El Heraldo

Sostenibilidad fiscal

Muchos abogados, jueces y operadores judiciales siguen viviendo de espaldas a la economía. Han creído, y están convencidos, de que el Derecho no tiene nada que ver con esta y por eso su actitud es de total indiferencia frente a las consecuencias de un fallo o decisión judicial que tiene o puede tener impactos económicos. Para ellos lo que importa, en últimas, es que haya una conformidad de la acción con la norma (Dura lex sed lex), sin importar lo que cueste.

Una mirada al pasado demuestra que tal comportamiento es equivocado. La economía, por lo menos en Europa, se enseñaba en la carrera de Derecho, y la prueba de que tal lejanía no existe es que dos grandes abogados de profesión han sido ganadores del Premio Nobel de Economía.

Ronald Coase lo ganó en 1996 y es considerado el padre del análisis económico del Derecho. El otro fue Friedrich Hayek, ganador en 1974. Además, Adam Smith–uno de los padres de la Economía– nunca fue profesor de esa materia, mas sí lo fue de Derecho Civil, condición que muestra en sus “lecciones de jurisprudencia”.

No es la oportunidad, ni existe el espacio, para mencionar en qué consisten sus teorías o argumentos, pero ellos son el ejemplo de que la economía no puede ni debe ser indiferente a los abogados y menos al efecto que los fallos judiciales pueden producir en esta.

Estudios, entre otros, de Salomón Kalmanovitz, Luis Carlos Plata, Sergio Clavijo, María Paula Botero H. y Laura Bernal Marín sobre los fallos de la Corte Constitucional –entre los que sobresalen los que extendieron la mesada 14 y los que trataron de resolver la crisis hipotecaria y establecieron las condiciones económicas de un nuevo régimen de vivienda y arriendo– muestran los grandes impactos que se le puede causar a la economía, en especial al presupuesto del Estado, que se nutre de los impuestos.

Por estos y muchos otros fallos fue aprobado el Acto Legislativo N° 3 de 2011. Su objetivo es que el procurador general o uno de los ministros del Gobierno quedaran facultados para solicitar, a cualquiera de las máximas corporaciones judiciales, la apertura de un Incidente de Impacto Fiscal a fin de evaluar el efecto de una sentencia en las finanzas públicas y se decida si esta puede ser modulada, modificada o diferida con el objeto de evitar serios impactos en la sostenibilidad fiscal.

Igual posibilidad tienen los departamentos y municipios, en virtud de la Ley 1695 de 2013, en cabeza de un juez –sin perjuicio de que lo solicite el procurador o los ministros– que al momento de proferir una sentencia debe tener en cuenta la capacidad fiscal de la entidad territorial para dar cumplimiento a lo ordenado.

Como la sostenibilidad fiscal ha sido elevada a la categoría de “derecho constitucional”, bajo la premisa de ser una “herramienta fundamental para lograr los fines del Estado Social de Derecho”, nada impediría que tal derecho se ejerciera no solo para defender las finanzas públicas frente a un fallo que causa erogaciones económicas, sino con respecto a decisiones judiciales que privan a la administración de recursos, que generan restricciones presupuestales e impiden atender y poner en práctica los derechos fundamentales, en especial la salud y la vida de los niños.

©clorduy
clorduym@gmail.com
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Rafael Nieto

Inaceptable adoctrinamiento

Esta semana se conoció el caso de una profesora de secundaria en el Valle, Sandra Ximena Caicedo, que puso a sus estudiantes una tarea sobre los "falsos positivos” que era en realidad un claro esfuerzo de adoctrinamiento.

Como el de S

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Todo es sufrimiento

La realidad no es bonita. Basta con escuchar o leer las noticias para que pensemos que las cosas están mal o, en su defecto, que van de mal en peor. Y nada de eso es novedad. De algún modo, vivir siempre ha sido sinónimo de sufrir. En su primer

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Aprender a fluir

Hasta la segunda semana de marzo de 2021, las estadísticas indicaban que más de 202 millones de personas habían recibido una dosis de la vacuna, mientras que 75 millones de ciudadanos ya habían culminado su ciclo de dosis.

Por supues

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

La Costa y sus juglares

Un fenómeno popular fue el de los juglares que deambulaban por los pueblos del sur de Europa en la Edad Media. Iban cantando sus canciones. La gente salía a las caminos, se apiñaba para escucharlos, les daba comida para alimentarlos y también

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web