El titulo es:Empate técnico

Últimas noticias

13:50

Varios de los residentes quedaron atrapados desde el...

13:17

 Jorge Luis Támara Olmos desapareció al caer la...

12:58

Este domingo, durante el aguacero en distintos sectores de...

12:47

El caso se registró en la noche del pasado viernes. La...

12:29

Desde niños hasta adultos mayores se congregaron este...

Así se ve el arroyo en la calle 44 con carrera 40, centro de la ciudad.
12:13

Así lo informaron usuarios de la línea Wasapea  a EL...

11:43

Según un comunicado de la Fiscalía, el exembajador de...

10:53

La ‘Tricolor’ se enfrentó a los ‘...

10:17

“Tenemos reportado la muerte de una persona por la caída de...

10:08

Federer superó en su partido de la primera ronda al...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Empate técnico

La estrategia de la derecha para que dejáramos de hablar de Odebrecht-Sarmiento y de las impurezas éticas del fiscal Martínez resultó parcialmente efectiva. 

Es cierto que todos hablamos del video de los billetes y que el cínico mayor se libró de los palos, o por lo menos tuvo tiempo para atrincherarse en el búnker a planear sus maniobras evasivas, pero luego de los días la sensación general regresa poco a poco a lo que los hechos y los antecedentes demuestran: el fiscal es un tipo impresentable y Petro es uno honesto. 

Y es que existe una diferencia insoslayable entre ser el abogado del sospechoso fulano más rico del país y al mismo tiempo defender los intereses de su cliente desde el Estado, y ser la persona que más ollas podridas ha destapado en la historia reciente de este país de ollas podridas. Una es la historia de la corrupción que lo domina todo y la otra es la del afán por revelarla. 

Esas diferencias, paradójicamente, determinan lo que pasará con estos dos hombres, grabados en secreto y luego expuestos por sus amigos, en el futuro cercano. Martínez, ya lo estamos viendo, permanecerá en un cargo para el cual es indigno, protegido por su jefe poderoso y por la clase política que necesita de su dinero; investigará a quienes revelaron su participación en episodios de corrupción que comprometen cifras millonarias, entre ellos al senador incómodo; y además continuará mintiendo, omitiendo, especulando y atacando para defenderse. Petro, por su parte, seguirá enfrentando, prácticamente a solas, a todas las fuerzas vivas y coleando del establecimiento: políticos, funcionarios, empresarios, periodistas, opinadores y delincuentes que desde hace tiempo han querido sacarlo del camino a punta de inhabilidades, multas impagables, denuncias rebuscadas, noticias falsas y todo tipo de estratagemas que tienen como objetivo principal que nunca pueda ser presidente. 

El corrupto campante y el honesto empapelado, parece ser la dinámica de este período de nuestra historia, en el cual por primera vez se han abierto espacios más o menos reales para cambiar esto tan tenebroso que hemos venido siendo.

Y mientras tanto la gente toma partido sin saber muy bien lo que pasa, con las pocas herramientas que les deja el ejercicio insuficiente de las redes sociales, o las voces insistentes de los columnistas de opinión, o la credibilidad que les generan sus noticieros favoritos de televisión. Y el país –si es que se le puede llamar así a la pequeña fracción que se ocupa de estos temas– se divide en dos facciones irreconciliables que se odian por cuenta de unos tipos que encarnan lo mejor a veces, lo peor a veces, esas dos caras opuestas que parecen necesitarse para que todos podamos existir. 

Por el momento hay un empate técnico entre la indolencia y la trampa, representadas cabalmente por el fiscal y sus amigos, y el intento de cambiar de rumbo –todavía incipiente y minoritario– encarnado por el mejor senador que hayamos elegido nunca, encerrado en sí mismo, obligado por las circunstancias a debatirse entre la preocupación que le genera una lucha que a veces parece estéril y el enorme costo político que supone tener que defenderse cada cinco minutos de todo y de todos. 

@desdeelfrio

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO. Aquí puedes conocer más sobre tu cuenta, además de ver y editar su información personal.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen acceso a:

Acceso Ilimitado

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales.

Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escríbenos a soporteweb@elheraldo.co

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen:

Acceso Ilimitado

¿Tienes problemas para registrarte? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, para enviarte el enlace para reestablecer tu contraseña.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web