El Heraldo
Política

Trashumancia electoral histórica

El concepto de trashumancia electoral, que según lo ha precisado la Sección Quinta del Consejo de Estado, corresponde a “la acción de inscribir la cédula para votar por un determinado candidato u opción política en un lugar distinto al que se reside o en el que se encuentre un verdadero arraigo o interés”.

En sede de nulidad electoral ha considerado de manera más o menos uniforme, que “para desvirtuar la presunción de residencia electoral se debe probar, de forma concurrente y simultánea, (i) que el presunto trashumante no es morador del respectivo municipio, (ii) que no tiene asiento regular en el mismo, (iii) que no ejerce allí su profesión u oficio y (iv) que tampoco posee algún negocio o empleo.”.

Asimismo, que “para que prospere el cargo de trashumancia se debe acreditar (i) que personas no residentes en el respectivo municipio se inscribieron para sufragar en él, (ii) que estas efectivamente hayan votado y que (iii) sus votos tuvieron incidencia en el resultado de la contienda electoral”. Finalmente, entre los mecanismos para prevenir y combatir la trashumancia electoral, se encuentra la facultad concedida al Consejo Nacional Electoral por el artículo 4° de la Ley 163 de 1994, consistente en que mediante un procedimiento breve y sumario (i) compruebe si el inscrito no reside en el respectivo municipio, y en caso afirmativo (ii) declare sin efecto la inscripción correspondiente, con lo cual se logra evitar que personas ajenas a una entidad territorial tengan injerencia en los comicios locales.

Ahora bien, según el Consejo de Estado, cuando se hace referencia a la trashumancia histórica, se hace alusión al traslado de ciudadanos de lugar distinto a aquel en que residen o encuentran un verdadero arraigo o interés, y que influyeron en anteriores procesos electorales de carácter local, de manera tal que históricamente personas ajenas a la realidad territorial han incidido en decisiones relativas a la misma, por lo que resulta necesario identificarlas en aras de dejar constancia de dicho fenómeno y por supuesto tomar los correctivos a que haya lugar. Sobre el particular resulta interesante que con el Decreto 1294 de 2015, no solo se pretende que los análisis de trashumancia electoral se circunscriban a las elecciones que están por celebrarse, sino también que el estudio de dicho fenómeno se emprenda respecto de procesos electorales que finalizaron, en criterio de la Sección Quinta, el propósito de aprender de las experiencias pasadas e identificar los lugares en los que la trashumancia ha tenido significativa incidencia, a fin de implementar procedimientos eficaces que permitan combatir dicha práctica en territorios en los que históricamente se ha arraigado.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

Los disfraces

Antes de iniciar esta columna de opinión, aclaro que no tengo ninguna clase de relación laboral, ni de prestación de servicios y mucho menos contractual con Cerrejón.

Está abierto el debate sobre la desviación del arroyo Bruno, don

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Vecindario mejorando

Dicen las malas lenguas que una parte del grupo de contravías locales (léase los Petro, Bolívar, Iván Cepeda, Juan Fernando Cristo, Roy Barreras y cómplices) viajó a Quito al festejo, que tenían reservadas sillas en la tarima, y que hasta r

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Centro de mesa

Es vieja costumbre colocar un objeto llamativo o adorno en la mesa del comedor, como algo que le da un toque especial a ese espacio y le imprime un sello familiar. En mi caso, sobre la mesa de mi comedor está el desorden bien organizado, lo que m

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

La ‘dama’ Guajira en crisis

¿Qué está afectando a La Guajira? La respuesta sería común para muchos, circularía entre corrupción, desnutrición, desigualdad social, olvido estatal e indiferencia social; y no tengo ningún argumento que pueda debatir tal postura, pero s

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web