El Heraldo
Opinión

La duda es su ganancia

Diría un expresidente mexicano: “Lo único que quiero ahora es generar duda: solo eso es ganancia”.

Desde el gobierno de Andrés Pastrana cuando se declaró al país bajo el poco grato título de “Estado fallido” y luego del avituallamiento de las fuerzas militares, (en aquella época Colombia no tenía helicópteros de combate) pasando por la empeñada campaña contra las Farc y su posterior desmovilización para dejar las armas y convertirse en partido político, los colombianos no asistíamos a una extraña sensación de deslegitimar todo el conjunto de normas que para bien o para mal nos hemos propuesto construir en los últimos 200 años de vida como nación.

La realidad es que nos rige una constitución que este año cumple 30 años. Esa carta de derechos nos otorgó posibilidades para pasar de ser una democracia bloqueada a una más abierta y pluralista. Es gracias a ese preámbulo, a los 13 títulos, 380 artículos y 67 artículos transitorios, que regulando nuestros derechos y deberes como ciudadanos podemos decir que hemos superado media docena de violencias pasadas y muchas actuales. Los principios fundamentales que evitaron saltar por la borda como país están consagrados en ella. Adicionalmente, hace tan solo tres años se firmó un acuerdo de paz que tiene vigencia los próximos 12 años. Estas herramientas políticas marcan la cancha donde se juega la supervivencia nacional. Hoy parece que todos quisiéramos deslegitimarla a toda costa y lo más paradójico es que quienes mayor esfuerzo hacen para desprestigiar los derechos, garantías y deberes de los que habitamos este país son quienes precisamente pedían a gritos una sociedad menos cerrada.

Es inconcebible que sectores que eran desoídos antes de la aprobación de la actual carta magna hoy irrespeten la autoridad nacional. Esa rebeldía que antes de 1991 lanzaba bala y tatucos hoy, cuando hay espacio democrático, pretenden de manera soterrada bloquear física y socialmente lugares estratégicos de un país que, vaya incongruencia, pretenden gobernar bajo unas elecciones que están contempladas en la norma de normas de los colombianos. En Estados Unidos un afroamericano llamado George Floyd se convirtió en símbolo de lucha contra los desafueros policiales, nuestros alebrestados paisanos cuando citan este ejemplo olvidan algo: Floyd nunca golpeó ni atacó al miembro de la policía que lo asfixió. Floyd respetó la autoridad, precisamente por eso su muerte es condenable desde todo punto de vista. Lo que se ve en las imágenes de nuestro mes del paro es una agresión sistemática con furia contra cualquier tipo de autoridad, como si portar cualquier delegación de poder fuera sinónimo de refractario. ¿Cómo pretenden ocupar ese sitio vía electoral o por designación cuando desechan, sin fórmula de juicio, a quienes lo detentan vísperas de sus legítimas aspiraciones para acceder a las mismas posiciones que hoy desechan con pensamiento, palabra y acción?

Diría un expresidente mexicano: “Lo único que quiero ahora es generar duda: solo eso es ganancia”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Fernando Giraldo

Acuerdos sin privilegios

La actual situación en el país es de creciente desconfianza hacia las instituciones y una fuerte tendencia a concentrar la riqueza y los ingresos nacionales en pocas manos, incrementando las desigualdades. Crece la concentración del poder, el a

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

No lo superamos

A nivel internacional cada vez señalan más a Colombia como un país que no ha sabido manejar la crisis de la pandemia; para la muestra desde el martes pasado no se permite el ingreso a España de personas provenientes de Colombia. Gestarsalud, g

Leer
El Heraldo
Remberto Burgos

Playa Blanca

Estas casas apiladas siguen la vía veredal que el invierno empantana. Son sesenta, y albergan a igual número de familias de cuyos miembros ninguno conoce el mar, a pesar de que su nombre insinúa lo contrario. Incrustada en la Córdoba profunda

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.