El Heraldo
Editorial

El Editorial | Clamor indígena en Córdoba

 No poder disfrutar de su territorio y estar en armonía con él es la razón que esgrimen 600 indígenas embera y campesinos del Alto Sinú para permanecer desde hace 12 días en improvisados campamentos en el centro de Montería. 

Pescar, labrar la tierra y cosechar sus alimentos, las principales actividades que sustentan a la comunidad indígena embera - katío en la zona del Alto Sinú, ya no es posible para las más de 5 mil personas de esta comunidad. Al menos no de manera segura.

Los constantes sobrevuelos, enfrentamientos, bombardeos e intimidaciones que se han convertido en su pan de cada día obligaron el desplazamiento de 600 indígenas y campesinos de los Cabildos Mayores del Río Sinú y Río Verde, quienes el 20 de abril emprendieron un recorrido de 90 kilómetros hasta el parque Central de Montería en busca de exigir atención a su problemática, pero sobre todo soluciones para poner fin al drama que padecen por la inseguridad y por el conflicto en sus territorios sagrados.

El Estado despliega toda su fuerza operativa contra los grupos que operan en el sur de Córdoba, como ‘los Caparros’ y el ‘Clan del Golfo’, tarea permanente y que se exige de las fuerzas militares y de policía, pero en la que quedan en medio del fuego cruzado las comunidades indígenas y campesinas del sur de las tierras cordobesas.

No poder disfrutar de su territorio y estar en armonía con él es la razón que esgrimen para permanecer desde hace 12 días en improvisados campamentos en el centro de Montería.

Nadie quiere abandonar lo que le pertenece y la tranquilidad de contar con los recursos naturales para sustentarse a sí mismo y su familia, pero es que el temor puede más y por ello esta comunidad resignó su seguridad alimentaria en busca de conseguir soluciones y garantías para permanecer en sus resguardos.

Delicada situación para las autoridades de Córdoba que enfrentan, al igual que el resto de las principales ciudades de la Costa, el embate de la pandemia de la covid-19, con más de 52 mil contagios acumulados y 2.200 fallecidos por el virus, y una ocupación uci cercana al 73 %.

Es legítima la toma de los embera que reclaman garantías para recuperar su vida en el Alto Sinú, pero es todo un riesgo para el sistema de salud su concentración en el parque central de la capital cordobesa.

Tanto la Gobernación de Córdoba como la Alcaldía de Montería han ofrecido asistencia sanitaria y alimentaria a los indígenas, y ya se conformó una mesa de concertación en busca de lograr su retorno, y ojalá así se produzca pronto.

Sin embargo, se requerirán, más que compromisos, acciones y realidades para asegurarse de que la violencia no siga asolando el sur de Córdoba, y ello implicará todo un plan del Gobierno nacional para que los indígenas cuenten con la certeza de que podrán volver a trabajar la tierra, como siempre, sin preocuparse porque las balas y los artefactos explosivos estallen su tranquilidad y cotidianidad.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Lección de grandeza

En medio de 33 días grises que ha vivido Colombia por cuenta del paro nacional, con una juventud vigorosa que reclama ser escuchada, al otro lado del océano y sobre una bicicleta, un joven de 24 años le regaló un día rosa al país por cuenta

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.