El Heraldo
Opinión

Vivienda gratis

El programa fue exitoso en el logro de los objetivos que lo justificaron, pero además avanzó en la disminución del déficit habitacional.

El déficit de vivienda en el país alcanza a un 36,6% del total de hogares. Su evolución en el tiempo no ha variado tanto como quisiéramos, por lo cual tenemos más de 5,2 millones de hogares sin vivienda o con espacio digno donde vivir.

En la historia de la política habitacional en Colombia se han impulsado programas de subsidios dirigidos a los hogares más vulnerables en aras de facilitar el acceso a este bien tan preciado.

Sin embargo, luego de varias alternativas de programas de subsidios de capital para acceder al sistema financiero y apalancar la adquisición del inmueble, cuyas versiones han variado y que todavía se mantienen hoy, por el año 2012 se crea el Programa de Vivienda Gratuita (PVG).

Un modelo de subsidio en especie que involucra la transferencia directa de una vivienda de interés prioritario a los hogares que cumplan determinadas condiciones, buscando superar las dificultades experimentadas por los más vulnerables para alcanzar el cierre financiero. Las expectativas eran prometedoras, por primera vez en la historia reciente de Colombia el acceso a una vivienda iba a ser absolutamente gratis.

Recientemente los impactos esperados han sido confirmados con una amplitud en los frentes influidos por el programa. En términos generales se puede resumir en efectos positivos y significativos en las características de la vivienda, en las probabilidades de acceder a servicios públicos, en la adquisición de electrodomésticos y bienes.

Así mismo demuestra menores posibilidades de padecer por desastres naturales, así como permitió disminuir los tiempos de desplazamiento a ciertos lugares clave en el entorno de los hogares.

Lo anterior con un vínculo interesante con otros de los hallazgos de la evaluación, el aumento de los ingresos, gastos y consumo de los hogares. También se destaca la mejoría en el acceso a cuentas de ahorro, pero sin evidencia suficiente sobre la adquisición de otro tipo de servicios financieros, como cuentas corrientes, tarjetas de crédito, CDT o créditos, que termina reflejándose en una reducción en la probabilidad de ser pobres y un incremento en sus niveles de ingreso.

Sin embargo, la misma evaluación marca la pauta sobre nuevas versiones de un programa de este estilo, recomendando el apoyo de iniciativas que busquen orientar sobre las prácticas de reciclaje, el uso adecuado del agua, el manejo de residuos y tratamientos de aguas servidas o programas de riego, en aras de garantizar una mayor sostenibilidad en el disfrute de la vida y vivienda en un nuevo entorno, uno formal.

Adicionalmente sugiere que, para el logro de la integralidad de la iniciativa, se debe impulsar el empoderamiento y el liderazgo social a través de cooperativas, canales de comunicación con los gobiernos locales, reconocimiento de las juntas de acción comunal y un acompañamiento alrededor de lo que significa vivir bajo propiedad horizontal y todos los deberes que esto contrae.

El programa fue exitoso en el logro de los objetivos que lo justificaron, pero además avanzó en la disminución del déficit habitacional para hogares que en otras circunstancias no hubieran podido nunca acceder a una vivienda o tal acceso se hubiese dado en un futuro lejano en vida.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Eduardo Verano

Democratizar la democracia

Este domingo el país tiene una cita importante con la democracia. La ciudadanía acudirá en primera vuelta a elegir al Presidente de la República. La invitación es escoger y  votar entre las variadas alternativas que existen. En cada elec

Leer
El Heraldo
Orlando Araújo Fontalvo

Homero y los chistes

Son dos las doctrinas que han pretendido responder a la pregunta respecto de si realmente existe algo que pueda llamarse «Literatura». De un lado se ubica el esencialismo, con su fe en el realismo, las categorías generales, los universales, las

Leer
El Heraldo
Néstor Rosanía

Fico el uribista avergonzado

Esta campaña presidencial se ha caracterizado porque los candidatos han centrado sus esfuerzos en capturar a los electores que se consideran apolíticos o indecisos y que no se identifican con un partido político o una ideología definida, desde

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.