Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Barranquilla en ruinas

Este relato quizás no me lo van a creer. Todas las mañanas me siento en el escritorio que está junto a una ventana, desde donde veo las azoteas de varios edificios. Estaba concentrado escribiendo, cuando alzo la vista y veo aparecer en el techo del edificio más cercano a una esbelta joven que tiende una toalla, se saca su frágil vestido y queda con un diminuto bikini.

Por lo súbito de la aparición —y su perfecta figura—, pensé que era una alucinación. Porque con todo este tiempo de encierro al que nos ha sometido el presidente Iván, es fácil que se lesione la salud mental.

Para salir de dudas llamé a la señora que trabaja en la casa y le pregunté: —Dora, ¿qué ve en el techo de ese edificio? —Una mujer desnuda, me contestó. Rápidamente mi esposa se sumó al grupo preguntando: —¿Qué pasa? Yo le contesté con cierto cinismo: —¡Mira allí a esa joven que perturba mi concentración! Como ella para todo problema tiene una solución, me dijo: —Es muy fácil: pon el escritorio aquí contra la pared. —Tú sabes que soy claustrofóbico, le respondí impresionándome por mi rapidez mental en contestar.

Este virus ha cambiado radicalmente nuestra forma de vida. Ni a la playa se puede ir a tomar el sol, y la ciudad muere lentamente en un proceso de destrucción —no de sus edificios y sus calles—, sino de algo más importante: es el alma de la ciudad lo que está muriendo.

Los psicólogos sociales durante años hemos estudiado la vida de las ciudades que va más allá de su infraestructura. Subjetivamente, cada ciudad tiene su estado de ánimo que la hace singular. Quienes vivimos en Barranquilla en los últimos diez años habíamos tenido el ánimo muy positivo: era la ciudad que más reducía la pobreza, la de menor desempleo, con nuevas escuelas públicas, grandes industrias, daba la sensación de progreso. Pero lo más valioso de Barranquilla ha sido su magia: la gente disfrutando su ciudad, sus parques, el sinnúmero de restaurantes y estaderos donde la gente se divertía. Había cierto hedonismo; siempre había una necesidad de pasarla bien, de disfrutar.

Hoy la ciudad está en ruinas. Aunque se mantienen sus calles y edificios, desapareció la magia. Vivimos encerrados en nuestras casas informándonos cómo muchos negocios que brindaban servicios ya están arruinados. ¿Cuántos empleos han desaparecido?

La expresión del rostro de nuestro joven alcalde —que recibió una ciudad próspera— refleja ansiedad porque Barranquilla se está desmoronando, a pesar de sus esfuerzos y responsabilidad para enfrentar la pandemia. Ya no nos importa el Júnior, ni la construcción de edificios modernos. Porque nos hemos dado cuenta de lo frágil que es la vida y los riesgos que enfrentamos por la precariedad de nuestro sistema de salud; la debilidad de la estructura de protección social del Estado; lo endeble que es nuestra economía con miles de empleos evaporándose. Por ahora la principal tarea es salvar vidas humanas. Hacia el futuro, será reconstruir la vida de la ciudad.

A pesar de la situación, todas las mañanas voy a mi escritorio, pero la joven y esbelta figura nunca más apareció.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Eduardo Verano

Obregón

Se acaban de cumplir 100 años del nacimiento de Obregón.

Obregón y García Márquez son el mayor referente cultural Caribe con el que crecimos teniéndolos como un modelo del ser Caribe ¡Tuvimos el privilegio generacional de formarno

Leer
Weildler Guerra C.

Los otros salvajes

Las variadas reacciones ante los casos de violaciones de niñas indígenas en Risaralda y el Guaviare son un reflejo crudo de la sociedad nacional. No solo debemos centrarnos en los soldados que cometieron los hechos sino en la sociedad de donde e

Leer
Francisco Cuello Duarte

¿Condena perfecta?

Colombia es un país inteligentemente torcido, que reclama con urgencia su enderezamiento físico y mental, no sólo por parte del Gobierno sino de todos sus habitantes. Gabriel García Márquez, en su discurso ante la Misión de Ciencia, Educaci

Leer
Roberto Zabarain

Embudo y pandemia

Ninguna alharaca se formó, brillaron por su ausencia las  voces de protesta que cada vez que muere o se agrede a algún malandro salen airadas a descalificar a las Fuerzas Armadas y a acusarlas de excesos. Desaparecieron oenegés, Derechos H

Leer
Ver más Columnas de Opinión
COVID-19 🚷 Toque de queda desde las 2 p.m. hasta las 5 a.m. del martes 30 de junio 🔴 Ministerio de Salud reportó 4.149 nuevos contagios a nivel nacional y 128 muertos 🔴 Número de casos registrados: Bogotá 27.118 🔺 Atlántico 21.189 🔺 Valle del Cauca 9.277 🔺 Bolívar 8.560 🔺 Antioquia 3.873 🔺 Nariño 3.040 🔺 Cundinamarca 2.436 🔺 Amazonas 2.252 🔺 Magdalena 1.624 🔺 Chocó 1.391 🔺 Meta 1.199 🔺 Sucre 976 🔺 Cesar 884 🔺Tolima 766 🔺 Santander 628 🔺 Córdoba 581 🔺 Risaralda 502 🔺 Boyacá 340 🔺 Cauca 331 🔺 Huila 322 🔺 Norte de Santander 305 🔺 La Guajira 285 🔺 Caldas 244 🔺 Quindío 161 🔺 Arauca: 76 🔺 Casanare 65 🔺 Guaviare 37 🔺 Caquetá 31 🔺 Vaupés 28 🔺San Andrés y Providencia 24 🔺 Putumayo 20 🔺 Guainía 14 🔺 Vichada 1 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web