Editorial

APP del río, lo importante es que se haga

Se abre camino la APP del río Magdalena, un proyecto de interés nacional, que apuesta por convertirlo en el eje fundamental del transporte multimodal en Colombia. Es el camino acertado en medio de la actual crisis climática. Socializar la iniciativa es clave para evitar dar pasos en falso.

Luego de un extenso proceso de estructuración técnica, financiera y jurídica de la APP del río Magdalena, el Ministerio de Transporte publica los prepliegos de la iniciativa que apuesta por recuperar su navegabilidad, desde Barrancabermeja, en Santander, hasta Bocas de Ceniza, en Barranquilla. Es indiscutible que se trata de un proyecto de interés nacional concebido para impulsar el desarrollo socioeconómico de los habitantes asentados en 668 kilómetros de cauce, en 50 municipios de 7 departamentos, convirtiendo al río en el “eje fundamental del transporte multimodal” en Colombia. Sus beneficios son considerables. Lo esencial ahora es que se asegure su ejecución, sin dilaciones, de acuerdo con el cronograma previsto. 

Tanto por el monto del contrato, $1,5 billones, como por su duración, 15 años, la APP del río debe ser revisada con lupa en todo momento. Indudablemente, recuperar bajo condiciones de confiabilidad la navegabilidad del Magdalena –otrora esplendoroso motor de la economía nacional y hoy un agonizante, además de contaminado, torrente en algunos de sus tramos– responde a una demanda apremiante e histórica que no se debe aplazar por más tiempo, pero resulta imperativo avanzar con cuidado. Cada paso en el sentido correcto cuenta. 

Tras el estruendoso fracaso de la APP del consorcio Navelena, conformado por Odebrecht y Valorcon, que no logró cierre financiero debido a la desconfianza del mercado por su estructuración sustentada en estudios desactualizados y diseños sin soportes o fundamentos, es justo reconocer que el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es garantía de viabilidad financiera. Un escenario distinto que genera confianza y marca diferencia, liderado por la ministra barranquillera Ángela María Orozco. 

Estructurar los proyectos de manera adecuada, estableciendo riesgos en su ejecución y asegurando el cierre financiero en el mercado internacional, básico para apalancar recursos privados, es una lección que debió quedar bien aprendida en Colombia, luego de esta fallida adjudicación, en 2014, por $2,5 billones. Cuántos dolores de cabeza no se habrían ahorrado la ciudad y, en especial, el sector portuario, principal afectado por la recurrente crisis de navegabilidad en el canal de acceso de la zona portuaria, si el cuestionado consorcio hubiera cumplido con lo pactado. 

Es muy importante que los entes de control acompañen el proceso. No está de más que refuercen su vigilancia para conocer en profundidad las condiciones del contrato que incluye, a grandes rasgos, dragado permanente de mantenimiento, reparación del tajamar occidental y construcción de estructuras de encauzamiento, a través de 18 unidades funcionales ya definidas. Es determinante que exista claridad frente a los términos y se contemplen todos los riesgos posibles, tanto los individuales como los compartidos entre el concesionario y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Desde los relacionados con diseño, financiación o liquidez hasta daños en las estructuras, nuevas obras por aumentos en el nivel del río y variación en la cantidad de dragado, pasando por situaciones de tipo predial y ambiental.

Otro tema primordial es el social. No es un asunto menor que algunas de las intervenciones requieran, además de una imprescindible socialización con las comunidades, consultas previas que podrían retrasar los plazos. Más allá de los necesarios debates que se abren, de las legítimas preocupaciones de los portuarios o del llamado de los congresistas a acelerar su puesta en marcha, el anuncio de la adjudicación de la APP previsto para el primer trimestre de 2022 se recibe con ilusión. Lograr que se mejore lo que hoy tenemos en Barranquilla, y que es realmente una afrenta a su competitividad, fortalecerá su vocación portuaria y el crecimiento económico de los ciudadanos. Es una buena señal. 

Estimula saber que desde Glasgow, Escocia, epicentro de la cumbre climática global, el presidente Duque reitera su compromiso con la APP presentada como el punto de partida de un nuevo Magdalena, el futuro corredor logístico y sostenible que hará de “Colombia un país más resiliente con el cambio climático”. El transporte multimodal es el camino y volver al río, la mejor opción.

 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

¿Retorno a la Guerra Fría?

Móviles geopolíticos, históricos y económicos enmarcan el conflicto entre Rusia y Ucrania, que lejos de distenderse, cada día toma un matiz diferente, al punto de generar incertidumbre en la comunidad internacional sobre si esta escalada har

Leer
El Heraldo
Editorial

¿Diez años sin el Amira?

La primera pregunta que se le vino a la cabeza a una buena parte de los representantes del sector cultural de Barranquilla una vez EL HERALDO publicó el nuevo cronograma para la restauración del teatro Amira de la Rosa fue si estarían vivos par

Leer
El Heraldo
Editorial

¡Más solidaridad, menos cinismo!

No conocí a Margarita Gómez Márquez, la joven de 25 años, embarazada de seis meses, que apareció golpeada y baleada en una zona enmontada de Galapa, pero, como mujer y madre de una niña, con inmenso dolor escribo estas líneas, devastada por

Leer
El Heraldo
Editorial

Se acaba el tiempo para la APP del río

El anuncio de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) de aplazar, por segunda ocasión, la apertura del proceso de licitación y publicación de los pliegos definitivos de la APP del río Magdalena, tensa aún más la cuerda de unas relacione

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.