El Heraldo
Opinión

Los 50 de la Unisimón

 Es de resaltar el avance que la Simón Bolívar ha alcanzado en la investigación científica en la que muestra logros en las ciencias biomédicas y genética, para citar uno de los ejemplos que llama la atención por ser un campo exigente que requiere de profesores con doctorado, dotación de laboratorios y de la cooperación internacional que la universidad demuestra en este momento de su cincuentenario.

Me contó Ignacio Consuegra la historia de cuando la famosa actriz Grace Kelly vino a Barranquilla y se alojó en el Hotel del Prado para la filmación en Sitionuevo de algunas escenas de la película Fuego Verde en los años 50. Por las tardes, salía a recorrer el barrio El Prado. En una de esas salidas pidió que la llevaran a “La Perla”, una hermosa mansión, al estilo de las que se admiran en la Costa Azul francesa, que después compró el pintor Alejandro Obregón, que vivió en ella, y en donde se reunían, como era costumbre entre ellos, García Márquez, Cepeda Samudio, Alfonso Fuenmayor y el resto de amigos del Grupo Barranquilla.

“La Perla” permanece como uno de los distintivos mejor logrados de la arquitectura del barrio barranquillero que tanto renombre le ha legado a la memoria de la ciudad. Años después, la casa fue adquirida por la Universidad Simón Bolívar que la ha conservado en su prístina belleza, destinándola además y con acierto a ser un centro cultural dentro del conjunto de residencias y edificios en los que ha crecido a lo ancho y largo del histórico barrio El Prado, como ha acontecido con incontables  universidades que aquí y en el mundo han nacido y se han expandido a partir de una biblioteca o casa de un barrio citadino.

Traigo a colación ese fragmento de historia de “La Perla” ahora cuando la Simón Bolívar está cumpliendo 50 años de haber sido fundada. En esas cinco décadas la universidad, a la que llamamos con afecto Unisimón, se ha consolidado académicamente como un centro de estudios superiores apreciado por sus profesores y los estudiantes que se forman en sus aulas; los que se han graduado en ella, como también por los habitantes de la Costa que la hemos visto crecer hasta el punto de que ya figura en el concierto nacional por el reconocimiento de la alta acreditación institucional que el Ministerio de Educación otorga a las universidades que han llegado a los niveles de calidad exigidos tras evaluación de pares académicos del país. Es de resaltar el avance que la Simón Bolívar ha alcanzado en la investigación científica en la que muestra logros en las ciencias biomédicas y genética, para citar uno de los ejemplos que llama la atención por ser un campo exigente que requiere de profesores con doctorado, dotación de laboratorios y de la cooperación internacional que la universidad demuestra en este momento de su cincuentenario.

No acabaría de enumerar en este corto espacio sus conquistas académicas y científicas que redundan en beneficio del desarrollo de la educación superior de la Costa y que son visibles cuando se pulsa a su vez la obra social que la universidad realiza entre los estudiantes de todos los estratos sociales, en particular de aquellos más urgidos económicamente a los que llega con muy diversos planes de becas y financiación. Artífice de esa gran obra educativa es la familia Consuegra Bolívar, que desde el padre fundador José Consuegra Higgins, y con José Consuegra Bolívar, su rector en el presente, se han dedicado con convicción y sin descanso a la noble misión de educar.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Horacio Brieva

La era Gustavo Petro

Escribí esta columna en Edmonton, Canadá, donde vine por unos breves días a acompañar a Laura, la tercera de mis cuatro hijas, en su boda con un joven ucraniano de ancestros rusos (interesante combinación). Y desde esta ciudad petrolera, que

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Respaldo a la Policía

En Colombia además, con toda la carga que tenemos encima la ciudadanía de corrupción y delincuencia, en estos últimos tiempos venimos presenciando el asesinato de miembros de la Policía, la persecución para ellos, una campaña de descrédito

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Periodismo, a secas

Se vivieron muchas cosas el domingo pasado, casi todas con una alta dosis de emoción. El multicolor carnaval que se vio en la Plaza de Bolívar compromete aún más al gobierno entrante con la jubilosa expectación que acompaña un momento espera

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Verdades a medias

Crece como la espuma la indignación y la protesta en la región Caribe por el alza desmesurada de las tarifas de energía, las más altas del país, a tal punto que el aumento en las facturas por la prestación de ese servicio por parte de los do

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.