El titulo es:Deberes y derechos: Voto de opinión: informado, libre y consciente

Últimas noticias

Embarcación fondeada en uno de los muelles de la zona portuaria de Barranquilla.
00:45

El gremio realizó un convenio con Cormagdalena para...

Momento en el que Yenis Pacheco y Daniela Ramírez dialogan con Luis Alberto García.
00:35

Yenis Pacheco y Daniela Ramírez, tía y prima del joven...

Las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP deberán ser estudiadas en el Congreso de la República.
00:30

Constitucionalistas analizan lo bueno y lo malo de la...

Jon Bilbao, actual gerente de Monómeros.
00:30

Participará en la reconstrucción de la empresa petrolera,...

El político y militar Benito Mussolini, durante el acontecimiento conocido como ‘Marcha sobre Roma’, que lo llevó al poder en 1922.
00:30

Hace cien años, Benito Mussolini creaba las primeras...

Una caja de luz permite la captura precisa de la imagen para ser subida a la base de datos web del Herbario UNO, en la Universidad del Norte.
00:30

Varias carpetas del Herbario UNO, de la Universidad del...

El arroyo de la calle 68 traza la frontera entre Cuchilla de Villate y Villa Caracas, una zona de invasión habitada por venezolanos.
00:30

Entre  calles destapadas, inseguridad y falta de...

La animalista Leidy Iregui asistió a la actividad con su gata Negrita. Al fondo se aprecia la patrulla animal.
00:30

Brindarán atención médica y responderán a casos de maltrato...

Presentación de Alondra De la Parra en México.
00:30

La experiencia humana ayudó en el proceso creativo.

Los profesores también se hicieron partícipes de la formación de los alumnos, quienes atienden animados las propuestas.
00:30

Un grupo de jóvenes en Sincelejo, que tienen limitaciones...

Columnas de opinión
Actualizado hace 9 dias

Deberes y derechos: Voto de opinión: informado, libre y consciente

Una de las grandes debilidades de la democracia en el tercer mundo es la falta de libertad de sus ciudadanos. Especialmente la libertad de pensamiento, derivada de la carencia de formación académica, cultural y cívica, presentes en las grandes mayorías de personas quienes por sus condiciones socio económicas, son esclavas del sistema político y lo que es peor, de sí mismas. Tal deplorable situación, se proyecta desde las relaciones personales del micro mundo social, hasta los procesos más delicados y profundos, como el sistema democrático, que reclama ciudadanos más comprometidos con las elecciones de los dirigentes del Estado.

Sin embargo, en Latinoamérica cada vez más se hace presente una relación de clientela para la elección de autoridades gubernamentales, es pan del día la corrupción electoral como eje transversal del Estado Latinoamericano, dentro del cual tienen igual o más responsabilidad, los electores con respecto a los elegidos. En realidad, cada vez es más exótico como necesario el voto de opinión, entendido como aquel que reúne tres características fundamentales: información, libertad y conciencia del elector.

Lamentablemente, estas tres características del voto de opinión son reemplazadas por: la compra del voto, una maquinaria aceitada desde las propias entrañas del Estado y groseras relaciones de clientela electoral, que, ante la mirada de las grandes mayorías abstencionistas, complacientemente en el continente son testigos de excepción de su propia miseria. Entonces es muy importante para el cambio del sistema electoral, construir caminos para impulsar el voto de opinión, partiendo de la educación en democracia, cívica y responsabilidad social.

Educación que consecuentemente elevará los niveles de cultura política, desde la cual se permitirá: un voto informado basado en programas, paradigmas y teorías, y no en personajes, candidatos y caudillos; un voto libre de presiones de la maquinaria y de las propias necesidades del elector; y, un voto consciente pensado, analizado y argumentado, que visualice las consecuencias para la democracia y para el colectivo social, que no responda a la presión de la maquinaria.

En conclusión: el voto de opinión es la necesidad más apremiante del sistema democrático electoral de Latinoamérica, la dirigencia como la sociedad, deben entender que no solo se trata de necesarias reformas político electorales, sino de la cualificación del insumo humano electoral, porque si continúa siendo el mismo putrefacto, carcomido por la ignorancia que produce la falta de cultura política y con los mismos parases históricos actores políticos, la realidad del continente será la misma. 

Imagen de cheyenn.lujan
Ya soy suscriptor web