El Heraldo
Opinión

Cuando todo esto pase...

Llegó el momento de empezar a salir, para que todos puedan salir del hueco.

Creo que si existe una frase cliché que nos va dejando esta pandemia es esta: “cuando todo esto pase, nos vemos”. Nos hemos acostumbrado tanto a posponer la vida, las celebraciones, los reencuentros, las citas y las visitas, que casi siempre cada interacción con una persona que no sea de nuestro núcleo familiar termina con la esperanza de que cuando todo esto acabe nos volveremos a encontrar.

La verdad, hemos estado detenidos en el tiempo por año y medio, en una especie de trance en el que cuando creemos que todo está a punto de arrancar, cuando pensamos que tal vez es hora de volver a salir como antes, cuando nos ilusionamos con el nuevo movimiento de la ciudad, nos meten un freno de mano, y el “cuando todo esto acabe” se hace cada vez más lejos.

Sin embargo, con la plena confianza de que el sistema de vacunación seguirá el ritmo que lleva, y con la esperanza de que los bloqueos que están ahogando la economía nacional logren ser deshechos, creo que esta vez estamos verdaderamente ante el principio del fin. Y por ende, es hora de tomar cartas en el asunto para poder volver a reactivar los sectores que se han visto tan golpeados en esta pandemia. Es hora de volvernos a encontrar para volver a aportar nuestro grano de arena.

Llegó el momento de salir de las casas para consumir en el restaurante que no ha logrado salir a flote, de ayudar a los emprendimientos locales para que puedan seguir pagando los sueldos de sus empleados y los productos de los artesanos, de viajar localmente para impulsar el turismo nacional, y de intentar, a toda costa, generar empleo, volviendo a hacer eventos que apalancan tantas industrias. Necesitamos como nunca que todos dejemos de posponer nuestros encuentros, pues poco a poco, y casi sin darnos cuenta, nos hemos acostumbrado a ello.

Y no se trata de escoger entre la vida y la economía, pues esa conversación no es la que toca tener ahora. Ahora, por el contrario, toca que empecemos a hablar de una nueva era, de nuevos planes para la ciudad y para el país, y de un nuevo renacer, porque entre más pase el tiempo, más estragos para el futuro, y más complicado será volver a que las cosas sean como antes.

Así que a partir de ahora las frases tienen que cambiar. Hay que comenzar a ponerle fecha a las citas, fecha a las reuniones, fecha a las celebraciones, fecha a las fiestas pequeñas, y hay que dejar de aplazar vernos cara a cara (con tapabocas, por supuesto), por el bien de nuestra nación.

Porque todo es un dominó. De un evento social viven las peluquerías, los emprendimientos de moda, los diseñadores, los meseros, los dueños de los locales y hasta los rebuscadores que se encuentran a las salidas de los establecimientos. De una salida turística viven los hoteles, los taxistas, los auxiliares de vuelo, los transportes especializados, las agencias, los meseros, y hasta los rebuscadores que siempre encuentran cómo venderte algo que no sabías que necesitabas. Y de un encuentro de amigas en un restaurante viven más familias de las que en principio pensarías.

Llegó el momento de empezar a salir, para que todos puedan salir del hueco.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

¿Quintero dependencia?

¿Depender de un solo jugador es, acaso, una terrible debilidad en el funcionamiento de un equipo de futbol? La respuesta es sí, si esa dependencia es el único argumento táctico que sostiene el entramado funcional del equipo.

Pero es

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Llegó la narcocracia

Colo Hechos: el Gobierno quiere legalizar los cultivos de coca de hasta diez hectáreas; los narcos pagan un millón de dólares para ingresar a la “paz total” de Petro; la disminución acelerada de las operaciones militares y policiales en to

Leer
El Heraldo
Jorge E. Robledo

Metros y autoritarismo

Siempre he pensado que lo mejor para Bogotá es un metro subterráneo. Como el que empezamos en la alcaldía que se inició en 2008 y que no pudo concluirse porque lo saboteó Gustavo Petro, alcalde de 2012 a 2016, sabotaje que aprovechó Enrique

Leer
El Heraldo
Óscar Borja Santofimio

¡NI MUUUU!

Ante el hallazgo realizado por las autoridades Españolas, de cuatro mil quinientos kilos de clorhidrato de cocaína que estarían siendo transportadas al interior del barco ORION V, de bandera del Togo,  país de África occidental y que nav

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.