El Heraldo
Editorial

Una etapa para sonreír y persistir en el autocuidado

Que hoy se pueda retirar el tapabocas en la mayoría de espacios ha sido un camino arduo y cimentado que ha implicado titánicos esfuerzos y aprendizajes desde las diferentes esferas de la sociedad.

Ya es una realidad que un niño pueda sonreír sin que su gesto se esconda detrás de un tapabocas. También que su compañero reaccione a su expresión a carcajadas y que juntos disfruten y se desarrollen en medio de esa dinámica que solo la interacción entre seres humanos permite, pero que el covid-19 le arrebató a millones de familias alrededor del mundo desde 2020.

Lo mismo para los adultos, que a partir de ayer pudieron reconocer de nuevo a sus amigos en los supermercados, recibir un amable gesto de un cajero, o simplemente disfrutar la cara de los abuelos sin temor a que un abrazo o un estornudo pusieran en riesgo de enfermar o incluso morir a sus seres queridos.

Sin embargo, llegar a este punto no ha sido fácil. Que hoy se pueda retirar el tapabocas en la mayoría de espacios ha sido un camino arduo y cimentado que involucra a diferentes entes, principalmente a las autoridades distritales, departamentales y nacionales, que han aunado fuerzas para que el ciudadano de a pie sienta que, con un 88,7% de cobertura con esquemas de vacunación completos y 43,7 % en dosis de refuerzo, en el caso de Barranquilla, es seguro retirar este elemento, que además jugó un papel determinante en los distintos momentos de la pandemia en la ciudad y el mundo.

En Atlántico –Usiacurí, Suan, Piojó, Santa Lucía y Puerto Colombia– los ciudadanos pudieron disfrutar del retiro de la medida. 

Algunos optaron por usarlo, otros salieron felices sin él, pero, eso sí, todos pudieron elegir cómo hacer su transición hacia una nueva etapa de la pandemia, que no por segmentar el uso del tapabocas deja de requerir medidas de protección y autocuidado para prevenir nuevos rebrotes. Esto sería bajar la guardia y es lo que no nos podemos permitir. 

Seguimos teniendo poblaciones vulnerables que debemos proteger, como lo señaló el mismo Ministerio de Salud: personas con comorbilidades, cuadros respiratorios, no vacunadas, recién nacidos y adultos mayores con comorbilidades.

Por lo anterior, se deben tener cuidadosamente en cuenta las recomendaciones entregadas por la cartera de salud, a sabiendas, de ahora en adelante, de que dependen en gran medida del control ciudadano, de que cada persona, por decisión propia y luego del sinnúmero de aprendizajes que dejó la pandemia, comprenda que tiene una responsabilidad sobre su propia salud y la del prójimo. 

Entre estas se encuentra la asistencia a la vacunación para que más ciudades y municipios puedan sumarse a la implementación del retiro del tapabocas; en instituciones educativas, no asistir si se presentan síntomas respiratorios y, por último, evitar aglomeraciones a la entrada y la salida de los centros estudiantiles.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
El Heraldo
Editorial

Seguridad: candidatos tienen la palabra

2021 no solo fue otro año violento en Colombia. Fue el más complejo, en términos humanitarios, del último lustro. Un tiempo realmente difícil, casi insufrible e insoportable, en el que el incremento de las acciones de los grupos armados no es

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.