Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Columna de opinión

Campos de exterminio

Hace ya mucho tiempo, estando en Munich, visité lo que fue el campo de concentración de Dachau, distante a unos 13 km de la capital bávara. He recordado con estremecimiento el recorrido que hice por los barracas donde fueron encerrados cientos de miles de enemigos políticos del nazismo, testigos de Jehová, católicos y judíos, en su gran mayoría, después de la noche de los cristales rotos. He recordado, de manera imprecisa, las palabras que un prisionero sobreviviente le había oído decir a un jefe nazi de aquel sombrío lugar : “No estamos aquí para tratarlos de un modo humano. No los consideramos humanos, sino seres de segunda clase.”

Sin embargo, no son palabras, ni tampoco imágenes, las que permanecen indelebles en mi memoria sino los olores, pese a lo escrito por Ítalo Calvino sobre la fragilidad y desgaste de lo que una vez el olfato humano detectó. Tal vez exagero, tal vez digo lo que no es posible decir: lo que más recuerdo de aquel día, del aquel lugar, es el olor a carne humana quemada. No me acuerdo bien de nada más del campo de concentración de Dachau, en donde a partir de 1941 empezaron a funcionar los hornos crematorios, parte de la gran máquina de extinción en que se basó la Solución Final que Eichmann se encargó de llevar a cabo bajo las órdenes de Hitler, su patrón.

En cambio, tenía muy grabadas las ideas del psiquiatra austríaco Víktor Frankl, padre de la Logoterapia, prisionero de Dachau, quien, tras su liberación en 1945, escribió una gran obra en busca del sentido de la vida, - si es que podía haber alguno después del horror del Holocausto, después de la Shoah-. En otra ocasión, esa vez en Berlín, unos amigos me invitaron a ir al campo de concentración para mujeres de Ravensbrück. No tuve ánimos de hacer el recorrido. Me acordaba con pesadumbre de los momentos vividos en aquel campo por Milena Jesenská, que Margaret Buber-Neuman, compañera de prisión, narra en su libro sobre la prisionera checa con la fuerza de quien fue su única confidente. Milena vivió una relación amorosa intensa con Franz Kafka, sobre quien el escritor checo escribió:  “es un fuego vivo como yo jamás había visto”-. Franz, arrastrado por el miedo, por la pusilanimidad, por  vacilaciones inauditas, terminó la relación con Milena, pero ésta lo siguió amando hasta su muerte en Ravensbrück.

Con motivo de la conmemoración de los 75 años de la liberación de los prisioneros que quedaban en el campo de concentración de Auschwitz, al término de la segunda guerra mundial, los recuerdos de Dachau y Ravensbrück, se agolpan en mi memoria. Tal vez tenía razón el filósofo alemán, de origen judío, Theodor Adorno : después de lo que pasó ahí, no hay lugar para la poesía. Es posible interpretar las palabras de Adorno como una hipérbole de un dolor insufrible. Pero lo que no se puede entender es que el exterminio de millones de judíos, gitanos, presos políticos, creyentes religiosos, no haya sucedido, como pretenden los seguidores del negacionismo del Holocausto.

Más columnas de opinión

José Consuegra

El día después

Como especie en la cima de la evolución de la naturaleza, hemos asumido equivocadamente un rol depredador, avasallando enormes extensiones de la tierra y poniendo en riesgo el equilibrio ecológico del mar, los ríos, los bosques, las selvas, en

Leer
Cecilia López Montano

Aislamiento inteligente

La última salida del presidente Duque ha despertado mi curiosidad y me imagino también la de muchos colombianos, atentos como estamos a la prolongación de la cuarentena a partir del 14 de abril. Resulta que ahora a raíz de las palabras del pre

Leer
Nicolás Renowitzky R.

¿Qué es un edificio solidario?

“Seamos un edificio solidario” es el nombre de una bellísima campaña promovida por la alcaldía distrital con la que se nos da la posibilidad a todos los que vivimos en apartamentos, para aportar en este momento tan duro y en el que la solid

Leer
Alberto Martínez

Educar en tiempos de pandemia

Ahora que la vida se ha “reducido” a un computador y una red de wifi, algunos profesores han llegado a suponer una era de mediocridad en la educación que asisten.

Estamos ante un riesgo, evidentemente.

Pero la presencialid

Leer
Ver más columnas de opinión
ALERTA 🔴 Con cerca de 2.000 muertos en 24 horas para un total de 12.722, EEUU se acerca a las cifras de los países peor golpeados por la pandemia 🔴 Trump anuncia "una suspensión muy poderosa" de pagos de EE.UU. a la OMS, tras acusarla de "estar muy centrada en China" 🔴 México reporta 2,785 casos de coronavirus, fallecimientos se elevan a 141 🔴 Argentina registra seis nuevas muertes por coronavirus y el total de contagios sube a 1.715 🔴 La pandemia de coronavirus deja más de 75.000 muertos en el mundo 🔴 Italia registra 3.039 nuevos casos de coronavirus en un día, la menor cifra diaria desde el 13 de marzo 🔴La OMS advierte que no tiene una recomendación general sobre el levantamiento de la cuarentena 🔴 Las víctimas por coronavirus en Reino Unido superan las 6.000 tras registrarse 854 fallecimientos en las últimas 24 horas 🔴 España registra 743 muertos en 24 horas y la cifra total de fallecidos se eleva a 13.798 🔴 La Liga española aspira a volver a jugar el 29 de mayo o el 6 de junio 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web