El titulo es:Empate técnico

Últimas noticias

Andrés Felipe Arias.
20:33

La decisión se aplaza hasta el 14 de marzo cuando se cumpla...

Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, asistió al concierto de ayuda en Colombia, a pesar de que el gobierno de su rival Nicolás Maduro le prohibió abandonar el país.
20:24

En declaración a medios junto a los mandatarios de...

La reina Carolina Segebre baila al ritmo de la Guacherna que entona Milly Quezada.
19:14

La reina del Carmaval Carolina Segebre encabeza el...

‘Jesús Santrich’.
19:11

El alto tribunal señaló que no está probado que se hayan...

Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura.
18:45

Su defensa interpuso un recurso de emergencia. La esposa...

17:46

A través de su cuenta de Twitter, la cantante...

17:23

Los mandatarios sudamericanos llegaron a la frontera...

Giselle Jaller Jabboul, condenada.
16:59

La mujer está condenada está condenada a once años por los...

16:48

La medida busca sancionar el uso del lenguaje sexista o...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Empate técnico

La estrategia de la derecha para que dejáramos de hablar de Odebrecht-Sarmiento y de las impurezas éticas del fiscal Martínez resultó parcialmente efectiva. 

Es cierto que todos hablamos del video de los billetes y que el cínico mayor se libró de los palos, o por lo menos tuvo tiempo para atrincherarse en el búnker a planear sus maniobras evasivas, pero luego de los días la sensación general regresa poco a poco a lo que los hechos y los antecedentes demuestran: el fiscal es un tipo impresentable y Petro es uno honesto. 

Y es que existe una diferencia insoslayable entre ser el abogado del sospechoso fulano más rico del país y al mismo tiempo defender los intereses de su cliente desde el Estado, y ser la persona que más ollas podridas ha destapado en la historia reciente de este país de ollas podridas. Una es la historia de la corrupción que lo domina todo y la otra es la del afán por revelarla. 

Esas diferencias, paradójicamente, determinan lo que pasará con estos dos hombres, grabados en secreto y luego expuestos por sus amigos, en el futuro cercano. Martínez, ya lo estamos viendo, permanecerá en un cargo para el cual es indigno, protegido por su jefe poderoso y por la clase política que necesita de su dinero; investigará a quienes revelaron su participación en episodios de corrupción que comprometen cifras millonarias, entre ellos al senador incómodo; y además continuará mintiendo, omitiendo, especulando y atacando para defenderse. Petro, por su parte, seguirá enfrentando, prácticamente a solas, a todas las fuerzas vivas y coleando del establecimiento: políticos, funcionarios, empresarios, periodistas, opinadores y delincuentes que desde hace tiempo han querido sacarlo del camino a punta de inhabilidades, multas impagables, denuncias rebuscadas, noticias falsas y todo tipo de estratagemas que tienen como objetivo principal que nunca pueda ser presidente. 

El corrupto campante y el honesto empapelado, parece ser la dinámica de este período de nuestra historia, en el cual por primera vez se han abierto espacios más o menos reales para cambiar esto tan tenebroso que hemos venido siendo.

Y mientras tanto la gente toma partido sin saber muy bien lo que pasa, con las pocas herramientas que les deja el ejercicio insuficiente de las redes sociales, o las voces insistentes de los columnistas de opinión, o la credibilidad que les generan sus noticieros favoritos de televisión. Y el país –si es que se le puede llamar así a la pequeña fracción que se ocupa de estos temas– se divide en dos facciones irreconciliables que se odian por cuenta de unos tipos que encarnan lo mejor a veces, lo peor a veces, esas dos caras opuestas que parecen necesitarse para que todos podamos existir. 

Por el momento hay un empate técnico entre la indolencia y la trampa, representadas cabalmente por el fiscal y sus amigos, y el intento de cambiar de rumbo –todavía incipiente y minoritario– encarnado por el mejor senador que hayamos elegido nunca, encerrado en sí mismo, obligado por las circunstancias a debatirse entre la preocupación que le genera una lucha que a veces parece estéril y el enorme costo político que supone tener que defenderse cada cinco minutos de todo y de todos. 

@desdeelfrio

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1