco similar al de los pensadores que no hemos pasado por la universidad, ni hemos sido dirigentes políticos, pero utilizando la pluma hemos intervenido en el escenario político”.

Mario Vargas Llosa, escritor peruano de 84 años.
Libertad para escribir

El peruano fue enfático en decir que la literatura ayuda al pensamiento liberal, porque necesita de la libertad.

“Sin libertad no hay literatura, sino escritos clandestinos, pero la verdadera libertad es indispensable para que la literatura pueda expresarse, pueda crear y representar esa actitud crítica frente al poder que todos los pensadores liberales reclaman. La literatura debe ser muy libre para que nos muestre los males que existen en nuestra sociedad, para que nosotros seamos capaces de reformarlos y excluirlos de nuestra vida. El liberalismo, entonces, aunque la literatura no lo quiera, es un elemento capital que la termina beneficiando”.

“El estado no ha pasado la prueba”

Al ser consultado sobre el papel del Estado en medio de la emergencia de salud mundial que desató la pandemia, el escritor manifestó que la tarea les ha quedado grande. “El estado no ha pasado la prueba de esta pandemia, no ha estado a la altura, tanto los países desarrollados como subdesarrollados. Quienes la han enfrentado de una manera más creativa son países en los que el Estado y la sociedad civil han actuado de una manera cooperativa, me refiero a Taiwan y Corea del Sur, donde las libertades no han sido restringidas”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Pre-inscríbete aquí

Formulario de inscripción

¡Pre-inscripción completada!

Tus datos han sido enviados de manera exitosa, dentro de muy poco tiempo te estaremos contactando.

Descrube más en www.unimagdalena.edu.co

Más noticias de:

  • conversatorio
  • Mario Vargas Llosa
  • Uninorte
  • Literatuta
  • La llamada de la tribu
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web