El Heraldo
Opinión

¡Alerta!

No es coincidencia que las más firmes voces sean de aquí. Este país debería ser manejado por la gente del Caribe, y otro gallo cantaría.

Demasiada hipocresía ante tamaña situación. Basta de decir que la protesta es un derecho. Lo es, si es pacífica. Pero han sido perturbadoras, destructoras, inoportunas y aprovechadas por terroristas. No más convocar hipócritas negociaciones con los del tal “Comité” que nadie eligió, que se representan a sí mismos, y lo que quieren es el caos. No hablen con malandros, sino con los jóvenes estudiantes de verdad, certificados. Con los jóvenes que quieren de veras trabajar y progresar; con la gente realmente afectada por unos y por otros; con los emprendedores, y  no con radicales ni con políticos. Ausculten angustias y anhelos, y solucionen en consecuencia. Pero que a la vez  se sienta la autoridad y se vea la  defensa de la propiedad y la vida del ciudadano.

Por ello, ovación para las firmes y certeras declaraciones del alcalde Pumarejo a raíz del intento de unos criminales de impedir el fútbol programado en el Romelio: En tres frases hizo una radiografía del estado de las cosas, y de lo que por ningún motivo debe permitirse. “No podemos poner al vandalismo por delante de la autoridad”, y añadió “el Estado no puede permitir que, poco a poco, nos arrebaten las libertades”; y acto seguido concluyó con lo que parece no haber entendido el Gobierno nacional: “Si cedemos ante la posibilidad de violencia, le entregamos la autoridad del Estado a unos pocos. Dejaríamos el uso del poder y la seguridad a esas fuerzas, diciéndole a la gente que no los podemos defender ni garantizar su seguridad”. Habemus alcalde.

Ovación también para el oportuno y tajante mensaje de la procuradora Margarita Cabello haciendo un llamado a alcaldes y gobernadores, conminándolos a hacerle frente a la amenaza  con firmeza y contundencia: “No podemos dar el vergonzoso espectáculo de ver a mandatarios confundidos, inactivos, perplejos y aparentemente derrotados por la criminalidad”. Los instó a que cumplan su deber o renuncien. Además apoyando frontalmente a las Fuerzas Armadas y a la Policía, para que enfrenten a los terroristas. “La claudicación es entregarle nuestro país al caos, la violencia y la delincuencia”. Dura lex.

Se llama autoridad. Es que si esta se pierde, se perderían las libertades. Es lo que está ocurriendo en Cali, Popayán, Tunja y hasta en Medellín y Bogotá: La pérdida de la libertad, la insólita falta absoluta de autoridad que, Dios no lo quiera, puede derivar en que la gente también se organice para defenderse por sus propios medios.

No es coincidencia que las más firmes voces sean de aquí. Este país debería ser manejado por la gente del Caribe, y otro gallo cantaría. Así que los terroristas quedaron notificados. Pero también Pumarejo y Elsa. Y hasta la propia ciudadanía. Es que los criminales no querrán dejar las cosas así, que aquí estemos en relativa calma. Saben que somos muy distintos, y que para sus fines tendrán que traer de afuera a los mercenarios agitadores y destructores. Ya deben estar programando desmanes de todo tipo, y organizando vándalos y hasta indios caucanos. Así que hay que estar alerta.

rzabarainm@hotmail.com      

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Alberto Marchena

Llegar a los 50 siendo inolvidable

Es un placer llegar a los 50 años y mirar con orgullo la huella que se ha dejado en el camino y lo inolvidable e influyente que se ha sido. 

Y eso es lo que han logrado grandes discos que por estos días cumplen 50 años de lanzado

Leer
El Heraldo
Weildler Guerra C.

La vida de las cosas

 ¿Tienen vida las cosas? En uno de sus emblemáticos poemas Borges escribe: “¡Cuántas cosas, / limas, umbrales, atlas, copas, clavos, / nos sirven como tácitos esclavos, / ciegas y sigilosas! / Durarán más allá de nuestro o

Leer
El Heraldo
Orlando Araújo Fontalvo

¿Vikingos en el Caribe?

Me han pedido que exprese mi opinión sobre la reciente polémica en torno a la delegación oficial de escritores colombianos en la Feria del Libro de Madrid. No lo hago por tres respetuosas razones: primero, porque es ya imposible sacar

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.