El Heraldo
Opinión

Educación de calidad

Cumplir con estos estándares responde a las necesidades globales de profesionales cuyas competencias se certifiquen y reconozcan. La educación superior en el mundo se comunica hoy, principalmente, a través de la convalidación de títulos y, para ello, el sello de reconocimiento es la acreditación. 

La educación superior de calidad es capaz de transformar vidas y de sentar cimientos óptimos para promover movilidad social, justicia, equidad y generar oportunidades de progreso científico, económico, social y cultural. Es primordial una formación educativa en permanente compromiso con la excelencia, que potencie e integre las habilidades socioemocionales, psicomotoras, cognitivas, lingüísticas, espirituales, intelectuales, profesionales y humanas. Además, es necesario que el proceso formativo fomente principios y valores ciudadanos, consolide habilidades analíticas, pensamiento lógico y abstracto y autonomía de pensamiento.

Por ello, cada vez cobra mayor relevancia la acreditación de alta calidad en las que las Instituciones de Educación Superior (IES) y los programas académicos se someten a rigurosos métodos de valoración que incluyen autoevaluaciones y heteroevaluaciones que permiten reconocer fortalezas y definir oportunidades de mejora, cuyo propósito final siempre es el mejoramiento continuo, la búsqueda de la excelencia y la consolidación de una cultura de calidad.  

En Colombia, el Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad promueve que las IES rindan cuentas ante la sociedad y el Estado sobre el servicio educativo que prestan, provean información pertinente y confiable a sus usuarios, y se propicie y favorezca la autoevaluación y autorregulación permanente de instituciones y programas en el contexto de la construcción de una cultura de la excelencia.

Hoy, los procesos de acreditación son regulados por el Acuerdo 02 de 2020 del CESU, que permite un marco de referencia orientador para las IES, en el desarrollo y puesta en práctica de una cultura de autorregulación, autoevaluación y mejoramiento continuo. Este acuerdo focaliza sus intereses evaluativos en la medición de indicadores de capacidad, de procesos, de logro y de impacto y promueve la heterogeneidad y la diversidad institucional.

Cumplir con estos estándares responde a las necesidades globales de profesionales cuyas competencias se certifiquen y reconozcan. La educación superior en el mundo se comunica hoy, principalmente, a través de la convalidación de títulos y, para ello, el sello de reconocimiento es la acreditación. 

Barranquilla, como capital de la región Caribe, ha logrado importantes avances al respecto, que la convierten en un destino idóneo para quienes deseen acceder a formación educativa de alto nivel. De 18 Instituciones de Educación Superior que funcionan en la ciudad y su área metropolitana, 7 cuentan con Acreditación Institucional en Alta Calidad. De hecho, el pasado 25 de agosto el Ministerio de Educación renovó la Acreditación Institucional en Alta Calidad de la Universidad Libre por un periodo de 6 años y a la Universidad Simón Bolívar, por 8, una muestra del compromiso por alcanzar niveles de excelencia para beneficio de todos. 

La educación de calidad dejó de ser un privilegio de élites y se convirtió en una necesidad para toda la sociedad ya que solo ella es capaz de transformar y desarrollar al ser humano. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Bañarse o no

La realidad del acceso al agua en Bogotá es bastante crítica. Parece que, aunque se  debieron activar activar alertas tempranas, incluso desde la administración de Claudia López, los habitantes de la ciudad no comprenden completamente la

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Confío en ti

Me emociono leyendo los salmos. Me gustan las imágenes que usa el poeta para expresar las emociones que le produce su experiencia espiritual. Las figuras literarias son tributarias de su momento histórico, de su cultura y social en el que viven.

Leer
El Heraldo
Catalina Rojano

Martín Mestre buscó y encontró

«Busca, y hallarás». Como si hubiera tomado esta frase cual bandera de batalla en la que fue su más larga lucha, Martín Mestre se armó de valor por tres décadas hasta lograr ver al asesino de su hija Nancy siendo apresado y extraditado para

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.