El Heraldo
Opinión

Porte y venta de armas

Crear un modelo de seguridad multidimensional es costoso, necesita mucho esfuerzo, trabajo en equipo, tiempo, y decisión política.

Vender odio y armas es más fácil que vender argumentos y racionalidad, las emociones son más efectivas que las razones, por eso proponer en un país como Colombia la venta y porte de armas es todo un festín, ya suena un proyecto de ley que quiere proponer que en Colombia se venda de forma libre armas así como en los Estados Unidos, todo bajo el falso argumento de mejorar la seguridad. Aquí cuatro reflexiones frente a este tema.

Primero; es mentira que más armas en las calles generen más seguridad, al contrario más armas en las calles es un factor de riesgo para más inseguridad, ya que frente a casos de intolerancia o de cualquier tipo de problema alguien tendrá un arma a la mano y las posibilidades de aumento en los homicidios crecerán, en este punto es importante mencionar que en Colombia hay más muertos por hechos de intolerancia que producto del conflicto armado interno.

 Segundo; que las armas solo las portaran “la gente de bien”, es inverosímil que esto lo propongan como un argumento, pero así es. En un debate en el que participé en el programa Hablemos Claro del canal Cablenoticas, uno de los panelistas, quien es defensor del proyecto de ley de porte y venta de armas, así lo manifestaba, que la gente de bien sería la única que podría tener acceso a las armas, la pregunta básica es quienes son “la gente de bien”, porque ese mismo argumento lo utilizaban los paramilitares para legitimar sus atrocidades.

Tercero; esto lo que demuestra es una debilidad institucional, si piensan que la única forma de mejorar la seguridad es dándole armas a las personas para que se defiendan al mejor estilo del viejo oeste, quiere decir que la Policía no pudo con la criminalidad, que las instituciones se dieron por vencidas y llegamos al punto de sálvese quien pueda, ese es el mensaje de todos armados.

 Cuarto: Lo que se debe hacer en materia de seguridad es diseñar una estrategia multidimensional, quiere decir trabajar en varios frentes al tiempo, por una parte  fortalecer las instituciones, darles más capacidades, mayores unidades de inteligencia, crear más centros de comando y control , más cámaras con reconocimiento facial,  por otra una reforma a la justicia para que los delincuentes no encuentren siempre la puerta giratoria que les da la justicia y terminan en las calles, una reforma penitenciaria para resolver el hacinamiento carcelario, y por el otro lado crear una política pública frente a la prevención del delito, mayores y mejores posibilidades frente el acceso a la educación, al deporte, vinculación laboral y ayudas para el emprendimiento , esto es tener una visión multidimensional de la seguridad , donde el sector público y privado deben trabajar mancomunadamente en pro de mejorar la seguridad.

Crear un modelo de seguridad multidimensional es costoso, necesita mucho esfuerzo, trabajo en equipo, tiempo, y decisión política, es acudir a la razón, en cambio salir a decir que la seguridad se arregla si cada uno tiene un su mano un revólver es acudir a la emoción, a lo visceral , al odio que vende tan fácil sin ningún esfuerzo, si mañana hiciéramos una votación y le preguntáramos a los colombianos si quieren tener porte y venta de armas de manera libre y masiva seguramente ganaría el sí abrumadoramente, es que vender odio y armas en un país como Colombia es como vender dulces frente a un jardín infantil.  

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Ismael Cala

El legado del príncipe

Ahondando un poco en la historia, la verdad es que Felipe no la tuvo fácil: nacido en Grecia (miembro de monarquía helena), tuvo que huir junto con su familia y exiliarse en Inglaterra en su más tierna infancia (18 meses de edad) en una canasta

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Lo cantó Celia Cruz

Celebremos por los parientes, amigos y conocidos que superaron la covid y siguen luchando en esta vida tan frágil que tenemos, en lugar de remitir tantas cifras diarias de fallecidos y contagiados, sobre los que la prensa se encarga de informarno

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Reforma al bolsillo

No estoy siendo fatalista, de hecho, esta es la forma más sutil de referir la situación que muchos enfrentan en sus casas. Frente a esta realidad, la propuesta de una reforma tributaria, o como lo denomina el gobierno de Solidaridad Sostenible,

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

El veneno de las redes

A nuestros WhatsApp llegan avisos de la muerte de exjugadores de fútbol que en realidad están felices comiéndose un sancocho en sus casas; también endulzados mensajes de superación que dicen tener como autor al papa Francisco, pero que cuando

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web