El Heraldo
Opinión

Que siga la “Farcsa”

“Con este Acuerdo podemos decir que América –desde Alaska hasta la Patagonia– es una zona de paz”. Solo un farsante o un ignorante podría soltar tantas mentiras por un premio.

Discrepo del expresidente Uribe en su carta al secretario general de la ONU, cuando afirma que “acuerdo de paz no ha habido”, porque sí lo hubo, pero entre un gobierno que representa a 50 millones de colombianos y unos narcoterroristas que no representaban a nadie. Una verdadera “farsa”, sinónimo de montaje, de mentira, así como “farsante” lo es de mentiroso. 

Los desmovilizados fueron 7.000 guerrilleros y otros tantos milicianos, pero, entre 2002 y 2010 lo fueron 22.500 guerrilleros y 31.000 miembros de autodefensas, así que esa “paz chiquita” con las Farc no era la que magnificaba Santos ante el mundo.

En el discurso del Nobel, la desfachatez del farsante se encuentra con la ingenuidad de la comunidad internacional y de la ONU. “Hay una guerra menos en el mundo ¡y es la de Colombia!” “Con este Acuerdo podemos decir que América –desde Alaska hasta la Patagonia– es una zona de paz”. Solo un farsante o un ignorante podría soltar tantas mentiras por un premio.

Que llegaría una paz “estable y duradera” que nadie ha visto.  Que no había amenaza narcoterrorista, sino “conflicto interno”, pero en Colombia no ha habido, desde el siglo XIX, un levantamiento armado de la sociedad. Que uno negocia con enemigos, claro, pero cuando el enemigo son unos criminales no se negocia con ellos el Estado de Derecho, sino su sometimiento. 

Que “No serán objeto de amnistía ni indulto (ni de beneficios equivalentes) los delitos de lesa humanidad”. Farsa, pues la justicia restaurativa es equivalente a impunidad para delitos atroces, que no se pagan sembrando remolachas Hoy, cinco años después, confesando hasta lo que no habían hecho, como el asesinato de Álvaro Gómez, y negando otro tanto, no hay una sola sentencia de esa farsa de justicia que es la JEP. 

El hogar de las negociaciones fue Cuba y Venezuela un país acompañante, dos dictaduras comunistas.  Y si la negociación fue una farsa extorsiva, la implementación lo fue de incumplimientos. Muy poco devolvieron y a nadie indemnizaron, más allá de arrepentimientos mediáticos; no colaboraron contra el narcotráfico y, por el contrario, impidieron la fumigación aérea y hoy tenemos 250.000 hectáreas de coca, como señala el expresidente en su valiente carta. La entrega de armas fue una farsa vigilada por la ONU, pues 7.132 son una mentira frente a las más de 18.000 que entregaron, solo las AUC, durante el gobierno Uribe. 

Hoy…la farsa sigue, no solo con la visita para certificar el cumplimiento del Gobierno, una intromisión consentida de la ONU, mientras la izquierda lo descertifica en redes, sino con el anuncio del gobierno Biden de borrar a las Farc de la lista de grupos terroristas, insólito, porque esas Farc ya no existen, y si de lo que se trata es de borrar su pasado de violencia, pues el siguiente acto de la “farc…sa” lo dará Timochenko desde Disneylandia. 

@jflafaurie

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Junior, una buena sensación

Para jugar, con la idea del técnico argentino, hay que comenzar por tener un buen soporte físico y el Junior fue generoso en ese sentido.

También se vio, a partir de un dibujo inicial de 1-4-2-3-1 (Viera; Walmer, Rosero, Arias y Fuent

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

Pensión mínima universal

De los muchos problemas identificados por la Misión de Empleo, el más dramático es la protección en la vejez. Del total de 6 millones de adultos mayores, solo 1,7 millones (27%) tiene una pensión. No solo es difícil calificar, sino que el si

Leer
El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿Trampas a la democracia?

A voces de lo indicado en el artículo primero de nuestra Constitución Política, Colombia es un Estado social de derecho organizado en forma de República democrática, participativa y pluralista. Como sistema de gobierno, la democracia es la or

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

El aeropuerto de Barranquilla

Quisiera empezar con una anécdota. Como miembro de la junta directiva del IVMMI, organismo internacional dedicado al tema del agua en el mundo, viajaba con mucha frecuencia a Colombo, la capital de Siri Lanka porque allí estaba su sede. Seis mes

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.