¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Descentralizar las regalías

Un reciente acto legislativo eliminó los OCADs municipales, dejando los proyectos en manos de los alcaldes. El DNP virtualizó el sistema de regalías, simplificando de 11 a 4 requisitos la aprobación de proyectos. 

Esta innovación es una descentralización oportuna para la economía, ya se avanzo con proyectos de la pandemia por $550 mil millones, quedan por aprobar $6.8 billones este año. Este ejercicio de devolución de competencias es virtuoso, pero el afán de ejecutar no puede acabar los controles, volver al infame pasado en el que las regalías eran sinónimo de corrupción. Descentralización sí, pero no a cualquier precio, se debe exigir resultados.

La evidencia a favor de la descentralización es contundente. Una evaluación del DNP sobre el gasto municipal del SGP destaca su carácter progresivo, aumenta en un 71% los ingresos del 10% más pobre. De hecho, propósito general, donde los alcaldes tienen discreción, muestra los mejores resultados en lucha contra la pobreza. Con la misma plata, duplicar propósito general aumentaría los ingresos del decil más pobre en 20%. Las regiones conocen mejor sus necesidades que el nivel central. Hasta ahí todo bien, el primer escándalo de corrupción reversa todo. 

Los esfuerzos de profundizar la descentralización mueren en la falta de agua de la piscina de olas de Yopal, o en el Museo del Hombre Llanero que se lo comió el gorgojo. Cuando hay un escándalo regional, la generalización es la norma: no hay Barranquilla ni Medellín que valga. En ese momento, la contratación y la toma de decisiones regresan al nivel nacional. Sin embargo, se debe entender que hay tanta ineficiencia como corrupción. Según el DNP, el 40% de las gobernaciones está en estado crítico como ejecutores de proyectos. 

Para sostener un proceso de descentralización este debe ser diferenciado, no todos los municipios son iguales. A los de entornos de desarrollo robusto se les puede descentralizar más, mientras a los de capacidades incipientes menos. En el sistema de regalías anterior, con menores controles y equidad de municipios ocurrían 8.500 irregularidades anuales, en el actual sistema 411 proyectos tienen problemas. Siguen siendo muchos, pero es diferente. Los trámites que para algunos son una perdedera de tiempo, para otros construyen capacidades. El eje rector de la descentralización debe ser los resultados: confiar, pero verificar. 

Todos los municipios deben tener la oportunidad de estructurar y ejecutar sus regalías, pero si empiezan a presentar problemas, gradualmente pierden este derecho. Esta menor libertad no hay que satanizarla, puede significar más acompañamiento. Por ejemplo, la nación podría pagar la estructuración de proyectos. Reglas de cofinanciación con enfoque de competencias podrían ayudar a sub-sanar las inmensas brechas territoriales, ayudándole más a los que menos tienen. Hoy en las convocatorias nacionales sin este enfoque, las regiones más prósperas siempre les va mejor, la desigualdad solo se profundiza.

Una efectiva descentralización exige reconocer, las diferencias de capacidad institucional; incentivar el mejor desempeño, sin afectarla autonomía, y avanzar progresivamente en función de resultados. Si la reglamentación del acto legislativo que ahora va al congreso es en este camino, hay que apoyarla.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Rafael Castillo Vizcaíno

Sí al VAR

Sí funciona y sí es necesario, otra cosa es que a veces lo empleen de forma exagerada en detalles milimétricos, en los cuales los errores no son claros ni evidentes.

El VAR debe existir para flagrantes injusticias (por ejemplo la ‘M

Leer
José Félix Lafaurie

“Uribe encadenado”

Colombia 2002: un país sumido en la oscuridad del terror y la violencia, acorralado en las ciudades, mientras  el campo es asolado por guerrillas y bandidos, unidos por el narcotráfico que nos avergüenza y espanta la inversión, el empleo

Leer
Fernando Giraldo

Honorabilidad y gobernabilidad

Para el presidente “honorabilidad” resume al expresidente Uribe; y decir que es honorable, hace honorable a quien lo dice. Para Duque, ser presidente es condición suficiente para colocarse por encima de los demás, como monarcas absolutistas

Leer
Ricardo Plata Cepeda

Cali, Bhopal, Beirut

Tres tragedias evitables. La de Cali ocurrió un 7 de agosto como hoy en que escribo estas líneas. Era el año 1956, a eso de las 2 de la mañana el estallido de 6 camiones con 42 toneladas de dinamita destruyó 41 manzanas del centro de la ciuda

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web